Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ivan Murray: «En la solución a la crisis se encuentran las semillas de las futuras crisis»

«La pandemia es una lente que aumenta las contradicciones y los conflictos», dice el investigador ante el aumento de la vulnerabilidad

Ivan Murray, en la UIB, en una imagen de archivo.

Ivan Murray, en la UIB, en una imagen de archivo.

En un encuentro virtual ayer Alba Sud, asociación catalana especializada en investigación y comunicación para el desarrollo, con presencia en Latinoamérica, presentó su nueva publicación sobre la turistificación durante el confinamiento.

¿Qué ha supuesto la pandemia para el turismo?

Más que ponerse en duda las reflexiones que veníamos haciendo, el aumento de la vulnerabilidad con la especialización turística, se ha reafirmado. Lo que vimos en la anterior crisis con el capital más depredador, todo se ha desbordado con la pandemia.

¿Por qué surge este nuevo libro?

Surge como intervenciones rápidas con la pandemia y el confinamiento, con un llamamiento a investigadores sobre todo de América Latina y Europa. Había un bloqueo y gente que le era imposible participar por pérdidas por la covid, se ha vivido en carne propia. El libro permite hacer una valoración panorámica.

¿Qué diferencias hay con la anterior crisis de 2008?

La principal es que en la anterior la plataforma de salida fue una ampliación de la turistificación. En la solución de las crisis actuales se encuentran las semillas de las crisis futuras. La pandemia cortocircuita las condiciones para que se dé la actividad turística: la movilidad y la aglomeración. A partir del rastreo de los polos de infección de covid, más allá de las causas biométricas de la enfermedad infecciosa convertida en pandemia global, la turistificación ha jugado un papel clave por los flujos turísticos.

¿Qué destino ha resistido mejor en esta coyuntura?

Nueva Zelanda. Ante el mínimo avance cerraron las fronteras, cuando en Europa nadie se atrevía a ponerlo en marcha porque se ha debilitado y depende del exterior en energía, materias primas o turismo. Otro de los grandes errores es la desescalada rápida, con la que ya se apuntaba a una nueva ola. La pandemia es una especie de lente que aumenta las contradicciones y los conflictos que había. Nos lleva a replantear el modelo de sociedad y formas de consumir. Parece que se trata de rescatar para que siga igual.

¿La solución son los fondos europeos?

Hay un capítulo en el libro que es Verde que te quiero verde. Ahora parece que todo se tiene que digitalizar y hacer sostenible, como el plan de hidrógeno en el río Congo, parece una vía de salida pero reproduce lógicas que ya conocemos.

¿Qué proponen?

Por ejemplo una renta básica universal, no salarios mínimos para pobres para ganar tiempo para transformaciones sociales. Si no cambian las reglas del juego habrá que pagar la deuda del rescate. Presenciamos una deriva con buena parte del proceso productivo en manos de los fondos de inversión.

Compartir el artículo

stats