Los sindicatos representados en la mesa sectorial de Sanidad denunciaron ayer la «vulneración de derechos» por parte del Servei de Salut de Balears, IB-Salut, porque no respeta la representación legal de los trabajadores, ni los derechos de libertad sindical y negociación colectiva.

SATSE, CSIF, USAE, FSP-UGT, Simebal y CCOO han hecho una advertencia conjunta y por carta al IB-Salut por lo que califican de «situación insostenible de la negociación y la representación legal de los trabajadores en el sector sanitario», informaron en un comunicado.

En un escrito dirigido al director genera, Juli Fuster, denuncian la falta de respeto a la representación legal de los trabajadores y la vulneración de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva, con falta de convocatoria de los órganos de negociación y ausencia de altos cargos con capacidad de decisión en estos foros que afectan a los 18.000 empleados de la sanidad pública balear.

Detallan que la mesa sectorial de Sanidad solo se ha convocado dos veces en 2021, «a pesar de la grave crisis sanitaria y la situación que se vive en el ámbito sanitario desde principios de 2020», y cuando el reglamento de la mesa insta a reunirla cada mes y obliga a una convocatoria trimestral.

Advierten además que, ante la escasez de convocatorias, los asuntos a tratar se van acumulando, con más de 20 puntos en la reunión del pasado 8 de octubre, lo que hace «absolutamente inoperativas y estériles las reuniones».

Denuncian la falta de una «negociación efectiva», que aseguran que está dando lugar de facto «a la desregulación normativa del sector», que los sindicatos califican de «extremadamente grave».

Dicha situación afecta a materias como la ordenación de los recursos humanos, de los permisos y licencias del personal, de las instrucciones de nóminas y materia retributiva, de las ofertas de empleo y concursos de traslados, de la movilidad interna, promoción interna y comisiones de servicio, la carrera profesional, la normativa de prevención de riesgos laborales y de igualdad.

Como ejemplo de la «ausencia total de negociación», la mesa sectorial ha alcanzado un único acuerdo sobre el reglamento que regula el permiso por cuidado de hijo con cáncer u otra enfermedad grave. Denuncian que el IB-Salut está «supliendo la legítima negociación por el abuso ilegítimo de las denominadas ‘notas internas’», un formado que tildan de «opaco» y que supone dictar unilateralmente instrucciones a las gerencias «en materias cuya negociación es de obligado cumplimiento».