Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern bloquea la bolsa de plazas turísticas para iniciar el decrecimiento

Aprueba por decreto ley la nueva normativa de Turismo de Balears, que también permitirá a los hoteles crecer un 15% en edificabilidad a cambio de reducir sus plazas un 5%

Hoteles Mallorca

Las camas elevables que se impondrán en los hoteles no son la principal novedad de la nueva Ley Turística de Baleares. La normativa, que se ha aprobado esta mañana por la vía del decreto ley urgente, en un Consell de Govern extraordinario, implica importantes restricciones en materia urbanística, encaminadas al decrecimiento de las plazas turísticas en las islas. La más importante, con la entrada en vigor de inmediato de la nueva legislación, queda bloqueada la bolsa de plazas turísticas de Baleares, que es la que permite la apertura de nuevos establecimientos hoteleros o el alquiler vacacional en viviendas mediante la previa adquisición.

Relacionadas

En Mallorca, esta bolsa la conforman en la actualidad 7.413 plazas para alojamientos turísticos, y otras 7.217 para viviendas objeto de comercialización turística. La intención del Govern, con la aprobación de la nueva ley, es suprimir la totalidad de estas plazas en un futuro, de modo que se alcance el techo máximo de plazas con las que están actualmente autorizadas. Tendrá que ser el Consell de Mallorca, al que recientemente han sido traspasadas las competencias de ordenación turística, el que ejecute el decrecimiento.

Precisamente la necesidad de evitar la especulación urbanística es lo que ha pesado a la hora de decidir aprobar la nueva normativa turística de la Comunidad con la fórmula del decreto ley, que permite automáticamente el mencionado bloqueo de las bolsa de plazas y pretende evitar que se presenten solicitudes de autorización de nuevos establecimientos turísticos con adquisición de derechos. Este bloqueo afectará especialmente a la actividad del alquiler vacacional en viviendas.

Por otro lado, la nueva normativa de Turismo de Baleares también permitirá a los establecimientos de alojamiento turístico ya abiertos crecer un 15% en edificabilidad, a cambio de reducir un 5% su capacidad de ocupación. Es decir, los hoteles podrán modificar su volumen -sin aumentar la altura- para crecer en instalaciones comunitarias y/o servicios. No obstante, como contraprestación deberán perder un cinco por ciento de las plazas de que dispongan. También se les impondrán medidas que aseguren la sostenibilidad medioambiental.

Estas son las principales novedades que implica la nueva Ley Turística de las Illes Balears, cuyo redactado se terminó de consensuar ayer por la noche. El Ejecutivo autonómico ha llevado con sumo secretismo la negociación del articulado en los últimos días. El conseller de Turismo, Iago Negueruela, ha capitaneado las negociaciones con sus socios de gobierno del PSOE, y la normativa que regulará la principal actividad económica de las islas a partir de ahora cuenta con el consenso de Més per Mallorca y Podemos. Més per Menorca también ha dado su visto bueno, con lo que el texto a validar y tramitar posteriormente por el Parlament como proyecto de ley obtendrá la mayoría absoluta para ser refrendado. Está por ver la postura de los hoteleros, aunque todo apunta a que su oposición va a ser más bien light. Grandes empresarios como Gabriel Escarrer, del grupo Meliá, ya han respaldado públicamente y con sumos elogios la nueva legislación del Govern Armengol.

Consell de Govern extraordinario

El Ejecutivo ha convocado para primera hora de hoy un Consell de Govern extraordinario, que ha dado el visto bueno al levantamiento de las restricciones vigentes por la pandemia de la covid 19 -la exigencia del certificado que acredite la vacunación para acceder a determinados lugares y eventos-. A su vez, los consellers han aprobado por decreto ley la nueva ley Turística, que será explicada en una rueda de prensa.

Hasta ahora, solo ha ido trascendiendo la pata más social y medioambiental de dicha ley, referida a la obligatoriedad de los establecimientos turísticos de adaptarse a medidas de sostenibilidad y reducción de cargas de trabajo. La iniciativa más llamativa consiste en la imposición de camas elevables, que eviten o contribuyan a mitigar, según estudios médicos, los efectos negativos sobre la salud de las kellys.

Sin embargo, será hoy cuando se dé a conocer el grueso de la normativa turística que regirá de ahora en adelante.

Compartir el artículo

stats