Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Limitación de la entrada de coches

Saturación en Mallorca, la isla de los 8.600 millones de desplazamientos

En Baleares hay matriculados cerca de 1,1 millones de vehículos. En verano desembarcan cerca de 120.000 más que o son de alquiler o los propios de los turistas

Retenciones en la autopista hacia Andratx. Juanlu Iglesias.

Un parque móvil de casi 1,1 millones de vehículos, según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico. A lo que hay que añadir el desembarco de unos 120.000 más en julio y en agosto que o bien son coches de alquiler o de turistas que traen el suyo propio. En las carreteras que gestiona el Consell se estima que se habrán producido este 2022 cerca de 8.600 millones de desplazamientos, una cifra que, de confirmarse, sería récord, pues en 2019 se superaron los 8.300 millones. Los datos avalan que la carga en las carreteras de Balears está al límite. Ya lo advertía un informe encargado en 2017 por el Govern a la consultora Meteoclim, donde se aconsejaba un tope pero se advertía de su difícil aplicación. Finalmente, la medida sólo se ha hecho efectiva en Formentera, aunque en el resto de islas su aprobación podría estar cerca.

El Pi ha propuesto esta semana en el Parlament una batería de medidas con el fin de hacer frente a la saturación y la presión humana que padece el archipiélago. Entre las propuestas, precisamente se ha destacado la posibilidad de topar el parque automovilístico y de flota de coches de alquiler. Este punto fue aprobado con los votos a favor del Grupo Mixto, El Pi, Més, Podemos, el Socialista y el Popular. Votaron en contra Cs y Vox. 

¿Cómo podría aplicarse tal medida en Mallorca? ¿De qué números estamos hablando? ¿Qué cantidad quedaría limitada? Nadie se atreve a hablar de porcentajes, tampoco los políticos (Podemos ya lanzó esta cuestión a finales del pasado abril). «Con limitar nos referimos en principio a que la flota de coches de alquiler sea la que ya hay aquí, la que matricula sus coches en Balears», señala el diputado de El Pi Josep Melià.

La verdad es que no existe un registro estable sobre cuántos coches de alquiler hay en la isla. «No es una respuesta fácil», advierte Ramón Reus, presidente de la Agrupación Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin conductor de Balears (Aevab). «Según datos oficiales de Tráfico, hay 50.000 coches de alquiler matriculados aquí durante el año». «Este verano han venido matriculados de fuera entre 20.000 y 25.000. Es decir, ha habido algo más de 70.000 coches de alquiler en los meses de calor», calcula Reus. La cifra es inferior a las que había en prepandemia. «Desde la covid hay menos coches, no llegan, ya sabemos que hay problemas con su fabricación», explica. «En 2019 debió haber entre 110.000 y 120.000 coches de rent a car», señala.

Para Reus la limitación debería consistir en no dejar crecer la flota que en estos momentos hay: 50.000 todo el año más el refuerzo de 20.000 en verano. «Pero creo que las soluciones deben encontrarse entre todos y no se debe criminalizar el coche de alquiler. Los atascos que hay cada mañana de 7 a 10 en la Vía de Cintura no los provocan los coches de alquiler. La responsabilidad es de todos. Los extranjeros están acostumbrados a viajar en transporte público y a coger autobuses. El problema es que hay que mejorar toda esa infraestructura», considera. 

Este diario ha podido consultar el informe que encargó el Ejecutivo en 2017 a Meteoclim. «En agosto de 2017 hubo en Balears unos 85.700 vehículos de alquiler. En Mallorca, 53.952. En Menorca, 12.873. En Eivissa, 17.117, y en Formentera, 1.732». 

El estudio de diciembre de 2017 ya alertaba del «problema de saturación» en muchos puntos de las carreteras durante la temporada turística estival. «Los vehículos de alquiler son en parte responsables, pero tampoco hay que olvidar que el parque móvil de residentes en Balears es también muy numeroso, con uno de los números de vehículos por habitante más elevado de todo el Estado». En agosto de 2017 ese parque contaba con 705.500 turismos (ahora hay 737.898). Según el informe, además llegan en barco «unos 206.000 turismos particulares entre los meses de mayo y septiembre». 

El estudio pagado por el Ejecutivo también discutía que el elevado número de vehículos de alquiler que operan en las islas cada verano sea necesario para satisfacer las necesidades de los visitantes. Advertía asimismo de que el gran negocio de los rent a car no es el propio alquiler de coches, «sino la reventa de los vehículos que compran con grandes rebajas a los fabricantes». Meteoclim calcula que el 76% de los coches de alquiler disponibles en las islas son de empresas que realmente basan su negocio en la compraventa de vehículos nuevos que operan como vehículos de alquiler poco más de medio año. Un modelo de negocio que es más rentable cuantos más vehículos se hagan circular por las islas y en el que bajan los precios para conseguir que circule el mayor número de vehículos posible

Para establecer un límite a este tipo de vehículos, sostiene el estudio, deberían seguirse criterios territoriales y también de capacidad de carga de las carreteras.

La intensidad media diaria de vehículos crece un 12%

La intensidad media diaria de vehículos en la red de carreteras del Consell está previsto que crezca este 2022 entre un 8 y un 12%, un incremento importante si se compara con las subidas que ha habido otros años. Desde 2017, año tras año se han registrado crecimientos en la intensidad de coches, excepto en 2020, el año de la covid, que fue cuando este índice se desplomó hasta un 30%.

Desde la dirección insular de Movilidad del Consell explican que, según el comportamiento estacional, se pueden distinguir tres tipos de carreteras. 

La Ma-20, es decir, la Vía de Cintura, presenta un comportamiento estacional poco acentuado. «No supera en más de un 11% la intensidad media diaria de vehículos durante los meses de verano ni baja más de un 7% en los de invierno», especifican. 

Las carreteras Ma-13 (Palma-Inca), Ma-15 (Palma-Manacor) y Ma-3340 (Inca-Manacor) durante los meses de calor registran unos valores de intensidad media diaria de vehículos que superan en un 15% la media anual y en los meses valle baja entre un 13 y un 20%.

En la vía hasta Alcúdia y la de Campos/Migjorn se registran valores en julio y agosto que superan en un 30% las intensidades medias anuales. 

Las conclusiones que extrae el Consell son que las carreteras cercanas a zonas turísticas, como son las de Alcúdia, Campos, Colònia de Sant Jordi, Cala d’Or o Portocolom, registran un desequilibrio importan de tráfico entre invierno y verano. Las de Inca y Manacor mantienen unas intensidades de tráfico más uniforme al largo del año. Y la Vía de Cintura presenta el comportamiento menos estacional de todas, respondiendo al tráfico propio de una gran ciudad.

Gràfico de los desplazamientos en las carreteras del Consell de Mallorca desde 2017.

Gràfico de los desplazamientos en las carreteras del Consell de Mallorca desde 2017. Consell

Ivan Murray: «No basta con limitar, hay que invertir en transporte público»

«Está demostrado: cuando mejoras el transporte público, se reduce el uso forzado del coche. Ahora que tenemos el tren y el bus bonificados el número de usuarios ha aumentado muchísimo», expone el doctor en Geografía por la UIB Ivan Murray. «Este ejemplo es una muestra de que no es que se quiera usar el coche de manera deliberada, que uno se levante por la mañana y diga, ‘voy a coger el coche’, sino que lo que hay es un déficit de transporte público que actúa como barrera», comenta el también miembro del comité de expertos para el cambio climático en Balears. «Lo que estamos pidiendo es algo muy obvio que proviene de reivindicaciones de finales de los años 90. Acumulamos un déficit enorme en esta cuestión», comenta. «La única manera de regular el transporte privado es haciendo una apuesta muy fuerte por un transporte público fácil y lógico», sostiene. «Pedir la limitación de coches de alquiler está bien, vale, pero que los partidos conservadores que apoyan dicha medida apoyen también la eliminación de impuestos no tiene ningún sentido. Los impuestos son necesarios para desarrollar ese transporte público. Así que cuidado con los eslóganes, porque las limitaciones, cuando sólo afectan al final a los más desfavorecidos, a veces pueden causar una mayor desigualdad social».

Murray recuerda que el 15% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en las islas proviene del transporte terrestre. 

Ivan Murray. B. Ramon

Compartir el artículo

stats