¿Qué superricos del mundo, España y Mallorca están detrás de los jets privados que más contaminan?

Los jets de famosos en el mundo, España y Baleares que más contaminan

Los jets de famosos en el mundo, España y Baleares que más contaminan / DM

M. Elena Vallés

M. Elena Vallés

Taylor Swift, que estuvo el pasado mes de septiembre en una boda en Mallorca, Jay-Z, Spielberg, Kim Kardashian, Oprah Winfrey, quien también ha navegado por aguas baleares, Travis Scott, Bill Gates, Amancio Ortega; o los muy ligados a la isla Richard Branson, el presidente del mayor fondo de alto riesgo del mundo -Bridgewater- Ray Dalio, o el magnate noruego propietario de la Fortalesa de Pollença Ivar Tollefsen, o el mallorquín Miguel Fluxá, entre otros, son algunas de las celebridades, empresarios y superricos que tienen, utilizan, alquilan o han empleado un jet privado, uno de los medios de transporte más contaminantes.

«El uso de la aviación privada está en auge, sobre todo desde la pandemia», reflexiona el investigador y geógrafo de la UIB Ivan Murray. «El miedo a los contagios, la huida de los centros urbanos, la posibilidad de teletrabajar, y también porque les sale a cuenta, ha impulsado la normalización de este medio de transporte entre los superricos», sostiene. «Tener un jet privado forma parte de esta deriva individualista tan fuerte», agrega. «En la liga de la lista Forbes encontramos a nuevos individuos que utilizan jet privado, pero en su caso no son propietarios, sino que los alquilan», apunta. «Es una realidad que ha explotado entre este selecto grupo de personas», abunda.

Taylor Swift.

Taylor Swift. / DM

El escritor y también investigador en temas turísticos y medioambientales Joan Buades ha rastreado junto a este diario dos jets privados propiedad de superricos españoles y mallorquines. En concreto, el seguimiento llevado a cabo entre diciembre de 2022 y noviembre de 2023 se centra en los vuelos del avión privado de Inditex, grupo empresarial propiedad de Amancio Ortega, el hombre más rico de España según Forbes, y la aeronave de Miguel Fluxá, la primera fortuna de Balears.

Es importante señalar que no hay forma de determinar si todos ellos iban en los vuelos registrados: probablemente, no, pues estos aviones se prestan, alquilan o son usados por los equipos de trabajo de las grandes empresas que estas personas lideran; es decir, no se pueden atribuir todos estos viajes a estos tenedores de jets. 

El aparato de Fluxá fue el que más distancia recorrió: 191.581 kilómetros recorridos y 13.389 minutos de vuelo (223 horas, 9,2 días seguidos volando). El jet de la empresa de Amancio Ortega fue el segundo: 139.326 kilómetros y 141 horas de vuelo (5,9 días seguidos en el aire).

Si se aplica la calculadora de CO2, se obtiene la huella climática de estos aviones. Este periódico ha empleado la misma que utiliza la cabecera The Guardian para sus investigaciones climáticas, la de Conklin & de Decker.

Miguel Fluxá.

Miguel Fluxá. / DM

El avión de Fluxá, el que más contaminó

En este punto, los resultados están directamente condicionados por las características técnicas del jet y los litros de combustible que quema por hora. Así las cosas y teniendo en cuenta los trayectos, el de Miguel Fluxá es el que más ha contaminado de los tres en los últimos doce meses. Ha emitido un total de 1.188,15 toneladas de CO2: 252 veces más que un habitante medio del planeta (que emite 4,7 toneladas al año; un residente en Mallorca, en torno a 6, calcula Murray) y siete veces menos que Taylor Swift, la celebridad mundial cuya aeronave contaminó más en 2022. Le sigue en el ranking el avión de Amancio Ortega (el más contaminante de los tres al consumir 2.024,97 litros de combustible por hora), con 834,7 toneladas emitidas, 177 veces más que una persona media de la Tierra.