Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectos eléctricos

Registran en Alcúdia las primeras 1.252 firmas contra el segundo cable eléctrico de Mallorca

La plataforma ciudadana contraria al proyecto y los portavoces municipales celebrarán una reunión a puerta cerrada el sábado para consensuar una postura unitaria

Imagen de una reunión de la plataforma contra el segundo cable de Alcúdia. DM

Vecinos contrarios a la implantación en el municipio de Alcúdia del segundo cable eléctrico procedente de la península registraron el pasado uno de diciembre la primera tanda de 1.252 firmas contra el proyecto promovido por Red Eléctrica. La mayoría de los firmantes son residentes de las zonas de Bonaire, Malpas, Ca s’Inglès, Barcarès, Morell Vermell, Corral de’n Bennàssar y Sa Marina, núcleos residenciales que resultarían más afectados por la infraestructura eléctrica si finalmente se ejecuta algunas de las alternativas de trazado que se han barajado y que entrarían al municipio por la bahía de Pollença.

Los vecinos se oponen «por motivos de salud pública y de bienestar social» a la entrada del segundo cable por «cualquier zona poblada de la bahía de Pollença» y solicitan al Ayuntamiento que «lleve a cabo en todo momento las gestiones que sean necesarias para evitar dicho trazado», ya que «la salud de los habitantes de estas zonas y la conservación de un precioso entorno natural están en juego».

La lucha vecinal no se detiene en la presentación de las citadas firmas. Existe otra campaña de apoyos por la red que ya acumula más de 1.300 firmas que se sumarán a las registradas en el Ayuntamiento. Además, desde que se entregó el listado a la institución municipal hace unos días, los organizadores han reunido otras 300 firmas más que serán registradas en una próxima tanda.

Uno de los objetivos de la nueva plataforma contra el segundo cable es conseguir que todos los partidos con representación municipal «estén en la misma línea» para que no haya «fisuras» en la oposición al proyecto, tal y como escenificó la corporación en la rueda de prensa conjunta del pasado mes de marzo, cuando los partidos hicieron un frente común para rechazar la entrada del cable por s’Illot de la Victòria.

Por este motivo, el próximo sábado día 10 se celebrará una reunión a puerta cerrada entre los representantes vecinales y los portavoces de los partidos para tratar de consensuar un argumento común que les permita negociar el trazado definitivo desde una posición de fuerza unitaria. «No queremos que el equipo de gobierno se ponga de perfil frente al problema», sostienen los vecinos.

Mociones

Los partidos de la oposición están tomando posiciones de cara al próximo pleno de la institución, previsto en un principio para el día 14 de diciembre, y presentarán dos mociones diferentes.

Por una parte, PP, UxA, Cs y Vox presentarán una segunda propuesta (la primera fue en el pleno del pasado 10 de noviembre) en la que instarán al gobierno local a oponerse al proyecto por «falta de información» y a solicitar un estudio de impacto ambiental sobre la entrada del cable por la bahía de Alcúdia, una opción que consideran menos impactante para los residentes.

Por otra parte, Podem también tiene previsto presentar otra moción en la que reclama el «cumplimiento» de los acuerdos incluidos en la propuesta de este partido que se aprobó en el pasado pleno relativa a la convocatoria de una reunión «pública y abierta» entre vecinos e instituciones para debatir el proyecto. También propone que la UIB elabore un informe que valore las diferentes alternativas, incluida la opción de no ejecutar el proyecto de interconexión eléctrica.

El Govern instó a valorar el acceso por la bahía de Palma

Como respuesta a una consulta realizada por la dirección general de Política Energética y Minas en relación al estudio ambiental del Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2021-2026 que contempla la habilitación del segundo cable entre la península y Mallorca, la comisión balear de Medio Ambiente aprobó una propuesta en la que instaba a Madrid a valorar la posibilidad de que el proyecto pueda entrar por la bahía de Palma y no por la de Alcúdia debido al impacto ambiental que genera esta opción.

La resolución de la comisión dependiente de la conselleria de Medio Ambiente, publicada en abril de 2021, aseguraba que la entrada del cable por Alcúdia supone atravesar espacios protegidos y las praderas de posidonia, además de que implicará ubicar nuevas instalaciones de transformación y transporte que afectarán a diferentes zonas naturales protegidas con las figuras de LIC y ZEPA.

Compartir el artículo

stats