RIU ensalza la ley Negueruela de Baleares por crear los planes de circularidad turística

Lola Trian Riu, directora de Sostenibilidad de la cadena mallorquina, defiende que las islas, como pioneras del bum turístico, deben liderar el cambio

Guillermo Dezcallar, Lola Trián Riu, Javier Blas y Antonio Riera, ayer en el V Foro Illeslex Abogados.

Guillermo Dezcallar, Lola Trián Riu, Javier Blas y Antonio Riera, ayer en el V Foro Illeslex Abogados. / B. Ramon

Myriam B. Moneo

Myriam B. Moneo

La directora de Sostenibilidad de RIU Hotels & Resorts, Lola Trián Riu, defendió ayer que una región como Baleares, que ha sido «puntera» y marca tendencia a nivel mundial «desde el bum turístico» es «el escenario ideal para innovar y puede liderar el cambio» en el tránsito al turismo regenerativo y la economía circular. La representante de la cuarta generación de la familia Riu puso en valor que en las islas ya se han dado «pasos importantes gracias a la ley balear», la conocida como ley Negueruela aprobada en el Govern Armengol, porque se «ha conseguido, entre otras cosas, que se realicen unos planes de circularidad». «A pesar de que no haya sido fácil», se ha avanzado.

Trián estuvo a cargo de la ponencia en el V Foro Illeslex Abogados, que contó con Antoni Riera, director ejecutivo de Impulsa Balears, como conductor del coloquio posterior, evento celebrado en el hotel GPRO Valparaíso Palace.

La directora de Sostenibilidad de RIU advirtió que el tránsito a la economía circular requiere de «cambios sustanciales para ir más allá y ademas de reducir el impacto ambiental se logre un impacto regenerativo en la comunidad».

Tejer alianzas locales

Hizo suyas las palabras de la consejera delegada de Riu, Carmen Riu, que en el reciente Congreso de Hoteleros Españoles recalcó que la turística «no es una industria inocua», por sus efectos negativos como la masificación, el impacto en los residentes o los problemas con la vivienda, entre otros.

Pero no se trata de trabajar de forma aislada, consideró Trián. Aboga por crear «un ecosistema conectado» entre el sector público y privado e ir tejiendo alianzas locales. Puso de ejemplo la iniciativa de Hoteles Circulares de la cadena Garden, por la que se donan residuos orgánicos de los establecimientos para transformarlos en compost que llega a los agricultores. «Nos ha gustado tanto que nuestra idea es replicarlo en otros destinos», empezando por Tenerife.

La directora de Sostenibilidad de RIU también destacó los retos que rodean a la gestión del agua y sus infraestructuras, «más allá de la escasez que también nos debe preocupar».

Por su parte, Carla del Moral, directora insular de Turismo, en su intervención aprovechó para señalar que la ley Negueruela también tiene «muchas dificultades para su aplicación». Desde el PP se quiere «acompañar y no imponer» medidas a las empresas.

El encuentro sobre sostenibilidad turística se celebró en el hotel GPRO Valparaíso Palace.

El encuentro sobre sostenibilidad turística se celebró en el hotel GPRO Valparaíso Palace. / B. Ramon

Javier Blas, socio fundador de Illeslex, fue el encargado de introducir el marco normativo mundial y europeo que promueve el turismo sostenible, así como el aumento de la población en el archipiélago en los últimos cuarenta años. «Hemos pasado de 642.000 personas en los años sesenta a más de 1,2 millones en 2020, «en una tendencia imparable, cada vez somos más». Y en cuanto al incremento de turistas, lo cifró en más de un 48 %, al pasar de 11 millones los visitantes en 2000 a 17 millones en 2019.

Blas también se refirió a la aprobación el 15 junio de 2022 de la Ley 3/2022 de Medidas Urgentes para la Sostenibilidad y la Circularidad del Turismos en Balears, una «ley pionera en el ordenamiento jurídico nacional a nivel autonómico y que tiene que ser el instrumento para conseguir un sistema turístico tractor de la inversión y que apoye el desarrollo empresarial».

«Creemos desde Illeslex —continúo el socio fundador del bufete— «que se tiene que fijar la mirada no solo en la calidad del servicio directo que ofrecemos al turista, sino también en la calidad del espacio medioambiental y en la gestión de los recursos de nuestro territorio». Y mencionó también «la protección de los empresarios autónomos y de los trabajadores» y la implicación y la coordinación de las administraciones con competencia sobre el territorio y la gestión de los recursos. Las empresas y la Administración tienen que «desplegar acciones conjuntas y coordinadas», subrayó, para tales fines.