Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La montaña del Castell de Alaró, que pretende comprar el Consell, en venta en una inmobiliaria

La finca está valorada en 2,5 millones de euros, mientras el organismo insular quiere adquirirla con la ecotasa y ha tasado la operación en algo más de un millón cien mil

Imagen de la propiedad en venta en la web de la inmobiliaria.

«Se vende la montaña del castillo de Alaró». Así anuncia en internet una inmobiliaria la venta de la propiedad privada que rodea las zonas de titularidad pública donde se encuentran las murallas –en manos del Estado– y el oratorio y hospedería –inmatriculadas por el obispado–. Se trataría de una operación más si no fuese porque el Consell de Mallorca pretende comprar el próximo año los 530.000 metros cuadrados de terreno con dinero de la ecotasa. El organismo insular ha tasado la operación en algo más de un millón cien mil euros, pero el precio al que sale al mercado es de dos millones y medio.

De esta forma se da una vuelta de tuerca más al complejo proceso para convertir el histórico complejo en un espacio público. En 2020 ya estaba tomada la decisión de comprar por el precio citado. Sin embargo, con la llegada de la Covid–19, el Govern decidió retirar la partida presupuestaria para destinar el dinero a las necesidades derivadas de la pandemia. Hace un mes, el Consell reemprendió la operación e incluyó la adquisición en la lista de inversiones a financiar con la recaudación de la ecotasa.

En paralelo, el Consell lleva años negociando con diversos ministerios de Madrid la cesión de la zona de la montaña en la que se ubican las murallas. Pese a los avances registrados y a que ya se ha anunciado en varias ocasiones que el proceso burocrático finalizaría a finales de año, de anteriores y de este, la operación sigue sin cerrarse.

El movimiento de la propiedad, la familia Ordinas, al publicitar la venta a través de una inmobiliaria puede tener varias lecturas. Por una parte, avanzarse al Consell y traspasar la finca a alguien que pague un precio que más que duplica la oferta pública. Por otra parte, podría tratarse de una forma de presión para que el Consell cierre una negociación sobre la que existía un acuerdo entre las partes, pero que ya acumula tres años de demoras.

El anuncio de Living Blue advierte de que se trata de «una emblemática finca rural de uso agrícola… con espectaculares vistas a toda la isla». Informa de la existencia de un edificio agrícola de unos 130 metros cuadrados «al que se accede por un camino asfaltado». Esta edificación fue objeto de una sanción y un pleito porque, pese a tener licencia como ‘sestadors’, los agentes de medio ambiente detectaron indicios de un presunto uso como vivienda. La propiedad tuvo que demoler las paredes interiores para legalizarla.

Imagen de la propiedad en venta en la web de la inmobiliaria.

El terreno se extiende por la parte superior de la montaña y por la ladera sur que está a los pies de los acantilados. Es fruto de la división en tres partes de la possessió de es Verger y su reparto entre la familia del anterior propietario. Tiene una parte boscosa en la meseta del monte y en la zona conocida como es Bosquet, por la que transcurre el camino a pie que conduce hasta el castillo. Según el anuncio, también tiene «más de quinientos árboles de oliva aptos para la propia producción de aceite».

Sorprende que entre las fotos que acompañan el anuncio se incluya una de la explanada situada frente al oratorio de la Mare de Déu del Refugi. Este terreno y los edificios que incluye están inscritos a nombre del Obispado y su gestión corre a cargo de una fundación en la que se integran la propia Iglesia, el Consell y el Ayuntamiento de Alaró. El resto de imágenes son muy generales de la montaña.

El texto finaliza con un «se escuchan ofertas». Queda por conocer si la del Consell será suficiente o si alguien pondrá más dinero sobre la mesa y frustrará los reiterados intentos de que la finca que rodea el Castell sea pública.

Compartir el artículo

stats