El Ayuntamiento de Palma recibirá un total de 27,4 millones de euros procedentes de los fondos europeos Next Generation para mejorar la movilidad sostenible, "una grandísima noticia por ser una cantidad inmensa que ayudará a avanzar hacia una ciudad verde".

Así lo ha explicado en rueda de prensa el alcalde de Palma, José Hila, quien ha detallado que se trata de "prácticamente el 100 por cien" de la financiación que solicitó el Consistorio, "lo que quiere decir que Europa reconoce que los proyectos de Palma van en línea con lo que piden".

En total serán 28 actuaciones las que se verán beneficiadas por esta cuantía, algunas ya empezadas y otras en proceso de ejecución. Todas deberán estar licitadas antes del 30 de abril de este año y acabadas antes del 30 de diciembre de 2024. "Creemos que podremos cumplir con estos plazos porque muchos proyectos se han presentado maduros", ha recalcado Hila.

Proyectos financiados con los fondos Next Generation

Entre las actuaciones que se financiarán con los fondos europeos, se encuentra la creación de una zona de bajas emisiones (904.275 euros) en el centro de Palma que, por ley, son obligatorias en ciudades de más de 50.000 habitantes, ha recordado el alcalde.

Además, se implantará la ORA ambiental (3,37 millones de euros) "para bonificar a los vehículos menos contaminantes", algo que ya se hace con los eléctricos, y se financiarán las ampliaciones de aceras, como las que se están llevando a cabo en las calles Temple, Ramon Llull y Antoni Planas (311.556 euros) o el proyecto en Son Dameto (255.000 euros).

Asimismo, se financiará la peatonalización de los barrios, como por ejemplo el de Nuredduna (1,57 millones). "Europa pagará Nuredduna, es decir, el eje cívico de Nuredduna entra de pleno en lo que pide Europa", ha insistido el alcalde, un hecho sobre el que se ha mostrado "muy contento".

Por otro lado, los fondos europeos permitirán implantar mejoras de accesibilidad en las paradas de la EMT (2,07 millones) y mejoras en su servicio (cerca de 2 millones), como recargar la tarjeta ciudadana a través de Internet o mejorar las pantallas informativas, y financiarán el proyecto Bici Palma (cerca de 3 millones).

Además, se comprarán 12 buses eléctricos (1,2 millones) para incorporar a la flota de la EMT y camiones de recogida de basura (720.000 euros), también eléctricos, que serán "los primeros de Emaya".

"Estamos trabajando por una ciudad más sostenible, saludable y pacífica, y hemos conseguido la financiación, probablemente somos la ciudad de España que más fondos recibirá, lo que significa que Europa nos dice que vamos en buena dirección", ha concluido Hila.

Por su parte, el regidor de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha puesto en valor el "magnífico trabajo" hecho desde su departamento y los de Medio Ambiente, Infraestructuras y Accesibilidad. "Nos hemos adelantado a lo que exigía Europa, teníamos muy claras las actuaciones a ejecutar en Palma para conseguir una ciudad más amable y sostenible", ha continuado.

Impulsar la digitalización de la EMT

Dalmau ha indicado que el Ayuntamiento presentó este paquete de ayudas a través de la adhesión de Palma a un acuerdo con otros ayuntamientos, como el de San Sebastián, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria. Se trata, concretamente, de un paquete de actuaciones que permitirán impulsar la digitalización de los sistemas de comunicaciones y gestiones de la flota de la EMT.

En total, estos proyectos suman más de 7,8 millones de euros, y entre ellos se encuentran la mejora de sistemas de información al usuario, marquesinas inteligentes, control de aforo en las paradas, sistema de conducción eficiente, virtualización de la tarjeta ciudadana o sistemas de planificación para optimizar recursos humanos, entre otros.