Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El jefe de la UCI de Son Espases aconseja cautela en la desescalada

Ve con precaución la situación asistencial y la circulación de variantes peligrosas por la India

El jefe de la UCI de Son Espases, Julio Velasco, en una imagen de archivo tomada en su servicio.

El jefe de la UCI de Son Espases, Julio Velasco, en una imagen de archivo tomada en su servicio.

El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Son Espases, Julio Velasco, las ha visto de todos los colores durante esta pandemia, aunque con un mayor predominio del negro por el servicio en el que trabaja, el del último recurso para los pacientes críticos. Y no duda en defender la lenta desescalada por la que ha optado el Govern.

«Creo que debemos ser cautos, ver qué pasa en los próximos quince días. Aunque llevamos mes y medio con una dinámica muy buena y las medidas adoptadas han sido correctas, hay que ir con cuidado y estar alerta con lo que está pasando en la India», señaló el intensivista aludiendo a las elevadas cifras de contagios y defunciones en el subcontinente asiático propiciadas por su deficiente sistema sanitario.

«Vayamos con cuidado con las cepas que están circulando por allí», advirtió aludiendo a su posible resistencia a los efectos de las vacunas con las que se está inmunizando a la población mundial. «Para asegurarnos un buen verano hay que esperar un poquito a ver qué pasa», reiteró haciendo suyo el mensaje del Govern.

«Se está desescalando de forma correcta. Que seamos la segunda comunidad con menos contagios es por algo. Las restricciones que hemos aplicado nos han ido bien», reiteró.

Sobre la actual situación de su servicio, Velasco detalló que en la jornada de ayer tenía a «ocho pacientes con covid-19 recientes, de las últimas semanas. En esta fase están ingresando de forma más espaciada, no nos llegan muchos de golpe como ha ocurrido en otras etapas de la pandemia», diferenció.

Asimismo, ha bajado la edad media de los pacientes covid-19 que empeoran y precisan ser ingresados en las unidades de críticos. «Ahora estamos en una media de 60 años. Mi paciente más joven tiene 38 años y el mayor 77. Tienen menos años pero ingresan igual de graves, todos ellos están sedados y precisan de ventilación asistida. Pasan aquí de media unas dos o tres semanas, aunque depende mucho de su edad y de las complicaciones que arrastraban antes del ingreso», condicionó el intensivista recordando que muchos de ellos pasan muchos días rehabilitando la parálisis padecida en las extremidades durante su estancia en la UCI.

Derivaciones de Manacor

El jefe de la unidad de críticos reveló que «ayer recibimos pacientes de la UCI de Manacor, que es más pequeña y más complicada de reorganizar. Es normal porque somos la unidad más grande y habremos de recibir más covid de otros hospitales», asumió.

En estos momentos, el hospital de referencia dispone de dos unidades de seis camas de críticos para pacientes covid-19 lo que, en opinión del jefe del servicio, les permite disfrutar de una situación bastante desahogada. «Además, no creo que vayamos a tener un repunte importante de contagios aunque, alerta con la India», repitió el intensivista.

Compartir el artículo

stats