Lletra menuda: La oscura geografía de la inseguridad

Llorenç Riera

Llorenç Riera

La mejor encuesta, el estudio de campo real, es la que brota desde la sinceridad de la experiencia. Por eso El mapa de la por trazado y localizado por el alumnado del Instituto de Porto Cristo, bien interpretado, causa pánico, primero social y después administrativo. Es la geografía de la vergüenza, propia y ajena a la vez, porque, a base de comportamientos individuales, salpica de lleno a toda la colectividad.

El Ayuntamiento de Manacor admite que no estaba al tanto de una degradación que le involucra sin paliativos. Ahora por lo menos tiene en sus manos una herramienta, una evaluación útil y práctica, que le permite saber que, con una farola en el lugar adecuado se pueden espantar muchos fantasmas y que, por contra, en otros casos, se necesitará un bisturí más serio que permita la vigilancia policial, el respeto a cualquier aspecto físico o la paciente prevención y educación sobre el consumo de estupefacientes varios.

Cuando la sociedad va perdiendo los cimientos de sus valores básicos, dicho sea sin generalizar, ocurren estas cosas. La sinceridad de los adolescentes que han localizado los puntos estratégicos del mapa de la por de s’Illot y Porto Cristo es, entre otras cosas, un bofetón directo en la cara de muchos adultos que no saben comportarse. Veremos si también es un revulsivo para corregirse.