Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumenta el control sobre los taxis ‘piratas’ en el aeropuerto de Palma para frenar tensiones

El Govern pide a los taxistas que eviten enfrentamientos que perjudiquen la reactivación turística

El sector del taxi exige que no se le ‘roben’ los clientes.

La conselleria de Movilidad va a intensificar durante este fin de semana las inspecciones en el aeropuerto de Palma destinadas a detectar la actividad de empresas ‘piratas’, para frenar así la escalada de tensiones que desde hace semanas se están viviendo con los taxistas y que amenazaban con desencadenar un enfrentamiento entre ambas partes. En cualquier caso, el director general de Transportes, Jaume Mateu, ha hecho un llamamiento al colectivo del taxi para que evite cualquier conflicto que pueda dañar la imagen turística de Mallorca en un momento en el que se están haciendo intensos esfuerzos para reactivar la temporada, recordando que cualquier actuación que pueda desincentivar la llegada de visitantes perjudica al conjunto de Balears.

Ante las reiteradas denuncias de los taxistas respecto a la actividad ilegal de algunas empresas de microbuses, expuestas por el presidente de Taxis-PIMEM, Gabriel Moragues, la Conselleria ha decidido finalmente elevar la presencia de inspectores durante este fin de semana, a la espera de determinar si es conveniente prolongar esta medida durante algunas jornadas más.

Además, Jaume Mateu pone en valor la colaboración que el aeropuerto va a mantener en relación a este tema, con la presencia de personal de seguridad privada junto a la salida de la planta de llegadas.

La escalada de tensiones se explica por la decisión de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), en el actual contexto generado por la covid-19, de limitar la entrada en la terminal a las personas que viajan, a las que acompañan a menores o a aquellas que disponen de oficinas o locales en el interior, y de centralizar la salida de pasajeros en un mismo punto, junto a la parada de taxis.

El Govern pide a los taxistas que mantengan la calma para no perjudicar el inicio de la temporada turística

decoration

Eso ha hecho que la actividad ‘pirata’ de captación ilegal de clientes en la zona por parte de algunas empresas de microbuses se esté produciendo a escasos metros de los taxistas y a la vista de éstos, lo que ha disparado la indignación entre un colectivo que ante estas prácticas considera que se le está «robando» parte de su clientela en unos momentos en el que los ingresos del sector son muy inferiores a los que tenía antes de la pandemia.

Ante esta situación, y para evitar que el conflicto vaya a más, el director general de Transportes asume ese aumento de la vigilancia, pero recuerda a los taxistas que en este momento la prioridad de los cuerpos policiales es vigilar que se respete la normativa sanitaria, lo que limita su margen para colaborar en el control de la piratería.

Daño a la imagen turística

Además, Jaume Mateu recuerda el daño a la imagen de la isla generado por el megabrote vinculado a los viajes de estudios, y ruega al sector «tranquilidad» para que no se desencadene ningún conflicto que pueda perjudicar aún más el inicio de la temporada turística.

El portavoz de Son Sant Joan, Diego Llorca, confirma que ese punto más conflictivo contará con más vigilancia para garantizar la fluidez en la salida de pasajeros y que se ha instalado un nuevo acordonamiento para delimitar mejor la zona de los taxistas, y aunque subraya que AENA no tiene competencias en la lucha contra la piratería, sí se felicita por que esas medidas ayuden a ello.

Compartir el artículo

stats