El Dijous Bo ha vuelto. Tras un año de parón obligado por la pandemia sanitaria, la feria con más renombre de Mallorca ha desplegado de nuevo todo su encanto en una ciudad orgullosa que estos días vuelve a abrir sus puertas de par en par para que todos los mallorquines pasen y vean el inmenso escaparate comercial que exhibe la llamada ‘Fira de fires’. 

Sin duda, el de este año es un Dijous Bo muy especial para los ‘inquers’ e ‘inqueres’. Tal vez el más extraordinario de las últimas décadas por dos motivos inapelables. Por una parte, la inédita suspensión de la feria del año pasado ha renovado y multiplicado la ilusión. Y por otra, la Historia recordará la edición de este año por su coincidencia con la reapertura del Teatre Principal tras una reforma eterna. El renovado equipamiento, que en la noche del miércoles tendrá un estreno de lujo con el cómico José Corbacho sobre el escenario, es el mejor regalo que el Dijous Bo ha traído a una ciudad que, gracias al nuevo teatro y a la programación de calidad que acompañará a sus primeras semanas, podrá empezar a sacudirse sus complejos de falta de vida cultural.

El Dijous Bo 2021 ha quedado inaugurado de forma oficial a las 17,30 horas con el tradicional corte de la cinta cuatribarrada en la Plaça del Bestiar, centro neurálgico de las exposiciones de animales que, sin duda, siempre son uno de los principales atractivos de la gran feria de Inca. El alcalde Virgilio Moreno, arropado por los regidores de la corporación municipal y por la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha presidido el acto inaugural y ha lanzado la tradicional invitación a todos los mallorquines para que visiten la feria. Una colla de xeremiers y la agrupación ‘revetlers des Puig d’Inca’ han amenizado el acto con sus sones de raíces tradicionales.

Moreno ha destacado la «tregua» climatológica después de tantos días de lluvias, fenómeno que, a modo de broma, atribuye a la visita realizada a las ‘monges tancades’ para invocar el buen tiempo. El alcalde ha subrayado la «ilusión» que estos días se refleja en la mirada de los vecinos de Inca «después de un año sin Dijous Bo» y que ha  ejercido de motor para llevar a cabo el montaje de la feria «a pesar de la incertidumbre» que en los últimos días ha provocado la larga borrasca que ha afectado a la isla. 

El regidor no se ha atrevido a dar una cifra aproximada de visitantes, aunque ha indicado que este miércoles ya se había acercado «mucha gente» a la feria, prácticamente montada a la espera del gran día de hoy. Moreno ha querido transmitir un mensaje de «prudencia» a los visitantes para que tengan en cuenta las medidas de seguridad sanitaria que siguen vigentes y que usen la mascarilla en todo momento.

Inauguración oficial del Dijous Bo 2021. M. Mielniezuk

La huelga del tren, que suprimirá hasta 14 trayectos directos entre Palma e Inca, añade incertidumbre a la movilidad. El Ayuntamiento ha habilitado casi 500 plazas adicionales de aparcamiento, aunque se recomienda a los visitantes que, en la medida de lo posible, vengan a Inca en transporte público. 

Acto seguido, la comitiva de políticos ha iniciado su particular paseo por el recinto ferial del Mercat Tradicional Pagès, la gran columna vertebral del Dijous Bo alrededor de la cual gira toda la feria. No estaban solos. Miles de personas han llenado las calles del centro de Inca para hacerse una primera idea de la Fira de este año. En principio, el jueves serán muchas más.

La exposición ganadera ubicada en la Plaça del Bestiar volvió a ser uno de los puntos más visitados. A mediodía se ha celebrado el XXVIII Concurso morfológico del Porc negre mallorquí en el que han participado veinte corrales de la isla que llevaron a concurso a 34 animales. El jueves se conocerán los ganadores y se entregarán los premios.

Asimismo, este miércoles también se han entregado los premios del XXII Certamen d’Arts Plàstiques Dijous Bo 2021.

A las 18 horas se ha inaugurado la Mostra de Comerç, organizada por la Associació de Comerciants i Restauradors d’Inca, que un año más se ha instalado en la Plaça Mallorca, reabierta al público el pasado mes de julio con una apariencia totalmente renovada. 

El Dijous Bo ya dormirá totalmente montado a la espera de la gran jornada del jueves. Ya por la noche, muchos se desplazarán al teatro para asistir a su estreno histórico. Otros optarán por acudir a los tardeos organizados en el cuartel General Luque y en la plaza de Toros. Hoy será otro día.

¿Lloverá en Inca el Dimecres Bo y el Dijous Bo? Duncan Wingen