Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector náutico detecta un aumento de los ‘yates piratas’ en Baleares

La patronal de embarcaciones de alquiler cifra entre el 10% y el 15% el alza de las naves no registradas

Lamentan una bajada en la clientela estival que oscila entre el 15% y el 20%

La demanda de embarcaciones de alquiler está registrando un descenso. MANU MIELNIEZUK

La impresión de que durante este verano todo evoluciona al alza en las islas alcanza también al sector náutico por lo que a la presencia de los denominados ‘yates piratas’ se refiere, según lamenta el presidente de la asociación balear de embarcaciones para alquiler, José María Jiménez. El crecimiento de estos barcos no registrados para realizar esta actividad, mayoritariamente de bandera extranjera (como las de Polonia o Alemania), se cifra desde esta organización empresarial entre un 10% y un 15%.

Jiménez califica la situación que se está viviendo este verano de «fatal» y lamenta que «volvemos a las andadas», de ahí que se señale como uno de los temas que se reclaman ante el nuevo director general de Puertos, Antoni Mercant. El presidente de la asociación de chárter náutico de las islas reconoce que la persona que estuvo en ese cargo durante la anterior legislatura, Xavier Ramis, realizó un magnífico trabajo en esta materia, y se muestra convencido que el actual responsable también lo hará porque «Mercant es marino y sabe de que va todo esto».

Demanda de más vigilancia

Aunque se reconocen los controles que se realizan por parte de la Guardia Civil en relación a la actividad irregular de muchas embarcaciones, se desea que se incrementen en lo posible y el apoyo para ello del Govern de Marga Prohens.

No se oculta que la actividad irregular de chárter por parte de yates no registrados es difícil de combatir, por cuanto se trata de barcos que procuran tocar puerto lo menos posible y que incluso cargan a sus clientes llevándolos en embarcaciones neumáticas hasta donde están fondeados para que esta operación no se produzca a la vista de todos.

En general, se trata de embarcaciones pertenecientes a grandes empresas extranjeras que se comercializan a través de páginas de internet.

Lo que se ha reducido sustancialmente es la ‘piratería’ protagonizada por barcos de recreo de propietarios residentes en las islas, que hace años se comercializaban en verano de forma ilegal pero que optaron por regularizar su situación cuando se creó por parte del anterior Govern el registro en el que debían inscribirse para poder operar en el mercado del alquiler, en el que aparecen ya alrededor de 2.500 barcos.

El malestar que la actividad irregular genera entre las empresas de chárter náutico de las islas se explica además porque coincide con un verano en el que su clientela está evolucionando a la baja.

Bajada del 15% al 20%

José María Jiménez señala que durante los meses estivales se está detectando un descenso en la demanda en relación al pasado ejercicio que oscila entre el 15% y el 20%, y además subraya que tiene un carácter generalizado dentro de las empresas del sector.

Aunque se admite que no se tienen muy claras las causas de una reducción tan acentuada, se recuerda que se ha perdido tanto la clientela rusa como la ucraniana, a lo que se está sumando un recorte apreciable de la polaca. Todo ello no se está viendo compensado con el aumento de otras nacionalidades, ya que los franceses , los italianos y el mercado nacional se mantienen en cifras parecidas a las de 2022.

Además, pone de relieve que también se está dando una apreciable rebaja entre los clientes que alquilan estas embarcaciones para dos semanas, con una notable tendencia a reducir este tiempo.

José María Jiménez apunta que este descenso, centrado en los meses de julio y agosto, no se esperaba entre las empresas de chárter, ya que el inicio del año hacía presagiar un mejor balance del verano. La esperanza está puesta en que septiembre se sitúe en unos niveles de actividad similares a los del pasado año, a la vista de las reservas existentes.

Otro problema que está afectando a esta actividad empresarial, según se lamenta desde su patronal, es el de la escasez de personal, algo que se registra actualmente en la práctica totalidad de los sectores empresariales.

Controles programados

La conselleria del Mar y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil han puesto en marcha una campaña de controles sobre las embarcaciones de alquiler náutico, según se ha anunciado desde el Govern, coincidiendo con la queja del sector en relación al aumento de la ‘piratería’.

Desde el Ejecutivo autonómico se ha recordado que éste es el tercer año en el que se adopta esta iniciativa contra la competencia irregular en el sector del chárter náutico, así como sobre el fondeo en zonas ilegales o la recogida de personas en puntos no habilitados para ello.

La Conselleria destaca que durante 2021 se incoaron 64 expedientes sancionadores, mientras que durante el pasado año fueron 100 los expedientes iniciados en relación al alquiler náutico. Se añade que hasta la fecha se han realizado inspecciones en los puertos de Palma, Sóller, Eivissa y La Savina.

Compartir el artículo

stats