Agricultura en Mallorca: El esfuerzo colectivo robustece y afianza los cultivos ecológicos

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción para llegar a grandes consumidores y reducir el gasto energético

La agricultura ecológica apuesta por nuevos métodos de producción. | APAEMA

La agricultura ecológica apuesta por nuevos métodos de producción. | APAEMA / rosa ferriol. Porreresdasdasdasd

Rosa Ferriol

Rosa Ferriol

El esfuerzo colectivo afianza los cultivos ecológicos. La Associació de la Producció Agrària Ecològica de Mallorca (APAEMA) en colaboración con la cooperativa Pagesos Ecològics de Mallorca (PEM) descorcha este 2023 el último año de su proyecto piloto sobre nuevos métodos en producción de huerta ecológica, una iniciativa que arrancó en 2020 con el fin de «explorar horizontes en colectividad» y nuevos canales comerciales pero también de reducir el gasto energético y contribuir así en la lucha contra el cambio climático.

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción / Apaema

El director técnico de APAEMA, Nofre Fullana, explica que la iniciativa se gestó en plena pandemia y fue en septiembre de 2020 cuando recibió una ayuda del Fogaiba de 175.000 euros para desarrollar el proyecto durante tres años, lo que suponía el 90% del coste total.

«Los payeses tenían mucha demanda pero todos necesitaban productos de otros productores porque no daban abasto para atender la demanda. Así, surgió la necesidad de coordinarlos. Nos tuvimos que poner de acuerdo porque los agricultores querían llegar a todos los consumidores pero a la vez querían abastecer a grandes consumidores como comedores escolares o supermercados. Así, presentamos el proyecto piloto al Fogaiba y en septiembre de 2020 nos concedieron la ayuda», recuerda Fullana. Dos años después de su puesta en marcha, la experiencia piloto es alentadora. Así, los payeses que forman parte del proyecto tienen «ganas y fuerzas» para consolidar esta iniciativa como una alternativa transformadora que los ayude a complementar la viabilidad económica de sus explotaciones.

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción / Apaema

«Ya llevamos dos años de proyecto y el balance es que este grupo de productores está muy consolidado», celebra Fullana que recuerda que a raíz de este proyecto ha nacido una sección de huerto dentro de la cooperativa Pagesos Ecològics de Mallorca integrada por una docena de payeses y payesas. «Queda un año del proyecto piloto pero la intención es continuar con esta colaboración y trabajar en colectividad para poder abastecer a grandes consumidores», avanzan desde APAEMA.

El proyecto cuenta con un coordinador de las ocho fincas que supervisa la calidad mientras que un técnico de campo es el encargado de planificar los cultivos y de su control para que se puedan abastecer las demandas de los grandes consumidores. Una tercera personase encarga de visitar las explotaciones para controlar el ahorro de agua y el ahorro energético logrado gracias a esta colaboración.

«Luchar contra el cambio climático es el objetivo de este proyecto. Es decir, hacer una agricultura ecológica y abordar toda la cadena agroalimentaria desde la producción hasta llegar al consumidor de una manera lo más eficiente posible, optimizando rutas de transporte, consumo de agua, energía...», desgrana Fullana.

¿Cómo funciona?

Para explicar el funcionamiento, APAEMA recurre a un ejemplo. En vez de producir las ocho explotaciones cebolla, lo hacen las dos o tres fincas que tienen la tierra mejor para cosechar este producto. Otro ejemplo es que si una finca tiene más agua, es la elegida para dedicarse a los cultivos que requieren más riego para poder ahorrar agua en la parte de producción. En el caso del almacenaje del producto, en vez de cada uno guardar sus productos en su cámara frigorífica, colaboran y se guardan los productos del proyecto en una misma cámara. «Es muy potente el ahorro energético logrado en este sentido», apunta Fullana. En el caso de la distribución, también se hace de forma colectiva. Es decir, los productores llevan sus productos a un determinado punto y luego una furgoneta los reparte o la furgoneta pasa por todas las fincas y luego hace el reparto. «Vamos comparando los distintos métodos», puntualiza.

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción

APAEMA y Pagesos Ecològics de Mallorca llevan a cabo un proyecto piloto sobre nuevos métodos de producción / Apaema

Eso sí, apunta Fullana, cada explotación continúa con su propio modelo, que combina con la cooperativa. Es decir, este proyecto piloto es un añadido. Cada uno continúa su día a día pero «hace un extra» para el grupo. «Este proyecto no sustituye ninguna línea de comercialización que tenía la explotación», aclara.

La mayoría son fincas familiares o de dimensiones pequeñas. Trabajan en sus modelos de producción y venta, por lo tanto, planificar dos o tres cultivos por payés y temporada es razonable. Así, explica Fullana, «cada agricultor que participa en el proyecto, cultiva un poco más, que es lo que aporta al proyecto. Este plus es lo que nos permite abastecer a los grandes consumidores como comedores escolares».

Suscríbete para seguir leyendo