Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jueces indignados por la obra de Diana Raznovich, "con antecedentes", y críticas de los abogados de Baleares

Aducen que se respeta la libertad de expresión y artística de la autora censurada en Mallorca, pero que es una campaña en su contra -El Ayuntamiento de Oviedo "me defendió" , dice la argentina censurada en la isla

El cartel de la artista Diana Raznovich, en la imagen, se ha retirado este miércoles de su exposición en Palma. Manu Mielniezuk

Las asociaciones de jueces rechazaron este miércoles enérgicamente «la campaña» que muestra a un juez en actitud machista en la exposición de Diana Raznovich en Palma. Tachan el cartel censurado por el Govern de «contraproducente» ante «el fin que teóricamente debe perseguir», según denunciaron la Asociación Profesional de la Magistratura, Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Juezas y Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente. Juntas representan a los jueces progresistas y a los conservadores.

En un comunicado, critican que la obra de Raznovich, creada hace tres años, «incurre en estereotipos y tópicos falsos, ridículos e injustos», obviando así casos reales como los sucedidos en relación con violación grupal de La Manada, en la que se inspiró la artista censurada por la judicatura y el Ejecutivo Armengol. Alegan que «tres de cada cuatro» jueces de violencia sobre la mujer son mujeres y critican que «la inversión» de organismo públicos como el del ministerio de Igualdad «estaría mejor aprovechada» en dotar de medios a juzgados y tribunales», invertir en recursos para las víctimas o en «educación en igualdad», pasando por alto que ese sería el objeto de la exposición financiada por el departamento de Irene Montero.

Mencionan también que ya «en 2019 el Ayuntamiento de Oviedo promovió otra campaña similar». No explican que fue por la misma viñeta de la artista, como ella relató a este diario, cuando «una jueza» pidió que la retiraran, «pero me defendieron allí». Ahora «los jueces» le achacan, cuestiona ella, que «ya tengo un antecedente».

Por su parte, la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Baleares, se sumó este miercóles a la polémica, desde el respeto « que merece la libertad de expresión y artística de su autora», para considerar que se «banaliza» el esfuerzo de la Justicia y sus colaboradores y que podría llevar a que «desincentivar» a la víctimas a denunciar a sus agresores.

Compartir el artículo

stats