Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo Plan General de Palma incorpora la prohibición del alquiler turístico en pisos

La propuesta ya aprobada en gerencia de Urbanismo mantiene también la limitación de nuevos establecimientos de alojamiento vacacional y albergues permitiendo solo nuevos hoteles en calles de más de veinte metros de anchura

La prohibición del alquiler vacacional en pisos se aprobó en el pleno del 26 de julio de 2018. | B. RAMON

El nuevo Plan General de Ordenación (PGOU) de Palma, cuya documentación ha sido aprobada ya por la gerencia de Urbanismo de Cort, mantiene la prohibición del alquiler turístico vacacional, en vigor en la ciudad desde el 26 de julio de 2018.

Con el mantenimiento de esta prohibición del alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares se pretende evitar que este componente afecte al precio de la vivienda y que se incremente la dificultad del acceso a una casa a un precio razonable.

Como novedad, se incorpora también la prohibición del alquiler vacacional en viviendas unifamiliares entre medianeras, aunque en este caso en la propuesta, aún pendiente de aprobación, se indica que se permitirá esta actividad un máximo de 60 días.

Con esta incorporación se pretende dar respuesta a las quejas de los vecinos de barriadas como la de Son Espanyolet, que han visto alterado el descanso vecinal por el alquiler vacacional de casas entre medianeras, algo que ahora está permitido.

La nueva norma urbanística también mantiene las distintas limitaciones para la apertura de nuevos establecimientos de alojamiento turístico que se aprobaron en el pasado mandato, aunque con fecha de caducidad si no son recogidas por el Plan General.

De esta forma, en el Centro Histórico de la ciudad sólo se podrán autorizar nuevos establecimientos de alojamiento, hoteles o albergues en edificios catalogados, aunque no podrán sustituir a más de tres viviendas de menos de 200 metros cuadrados.

Con estas limitaciones se pretende que Palma sea "una ciudad con turismo, aunque no para el turismo"

decoration

En el resto de la ciudad no se puede sustituir ninguna vivienda existente para destinarla a hotel y solo se podrán permitir nuevos establecimientos en calles que tengan una anchura de más de 20 metros. Asimismo, en el Nou Llevant tampoco se puede sustituir ninguna vivienda prevista en suelo residencial. Además, el nuevo establecimiento, para ser autorizado, no puede superar más de un 30% de la superficie de las parcelas con usos terciarios, entre los que se incluyen el administrativo, de restauración, de ocio, comercial y el hotelero, entre otros.

Con estas limitaciones se pretende que «Palma sea una ciudad con turismo, aunque no para el turismo».

La Federació de Veïns convoca una concentración ante la sede del TSJB

La Federació d’Associacions de Veïns de Palma ha convocado para el próximo 21 de octubre una concentración en la plaza del Mercat para protestar por el fallo de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) hecho público el pasado día 15 de septiembre por el cual se anula la prohibición del alquiler turístico en pisos aprobada por Cort el 26 de julio de 2018, tras una iniciativa popular promovida por esta entidad. Desde esta federación recuerdan que esta prohibición fue un acuerdo plenario, avalado por 5.469 firmas de vecinos que apoyaban la primera iniciativa popular presentada en un pleno tal como permite la legislación vigente, que fueron reconocidas incluso por el TSJB, aunque no se tuvieron en cuenta los argumentos vecinales.

Compartir el artículo

stats