50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Calvià reivindica el uso público de Rafaubeig, su mayor ‘pulmón’ costero

Aprobada una moción de Podem-Més que pide que Defensa ceda estos terrenos al ministerio de Transición Ecológica para garantizar su protección

Obras de vallado en Rafaubeig. Juan Luis Iglesias

El futuro del enorme pulmón verde costero de Rafaubeig (Calvià), propiedad del ministerio de Defensa, ha sido motivo de preocupación de los gobiernos progresistas del municipio en la legislatura actual y la anterior. La posibilidad de abrirlo al público y reforzar su protección para alejar cualquier tentación urbanizadora constituye una gran apuesta estratégica de la administración municipal. 

En el pleno de este jueves, se dio un nuevo paso en este sentido, con la aprobación de una moción presentada por Podem-Més, que insta al Gobierno central a que Defensa ceda ese terreno al ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. También solicitaba que Madrid paralice la posible venta de espacios naturales de Balears que hayan sido desafectados por Defensa.

De lo que se deduce de una respuesta oficial a las preguntas formuladas por el senador Vicenç Vidal, de Més per Mallorca (que forma parte del Grupo de Izquierda Confederal), el Ejército no tiene intención de vender esta parcela. Pero el ayuntamiento de Calvià no quiere que haya sorpresas en los próximos años, teniendo en cuenta el precedente de la batería costera de Cap Blanc, que fue sometida a un proceso de enajenación y que se puso a la venta por parte su nuevo propietario. 

Valor medioambiental

La moción recordaba que la oferta inmobiliaria de grandes espacios naturales «hasta ahora bien conservados y con un importante valor ecológico podría tener consecuencias urbanísticas, ambientales, paisajísticas y sociales». «Hace meses que se publicita en portales inmobiliarios la antigua batería de costa de Cap Blanc, y la pasada primavera se llevaron a cabo obras de cierre en la batería de costa de Rafaubeig, que podría seguir pronto el mismo camino. Los dos espacios son de altísimo valor medioambiental, amparados por figuras de protección de la UE (son Zona de Especial Protección para las aves y Lugar de Importancia Comunitaria), y que podrían acabar siendo transformadas por instalaciones turísticos», sostenía la moción.

«Queremos que este espacio sea natural y público», enfatizó el regidor de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Memoria Democrática, Rafel Sedano, quien defendió la moción y recordó que este año, tal y como informó este diario, se realizaron labores de vallado en Rafaubeig por parte de Defensa, generando preocupación entre vecinos y movimientos ecologistas por la posibilidad de que se estuviese preparando su venta.

«Hay que continuar protegiéndolo y que sea de visita pública. Pedir que no se enajene es bueno. Pedimos que pase al ministerio de Transición Ecológica. Es un tema de hacerlo de uso público, de protección de la zona y de evitar posibles tensiones urbanizadoras», manifestó el alcalde socialista Alfonso Rodríguez Badal. La oposición respaldó la moción, con la excepción de Vox. Su portavoz, Esperanza Catalá, aseguró que la iniciativa evidenciaba «fobia» al Ejército «cuando se tendría que agradecer a los militares que no se ha construido nada en estos espacios naturales».

La formación de ultraderecha protagonizó otro desmarque en el pleno al no suscribir una declaración presentada por Unicef con motivo del Día Mundial de la Infancia y en defensa de los derechos de los menores. 

Compartir el artículo

stats