Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Mallorca y el Govern levantarán 410 nuevas viviendas públicas

Los primeros municipios beneficiados del convenio con el Govern serán Palma, Santanyí, Marratxí, Inca, Puigpunyent y Santa Eugenia

La firma del convenio, ayer, entre la presidenta del Consell y el conseller de Movilidad y Vivienda Consell de Mallorca

El Consell de Mallorca financiará la construcción de 410 viviendas de promoción pública con una aportación de seis millones de euros al Instituto Balear de l’Habitatge (IBAVI). El acuerdo que se firmó ayer entre la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera y el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí incluye la aportación de tres millones de euros que conforman la primera parte del convenio, y permitirá la promoción 177 viviendas de alquiler asequible o social. Estas se repartirán en 99 en Palma, 43 en Marratxí, 23 en Santanyí , nueve en Inca, seis en Puigpunyent y seis en Santa Eugènia.

A esta primera contribución se le sumará posteriormente otros tres millones de este 2022 para permitir la construcción del resto de casas que incluirán otros nuevos municipios como son Calvià, Sant Llorenç, Santa Margalida, Vilafranca, Binissalem y Esporles. 

Las nuevas viviendas estarán condicionadas siempre a un régimen de alquiler para que conserven permanentemente su carácter «públicos y la administración pública sea quien controle los contratos», explicó Josep Marí. De la misma manera, las normas al respecto no permiten que el coste supere el 30% de los ingresos declarados por el beneficiario de esta política de vivienda, es así para «paliar en la medida de lo posible las necesidades». Respecto el acondicionamiento de estos alojamientos, todos estarán condicionados pero su construcción será respetuosa con «la prescripción de eficiencia energética que manda el Gobierno estatal»

Tanto Marí como Cladera recalcaron que la política de vivienda pública es un pilar. Además la presidenta del Consell incidió en que es «una prioridad del Govern balear» que requiere «de muchos recursos y tiempo» por lo que es una manera de unirse a estas acciones : «Somos colaboradores necesarios para la recepción de estos recursos y para destinarlos a IBAVI, para que pueda hacer realidad nuestro objetivo: incrementar el parque público de vivienda social en Mallorca».

Por su parte, el conseller destacó la importancia de «la colaboración entre instituciones para tirar hacía delante políticas que garantizan el acceso de la gente con una vivienda digna».

La cooperación institucional se debe a que el Consell no tiene «competencias específicas en vivienda, pero sí podemos aportar recursos». El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana otorgó la subvención, tanto en 2021 como en 2022, por medio de el Plan 20.000 para la promoción de viviendas de alquiler al gobierno local sin embargo, decidieron traspasar las ayudas recibidas al Govern balear al estar «más preparado y especializado» en la construcción de este tipo de viviendas.

El conseller de Vivienda hizo hincapié en la labor del IVABI respecto al año de 2019, puesto que aseguró que existirá un crecimiento del 57% del parque público a final de la legislatura, a pesar de «saber que no es suficiente». 

El incremento ha sido posible «librando 86 viviendas, tenemos 450 en construcción, hemos adquirido por tanteo y retracto y otras tres por expropiación de grandes tenedores, 43 están en licitación, 39 son para producciones público-privadas y 112 más en fase de presupuesto, por tanto en esta legislatura superamos las 825 viviendas más en diferentes líneas de actuación» anunció.

Compartir el artículo

stats