Sin incidencias las primeras horas desde el cierre perimetral del núcleo urbano de Manacor. Desde las 00.00 horas de este jueves, cuerpos de seguridad patrullan y controlan los accesos a Manacor para velar el cumplimiento de las nuevas restricciones, que limitan la entrada y salida en el núcleo urbano salvo para asistir al médico, al trabajo; a centros docentes y educativos o a cuidar de mayores o dependientes, entre otros.

Durante los controles de este jueves, los agentes han informado a los conductores de las nuevas restricciones, sin levantar ningún acta de sanción. "Hoy, al ser el primer día, solo informamos", asegura un policía, que añade que el 80% de las personas que ha parado disponía de un papel que justificaba su desplazamiento. "La mayoría son personas que van o salen de trabajar", indica.

El guion siempre es el mismo: "Alto", "¿ adónde se dirige?", "documentación, por favor", "puede continuar". En la mayoría de casos, se trata de personas que se movilizan para ir a trabajar, al médico o llevar a sus hijos a la escuela.

"De momento está siendo una mañana tranquila", comenta otro agente, mientras sus compañeros continúan parando vehículos. Cabe recordar que el decreto, que entró en vigor la pasada madrugada y que durará al menos quince días, restringe la entrada y salida en el núcleo urbano salvo para asistir al médico, al trabajo; a centros docentes y educativos o a cuidar de mayores o dependientes. También se permite ir al banco, a actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales, hacer trámites administrativos inaplazables, exámenes y por causa de fuerza mayor.  

Además de los controles policiales, la restricción de movimientos va acompañada de cribados voluntarios a personas de entre 25 y 45 años y a cuidadores y de un plan de acción comunitaria con visitas a domicilios para detectar posibles necesidades y ayudar a las familias a hacer un aislamiento correcto, visitas a comercios y puntos de información en la calle.

El confinamiento se ordenó después de que en Manacor la incidencia acumulada a 14 días se haya situado en 458 casos por 100.000 habitantes, la más elevada de Baleares; y la tasa de positividad sea del 14,3 %, según los datos de la conselleria de Salud.

El confinamiento empieza en Manacor con silencio y calles desiertas