Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escarrer no «confía» en la campaña de Semana Santa y clama por acelerar las vacunas

Fluxá critica las expropiaciones de pisos del Govern

8

Hoteleros destacan la seguridad de Baleares y exigen acelerar la vacunación Guillem Bosch

El sector turístico empieza «a ver la luz al final del túnel», pero Gabriel Escarrer no tiene «confianza» en la campaña de Semana Santa y se muestra más «esperanzado» para el verano. El vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá volvió ayer a insistir que ante el drama económico no queda más camino que la vacunación masiva y clamó por su aceleración.

El líder turístico intervino ayer en el primer acto celebrado en el Palau de Congressos de Palma desde marzo, para la presentación del libro El turismo que viene, del digital Mallorcadiario, en el que participaron Carmen Riu, consejera delegada de RIU Hotels; Miguel Fluxá, presidente de Grupo Iberostar; María Frontera, presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), y Luis Buzzi, socio responsable de Turismo en KPMG.

«Vista la excesiva lentitud» de la vacunación, cuestionó Escarrer, no queda más que convivir con el virus —«me atrevería a decir por años»—, y las empresas no pueden «seguir hibernando», advirtió. El CEO de Meliá aseguró no tener «confianza» en los resultados turísticos de Pascua, única referencia que se hizo a la campaña. Por contra, se mostró «esperanzado para mayo o junio».

Escarrer también se refirió a que el turista poscovid «estará muy sensibilizado con lo que paga», por su menor capacidad adquisitiva.

El encuentro fue inaugurado por el conseller de Turismo, Iago Negueruela, que antes de partir para un acto en Menorca, recalcó que el Govern trabaja para la temporada de verano y mantenerse como «el principal destino seguro en el Mediterráneo».

Así fue la presentación del libro "El Turismo que viene" en el Palacio de Congresos de Palma G. Bosch

Negueruela se perdió así la intervención de Fluxá, en la que criticó al Ejecutivo Armengol por «distraerse en cosas demagógicas» como la expropiación de pisos de grandes tenedores, en lugar de dar facilidades fiscales, como reducir el impuesto de patrimonio, para atraer a extranjeros a residir y trabajar desde las islas.

Para Frontera la gestión de los 1.000 millones de euros de ayudas para Balears ya se presenta «complicada y tediosa», avisó y reclamó acelerar la vacunación y reivindicar que «las Administraciones nos acompañen».

El socio del responsable en Balears de KPMG, Francisco Albertí, cerró el encuentro con una disertación en la que repasó los retos de un destino vacacional pionero como Balears, los desequilibrios creados por la actividad turística y su futuro, que pasa por un modelo sostenible. Para el experto, el archipiélago sigue siendo, dentro del sector, «un espejo en el que mirarse para todo el mundo».

Escarrer aprovechó también para agradecer la labor de los sanitarios, desde el Palau de Congressos, reconvertido en centro covid, y a su director, Ramón Vidal.

Carmen Riu

La consejera delegada de RIU Hotels & Resorts, Carmen Riu, defiende que hay que ofrecer desde las islas un turismo de «sol, playa, diversión y tranquilidad». La mallorquina recordó que hace un par de años «no podíamos evitar» el turismo de borrachera, pero ahora se ha de apostar por que esos viajeros «no vengan más» al archipiélago. Llamó a aprovechar la pandemia para erradicarlo de sus destinos tradicionales, como Platja de Palma y Magaluf. Su apuesta es por un turista más comprometido con el medio ambiente, la cultura o la gastronomía.

Compartir el artículo

stats