Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escarrer refrenda la ley turística: «Se deben sumar todos los hoteleros

El consejero delegado de Meliá rechaza que sea «precipitada» por el plazo de seis años para instalar las camas elevables y las ayudas públicas

Armengol con Gabriel Escarrer en el hotel Meliá Marina, en Palma. guillem bosch

La crisis de la covid lleva al sector turístico a «replantearnos el modelo de negocio», reconoce el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, y la necesidad de ser «extremadamente competitivos, por lo que ayer volvió a refrendar la futura ley turística del Govern. «Se deben sumar todos los hoteleros, incluso los independientes», a las medidas que se impondrán, entre ellas la implantación de camas elevables en los hoteles. A su juicio, la norma «no es precipitada en absoluto».

Escarrer ejerció de anfitrión de la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el hotel Meliá Marina, en el paseo Marítimo, donde se presentó un estudio elaborado por el Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (IBASSAL) y Meliá Hotels International, según el cual las camas elevables reducen en más de un 50% los accidentes laborales de las camareras de piso. En ese establecimiento de la hotelera se implantaron ese tipo de camas hace 21 años.

Ante las críticas de representantes del sector hotelero, que cuestionan que el Ejecutivo Armengol obligue con la futura norma balear a toda la planta hotelera al reemplazo de camas o la eliminación de las calderas de fuel oil, entre otras medidas, Escarrer considera que «no es ni mucho menos precipitado». El hecho de que se fija un plazo de seis años es «un tiempo más que holgado» para que las empresas con dificultades financieras tras dos ejercicios de crisis puedan llevarlas a cabo. Sin querer entrar «en polémica», asegura que «si encima van acompañado de subvenciones o fondos Next Generation no creo que haya excusa alguna», apostilla.

"Si queremos seguir siendo líderes tenemos que ser referentes en bienestar de los trabajadores»

Francina Armengol - Presidenta del Govern

decoration

Para el vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá, el know-how turístico de Balears tiene que sumar la experiencia en prevención laboral, donde hay «mucho conocimiento», para extrapolarlo a otras comunidades autónomas y a nivel mundial y ser un «referente». Y en ese sentido abundó la presidenta del Govern, porque «si queremos seguir siendo líderes» como destino y en turismo de calidad, hay que «asumir retos», como la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad, siendo «referentes en bienestar» de los trabajadores y también con «un impacto positivo en el territorio».

"No creo que haya excusa para en seis años llevar a cabo el cambio de las camas, es un tiempo holgado»

Gabriel Escarrer - Consejero delegado de Meliá

decoration

El 27% de las enfermedades profesionales de hostelería en Balears las padecieron en 2019 las camareras de pisos, en gran medida causadas por sobresfuerzos, aseveró Armengol. De ahí que el «esfuerzo inversor» que conlleva específicamente el reemplazo de las camas irá acompañado de una inversión de 15 millones de euros.

En relación al cuestionamiento de la idoneidad de las camas elevable , criticado por la Asociación Española de Directores de Hotel en Balears o desde la propia patronal Caeb, el conseller Iago Negueruela descalificó sus críticas porque deberían ir «avaladas científicamente». El titular de Modelo Económico, Turismo y Trabajo entiende que «en la lógica de la discusión» entran los plazos de implantación o las ayudas, pero no el beneficio para la salud de las kellys y achaca esos comentarios a quienes «no han hecho muchas camas de forma reiterada durante 20 años».

Sobre las elevadas sanciones que prevé la ley, Negueruela alega que «las obligaciones, guste o no», llevan aparejada infracciones para que no compense eludirlas.

Desde el sector de las camas, explica el conseller, se ha transmitido al Govern que hay capacidad para abastecer la demanda de pedidos. Además, se les está planteando a los fabricantes que ajusten los precios, a lo que se están mostrando «sensibles».

Compartir el artículo

stats