Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca se queda con un 10% de planta hotelera abierta tras Pascua

Menos de un centenar de establecimientos siguen operativos, con bajas previsiones de ocupación, y 18 vuelven a cerrar, mientras el alquiler turístico está preparado para una «fuerte bajada» hasta junio

Clientes de un hotel en la terraza, en Platja de Palma durante Semana Santa.

Clientes de un hotel en la terraza, en Platja de Palma durante Semana Santa.

El balance de la primera Semana Santa en la que se ha combinado una apertura con restricciones por la pandemia, el temor de la propagación de la covid-19 y la exigencia de test diagnósticos impuesta por el Gobierno de Angela Merkel, al no lograr impedir los viajes de los alemanes, se ha saldado con una ocupación que rondó el 70 %, con poco más de un centenar de hoteles operativos del millar que hay en Mallorca y la mitad de las casas de alquiler abiertas

Pasada la Pascua, apenas quedarán noventa hoteles que con mucha incertidumbre y bajas previsiones de ocupación enfrentan una difícil travesía hasta, por lo menos, junio. Solo queda alrededor de un 10 % de planta abierta, y hay algunos establecimientos que vuelven a echar el cierre

Las patronales hotelera y la del alquiler vacacional hicieron este miércoles balance del turismo de Semana Santa en medio de la pandemia. Las ocupaciones de la escasa oferta alojativa en funcionamiento —entre el 60 y el 70 %—, son meritorias teniendo en cuenta que en principio se había dado por perdida la campaña de Pascua.

La Federación Hotelera destaca, a través de una nota de prensa, la buena gestión por parte de los empresarios y las clínicas privadas con las pruebas covid obligatorias para los turistas. Se considera que la imagen de Mallorca como destino seguro ha salido reforzada. Al margen del escándalo, que no se valora, protagonizado por el médico alemán que está siendo investigado por expedir supuestamente test falsificados a turistas desde una clínica en Santanyí.

Hace dos años, en la última Pascua precovid, ya estaban abiertos más de setecientos hoteles, el 85 de la planta hotelera, y seguían así hasta el final de la temporada. 

Conectividad

Este 2021, Mallorca ha llegado a tener, según datos de la Federación Hotelera Empresarial de Mallorca (FEHM), 109 establecimientos en funcionamiento: 57 estaban abiertos antes de las vacaciones y 52 se sumaron a partir del Jueves Santo, el día 1 de abril. Su ocupación media fue del 67 % en los días festivos, del 1 al 5 de abril. 

Ahora «algunos van a tener que cerrar o están cerrando», alrededor de 18 hoteles, según señala la presidenta de la FEHM, María Frontera, en declaraciones difundidas a los medios. El resto de establecimientos «van a intentar seguir abiertos» con una ocupación prevista, «a día de hoy» entre el 35 o el 38 %, agrega. En Platja de Palma y Platja de Muro no hay cierres.

Unos 40.000 turistas se alojaron en casas de alquiler, con estancias medias de siete días, según la patronal Habtur

decoration

La líder de la patronal hotelera también asegura que la conectividad que «se recuperó» en Semana Santa fue de un 30 %, en comparación con el mismo periodo de 2019. «Esperamos que continúe esa reactivación de manera progresiva y lenta», dice, «pero segura como se ha demostrado estos días», sin que se hayan registrado incrementos en la evolución de la incidencia en Mallorca, valora.  

Unos 40.000 turistas se alojaron en viviendas turísticas del archipiélago, según declaraciones en rueda de prensa de Antoni Barceló, presidente de Habtur. La estancia media fue de siete días.

Alrededor de la mitad de la oferta total de Baleares, unas 120.000 plazas de alquiler, ha estado operativa en Semana Santa. Las casas de más de seis plazas se mantuvieron cerradas por la restricción del Govern que solo permitía que se alojaran turistas de un solo núcleo de convivencia.

Ahora el sector del alquiler se prepara para afrontar unos meses de «fuerte bajada». Se retrasa el posible repunte de reservas a partir de junio, por la incertidumbre tanto del mercado alemán como el británico. 

Para Barceló, las «dos preocupaciones latentes» son la falta de conectividad —se han cancelado reservas por escasez de vuelos— y la evolución de la pandemia en los mercados emisores. 

A los hoteles y casas de alquiler han llegado sobre todo turistas alemanes, además de austríacos y suizos y residentes de Balears.

Reyes Maroto: Se «disparan las reservas» de turismo nacional a las islas

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, señaló ayer que el fin del estado de alarma, el 9 de mayo, va a suponer «el reinicio de los viajes nacionales». Anunció que se «han disparado las reservas» desde la península a Canarias y Balears, «según han trasladado los dos destinos». Confía en alcanzar la «inmunidad de rebaño» para agosto, aunque advierte que «va a depender de los expertos». 

Compartir el artículo

stats