Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra en Ucrania

Voluntarios de Mallorca traerán a un centenar de ucranianos en un bus y cuatro furgonetas

Una veintena de mallorquines regresarán a la isla en las próximas horas con 97 refugiados después de dejar en la frontera alimentos y material sanitario

Raúl López y Lucía Morey en Przemysl, en la frontera entre Polonia y Ucrania. | NOMBRE FEQWIEOTÓGRAFO

Voluntarios de Mallorca se han organizado para traer en las próximas horas a la isla a 97 refugiados de Ucrania, mujeres y niños que huyen de las bombas que Rusia lanza sobre su país desde hace casi un mes. El viernes salieron del Port d’Alcúdia con un autobús y cuatro furgonetas cargados de material sanitario y alimentos no perecederos para descargar en distintos puntos de la frontera, y regresarán con casi un centenar de ucranianos que están recogiendo en distintas ciudades y centros de refugiados.

«Es la segunda vez que hago este viaje. La primera vez era todo más salvaje, pero esta vez hay más controles y más orden. Te paran, te preguntan qué llevas y aunque sigue habiendo muchísimos refugiados que llevan ayuda, sí hemos notado que ya hay más coches que bajan que los que se dirigen a la frontera», explicaba ayer por la tarde Raúl López poco antes de llegar a la localidad polaca de Opole, donde tenía que recoger a una mujer y dos menores para traerlos a la isla.

Acompañado por su mujer, Lucía Morey, conducen una de las cuatro furgonetas que integran el convoy, junto con el autocar. Separaron sus caminos para abarcar más terreno y poder recoger al máximo número de ucranianos que han huido de su país, pero tienen previsto reunirse todos hoy en Nuremberg para hacer juntos el camino de vuelta hasta Mallorca.

El autocar, cedido por Transunion, tiene 55 plazas y cada furgoneta otras nueve. El convoy se dividió en tres grupos y la pareja se dirigió a Przemysl, ciudad en la frontera entre Polonia y Ucrania, y uno de los puntos neurálgicos de paso de refugiados y entrega de ayuda humanitaria desde que estalló el conflicto. «Hemos dejado el material en una zona segura, no es como antes. Ahora hay mucha pillería y puedes entregarlo de buena fe a alguien que luego lo revende. Así que necesitas asegurarte de que se lo das a alguien de confianza. Y después tienes que identificarte ante la policía fronteriza y firmar un documento jurado de a cuántas personas te llevas y garantizar que les vas a dar cobijo», explicó López.

Voluntarios mallorquines antes de emprender viaje ante el autobús cargado con material. | DM

Han viajado una veintena de mallorquines, buena parte de ellos de Manacor, algunos bomberos y un representante de Per Ells, ONG mallorquina que lleva 17 años trayendo a Mallorca a niños de la zona de Chernóbil y que desde que empezó el conflicto ha echado mano de sus contactos en el país para gestionar la salida de refugiados y su acogimiento por parte de familias mallorquinas. El material que han llevado hasta distintos puntos de la frontera incluye alimentos no perecederos, potitos de bebé, leche en polvo, material sanitario, productos de higiene personal e incluso ropa interior.

López y Morey reclamaron una «solución» para acoger a parte de los refugiados cuando lleguen a Mallorca, entre mañana y el jueves, y expresaron su preocupación por el hecho de que el hotel covid, que ahora acoge a unos 240 refugiados, vaya a ser desalojado a finales de mes al terminar el contrato. «Parte de ellos irán con familias de acogida de Per Ells, pero no todos», señalaron. Probablemente algunos de ellos serán trasladados a Madrid, Barcelona, Alicante o Málaga.

Bunyola y Pollença | Viaje en un minibús para traer a refugiados y recogida de alimentos

El Ayuntamiento de Bunyola hizo ayer un llamamiento a la población para encontrar familias que quieran acoger a los catorce refugiados ucranianos que traerán dos personas del pueblo que esta semana viajarán a la frontera. Llevarán material humanitario y traerán de vuelta a ucranianos que huyen de la guerra. Los interesados pueden escribir al correo electrónico mbujosa@ajbunyola.net o llamar al teléfono 971613007. El Ayuntamiento actuará de intermediario con las familias buñolinas voluntarias, «canalizando todas las ayudas que sean necesarias». 

Por otro lado, el ayuntamiento de Pollença informó ayer de que ha organizado una campaña de recogida de alimentos y material para Ucrania entre el 28 de marzo y el 1 de abril. El material se puede llevar a la antigua residencia de personas mayores Sant Domingo y a las dependencias municipales Miquel Capllonch.


ASIMA | Envía tres furgonetas con ayuda a la frontera

El domingo un convoy de tres furgonetas dirigidos por trabajadores de ASIMA y otros voluntarios llegó a la frontera entre Polonia y Ucrania con ayuda humanitaria donada por vecinos que hicieron llegar al punto de recogida cedido por ASIMA en el antiguo Parque de Bomberos y gestionado por la Asociación Familia Ucraniana de Mallorca.

Compartir el artículo

stats