Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al Mallorca le sientan mal los parones

El conjunto bermellón ha perdido los tres partidos que ha disputado después de la interrupción por los compromisos internacionales de la selección

Efe

Al Mallorca le conviene que la Primera División jamás descanse. Ni que se detenga por nada. O al menos así lo demuestran sus números cuando llegan los parones por compromisos internacionales de la selección española. Se le están indigestando hasta el punto de que ha perdido los tres partidos que ha disputado después de regresar de un fin de semana de descanso.

Quizá es casualidad, o quizá no, pero la realidad es que ha sumado cero puntos de nueve posibles, un balance que lo dice todo. Es cierto que las citas siempre han sido fuera de casa, una circunstancia en la que sustancialmente presenta peores números que cuando actúa como local. Sin embargo, si la mirada se amplía hay un dato curioso. El Mallorca no ha perdido ninguno de los encuentros que había antes de disfrutar de unas pequeñas vacaciones. Es como si quiera dejar los deberes hechos para disfrutar de algunos días de asueto con un buen sabor de boca y sin nervios por las urgencias clasificatorias. En este caso ha sumado siete de nueve. Pero mejor ir por partes.

El parón de septiembre llegó con un triunfo que inyectó mucha credibilidad al proyecto que justo daba sus primeros pasos en la elite. Tumbó al Espanyol de Vicente Moreno con un tanto de Dani Rodríguez (1-0). Pero dos semanas después, cuando se volvió a calzar las botas, perdió ante el Athletic de Bilbao en el Nuevo San Mamés (2-0). Las buenas sensaciones ante los ‘pericos’ no se repitieron en un duelo en el que estuvo lejos de su mejor versión y en el que acabó claudicando en la segunda mitad de Dani Vivian e Iñaki Williams. El Mallorca también dio una de cal y otra de arena en el siguiente mes. Venció al Levante con un gol de Ángel, en el que sigue siendo el último triunfo en lo que se lleva del campeonato. Y eso que se jugó el día 2 de octubre. Y catorce días después también lo hizo bien en su visita a San Sebastián, aunque no fue suficiente. Porque ante el entonces líder de la Primera División, con una sensacional primera parte, no supo aprovechar su superioridad numérica durante los últimos cuarenta y cinco minutos por la expulsión de Ahien y acabó cayendo en el noventa con una diana de Lobete (1-0). Ni siquiera la Real Sociedad se lo podía creer.

No obstante, peor ha sido lo de noviembre. Evitó la derrota en el último suspiro ante el Elche gracias a un certero cabezazo de Maffeo en un choque en el que tampoco estuvo fino y en el que Lucas Boyé anotó un doblete que, hasta el milagro en el descuento, dejaba sin efecto el que había anotado de penalti Salva Sevilla (2-2).

Curiosamente los bermellones siempre han puntuado antes de marcharse unos días de descanso obligados

decoration

Sin embargo, la peor imagen después de un parón la dio el lunes en el Estadio de Vallecas. Los bermellones fueron aplastados de principio a fin por un Rayo muy superior (3-1). A los veinte minutos Sergi Guardiola y Álvaro ya se habían puesto las botas y Trejo, después sentenció. Abdón maquilló el electrónico, pero la realidad es que quedó claro que descansar no le sienta bien. Y hay ejemplos que lo confirman.

Club

El Mallorca anunció ayer que Manolo Reina ya es el portero que ha sido más veces capitán del equipo en partidos oficiales en los 105 años de historia del club. El cancerbero malagueño, con 113, supera las 112 de una de las leyendas bermellonas, Ezaki Badou. Reina, que alcanzó esta cifra en Vallecas, cumple su quinta temporada consecutiva en Son Moix, defendiendo la meta en Segunda B, Segunda y Primera División. Ezaki fue el dueño de la portería entre 1987 y 1992.

Resultados tras los parones ligueros 

Athletic 2 - 0 Mallorca

Real Sociedad 1 - 0 Mallorca

Rayo Vallecano 3 - 1 Mallorca

Compartir el artículo

stats