Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pollença

Advierten del derribo de «gran parte» del Hotel Formentor

El alcalde asegura que pueden haberse hecho modificaciones al tratarse de una estructura muy antigua y remarca que lo importante es que el resultado final respete el proyecto presentado

Visión del estado actual de las obras. JUNTS AVANÇAM

Junts Avançam, en la oposición en el ayuntamiento de Pollença, advirtió este lunes del derribo de «gran parte» del Hotel Formentor, pese a que «ni la licencia de reforma interior ni la ampliación incluían su demolición». El emblemático establecimiento hotelero lleva meses en obras, con la previsión de de reabrir en 2023 con una oferta de 110 habitaciones con vistas al mar. La cadena canadiense Four Seasons se encargará de su gestión.

En declaraciones a este diario, el alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, aseguró que pueden haberse hecho modificaciones al tratarse de una estructura muy antigua, «de 100 años». «Si no cumple los criterios técnicos habrá que hacer modificaciones. Las licencias se pueden modificar durante la obra», declaró Cifre, quien remarcó que lo importante es que el resultado final respete el proyecto presentado en su día y que sea acorde con la fisonomía original del inmueble.

Según apuntó el mandatario municipal, actualmente no se están realizando obras al estar inmersos en plena temporada turística, por lo que los trabajos no se reanudarán hasta el 15 de septiembre, como establecen las ordenanzas municipales. «Sólo se está haciendo algún movimiento de tierras», indicó Cifre. 

Mientras, Junts Avançam aseguró hacerse eco de opiniones vecinales preocupadas por lo que está sucediendo con el Hotel Formentor. En este sentido, sostuvo que, si en un principio se tenía que hacer una reforma interior de acuerdo a lo que prescribía la licencia municipal otorgada, después se acabó derribando «todo el interior, pese a que el proyecto sólo hablaba de rehabilitación y reestructuración».

Igualmente, arguyó Junts Avançam, en un principio se contemplaba una ampliación «de un 15%» del edificio principal y «se ha derribado gran parte del hotel, concretamente el ala este y oeste». «La licencia municipal de la ampliación hablaba de reordenación de volúmenes», agregó.

Edificio totalmente nuevo

Esta formación política aseguró que, en declaraciones públicas a medios como IB3, responsables de Emin Capital -un fondo de inversión andorrano que compró el complejo turístico- hablaban de hacer un edificio completamente nuevo.

«La realidad no ha hecho más que confirmar estas declaraciones, ya que el hotel se está demoliendo íntegramente». subrayó Junts Avançam, que negó el argumento de la aluminosis para justificar el derribo. En tal caso, añadió, debería haberse cambiado el proyecto y pedir autorización municipal. 

El hotel Formentor, junto con toda la finca de 1.200 hectáreas donde está ubicado, fue vendido por el grupo Barceló al fondo de inversión andorrano Emin Capital por 165 millones de euros. La intención de los nuevos propietarios era la de ejecutar una profunda reforma para revalorizar el establecimiento como un hotel de lujo que será gestionado por la cadena canadiense Four Seasons. Si se cumplen los plazos, el nuevo Formentor reabrirá sus puertas en 2023 con una oferta de 110 habitaciones con vistas al mar.

·Más información de Pollença en Diario de Mallorca.

Compartir el artículo

stats