Calvià

La exportavoz del PP de Calvià liderará un nuevo partido a nivel municipal

La formación Alianza por Calvià se registrará hoy ante notario y, entre los fundadores, figuran dos ediles más del Partido Popular, que se darán también de baja - Luisa Jiménez ha sido la líder oficiosa a nivel local durante casi toda la legislatura

Iñaki Moure

Iñaki Moure

La exportavoz del PP de Calvià y actual regidora, Luisa Jiménez, lidera la creación de un nuevo partido político en el municipio, en una decisión que culmina la división interna que han sufrido los populares durante toda esta legislatura en que han estado en la oposición.

La formación se llama Alianza por Calvià, nace con la intención de concurrir a las próximas elecciones municipales y está previsto que este miércoles por la mañana sus promotores la registren ante notario. Entre los fundadores, además de Jiménez, figuran otros dos regidores actuales del PP, Antonio Alarcón, y Silvia Cuadrillero.

Según explican fuentes de la formación a nivel local, Jiménez, Alarcón y Cuadrillero se darán de baja hoy del Partido Popular. De esta forma, el grupo municipal popular se quedará sólo con dos ediles para lo que resta de mandato: Rosa García y Loli Godoy.

En el trasfondo de esta fractura final del PP de Calvià tras cuatro años de desencuentros personales y episodios de bajas de afiliados, se encuentra el malestar que generó en una parte del partido el nombramiento desde Palma del futuro candidato a la alcaldía, Juan Antonio Amengual.

Celebración de primarias

Jiménez y el sector de la junta local que le apoya expresaron entonces su asombro al enterarse por la prensa de esta designación, después de haber estado pidiendo insistentemente que se celebrasen unas primarias, para que los afiliados se pronunciasen sobre quién debía ser el candidato.

De hecho, al conocer esa noticia, Jiménez, quien había expresado su voluntad de encabezar la candidatura, presentó su dimisión como portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento.

Otra consecuencia política fue la baja que tramitaron unos 150 afiliados, que lamentaron que se hubiese «ignorado» su voluntad de «votar la renovación de la junta local» y de «poder elegir al candidato» a la alcaldía.

«Desde hace más de un año, la junta insular, a cargo de la gestión en Calvià, no ha celebrado ni una sola junta de afiliados para informarnos de nada. Ni siquiera cuando la dirección regional decidió disolver la junta gestora y puso a la insular al cargo. Nos tuvimos que enterar por la prensa», argumentaron en un escrito registrado en la sede del PP balear, en Palma.

La ruptura con esta facción del partido se producía tras otros episodios de divisiones internas en esta legislatura protagonizado por el sector opuesto al liderazgo oficioso que asumió Jiménez tras la renuncia de José Manuel Ruiz en 2019 y que, a su vez, propició la formación de una nueva y efímera plataforma política.

«Numerosos simpatizantes»

En varias declaraciones públicas, la exportavoz del PP de Calvià había manifestado que no tenía previsto abandonar el partido. Desde el círculo de confianza de Jiménez, se apunta como factor decisivo para el cambio de opinión el hecho de que «numerosos afiliados y simpatizantes» le animasen a liderar una nueva formación, al considerar que el PP de Calvià les había dejado de representar políticamente.

La dirección balear del Partido Popular confiaba en Amengual - un profesional procedente del sector turístico, sin ningún pasado político y con buen talante personal- para unificar el partido a nivel local. «Al tener mi expediente en blanco, eso me permite aunar al partido. Quiero cohesionarlo y recuperar a todo el mundo. Hacer borrón y cuenta nueva», aseguró en una entrevista a este diario.

En las últimas semanas, se había transmitido la imagen de que la unidad se había recuperado, con Jiménez y los ediles que le apoyan compareciendo incluso junto con Amengual en una rueda de prensa. Al parecer, sin embargo, ese acercamiento quedó congelado al abordar el tema de las listas electorales para la cita del 28 de mayo, en que, según fuentes del partido, sólo se admitía la inclusión de Jiménez y en un puesto bastante atrasado, sin presencia de los ediles afines a ella.

Con la aparición de Alianza por Calvià, el centro-derecha concurrirá de esta manera especialmente dividido a las urnas en Calvià, una fragmentación que ya sufrieron los partidos a la izquierda del PSOE en 2019.