Los vecinos afectados por las carreras ilegales en la Serra: "Estamos condenados a ver muertos en la carretera"

“Las medidas contra el ruido están establecidas. Solo hace falta que se apliquen", aseguran desde la plataforma Indignats Ma-10

Los vecinos afectados por las carreras ilegales en la Serra de Tramuntana: "Estamos condenados a ver muertos en la carretera"

Los vecinos afectados por las carreras ilegales en la Serra de Tramuntana: "Estamos condenados a ver muertos en la carretera" / R.F.

Rosa Ferriol

Rosa Ferriol

La plataforma de Indignats Ma-10 ha traducido el “infierno” que viven en un vídeo para alertar a la población del “delito múltiple” que se está cometiendo mientras las instituciones se ponen de “perfil” ante una realidad que es que la carretera de la Serra sirve de “circuito de carreras ilegales de motos y coches tanto de día como de noche las 365 días del año”.En la rueda de prensa posterior a la presentación del vídeo, desde la plataforma han querido dejar claro que esta nueva acción (que se suma al corte de la carretera de Banyalbufar del pasado 14 de octubre) se trata de un “grito de desesperación” porque la situación para los vecinos es insostenible.

De hecho, dejan claro que uno de los problemas es que los propios moteros están completamente convencidos que “las señales de tráfico no van con ellos porque nunca nadie les ha dicho nada”. “Cuando bajaron a 60 km/h la velocidad en la Serra, la reacción fue de pintar un 160 en la señal”, critican los vecinos. De hecho en el vídeo aparece un motorista que asegura que lleva 25 años dando gas y nadie le ha dicho nada. “Es como si un cazador como paga sus impuesto se pone a disparar por doquier”, razonan en modo irónico desde la plataforma tras sentenciar que las carreras ilegales son “el mayor atentado ecológico que ha sufrido Mallorca”.

En la Ma-10 hay un 800% más de accidentes mortales de motos que en todas las carreteras de la isla

La plataforma lleva años trabajando y aportando posibles soluciones pero el ninguneo de las instituciones les ha llevado a pasar a la acción. “Las medidas contra el ruido están establecidas. Solo faltan que se apliquen. Las autoridades no actúan porque no quieren porque creo que no hay muchos motoristas que estén dispuestos a pagar una multa de 12.000 euros porque circular superando los decibelios permitidos en zonas sensibles y protegidas conlleva esta sanción”, aseguran en la plataforma que tienen claro que si esto se aplicara, no sería difícil luchar contra esta lacra.

Cortan la carretera de la Serra en protesta por las carreras de motos

Manu Mielniezuk

Imágenes

“Las imágenes del vídeo hablan por sí solas. Estamos condenados a ver muertos en la carretera. No es nada agradable. En el Mirador de ses Barques hay un accidente semanal. ¿Cómo puede ser que no se pare? En la Ma-10 hay un 800% más de accidentes mortales de motos que en todas las carreteras de la isla”, lamentan los vecinos que recuerdan que en la carrera de la Pujada al Puig Major algunos residentes en la zona tuvieron que soportar ver como gente que acampaba cortaba rejillas de su propiedad para poder instalarse. “Algunos, incluso, vienen con motosierras para cortar las ramas de los olivos si les bloquean la visibilidad de la carretera”, lamentan desde la plataforma que pide ayuda a la ciudadanía para luchar para que se paren las carreras ilegales firmando en la campaña emprendida en Change.org. “El 95% de la Serra está en manos privadas. Son estos pequeños propietarios los encargados de cuidar la Serra. No la cuidan ni el Consell ni el Govern”, zanjan.