Pediatras de Mallorca denuncian: «Hay niños con bronquiolitis por la llegada tardía de los fármacos»

Baleares será la última comunidad autónoma del país en inmunizar a sus menores

Inmunización de un neonato... en otra comunidad autónoma.

Inmunización de un neonato... en otra comunidad autónoma. / M.Á.MONTESINOS

I. Olaizola

I. Olaizola

Los pediatras consultados coinciden: hay muchos niños de esta comunidad que han contraído una bronquiolitis por la falta de anticuerpos monoclonales para inmunizarles contra el virus respiratorio sincitial (VRS) que la provoca. Una falta de medicamentos que solo puede ser atribuible a una mala gestión en la adquisición de los mismos por parte de la dirección general de Salud Pública.

Los expertos recordaron que el resto de comunidades del país comenzaron a dispensar estos fármacos a los recién nacidos desde inicios del pasado mes de octubre excepto Extremadura, que empezó un poco más tarde, y Canarias, que no ha facilitado datos de este proceso asistencial.

La actual dirección general de Salud Pública informó el pasado lunes de que a lo largo de esta semana llegarían por fin las 8.900 dosis del anticuerpo nirsevimab para empezar a inmunizar desde el próximo lunes a todos los bebés nacidos entre el 1 de abril de 2023 y el 31 de marzo de 2024. 

Y achacó el retraso a que la titular de la anterior dirección general, Maria Antònia Font, no firmó antes del traspaso de carteras la autorización para la compra, por un valor de 1,9 millones de euros, de los citados fármacos. No obstante, fuentes del PSOE señalan que el protocolo de la comisión de Salud Pública para esta nueva prestación lo firmó la propia Maria Antònia Font el pasado 11 de julio, al final de su mandato y que, por tanto, el proceso de compra no les correspondía a ellos. 

Pese a los reproches mutuos, lo que está claro es que en otras CCAA en las que también se han producido cambios de gobierno autonómico los medicamentos han sido adquiridos con el tiempo necesario para comenzar a inmunizar a su población infantil desde comienzos del pasado mes de octubre.

Casos, no hospitalizaciones

Durante ese mes se produjeron 147 diagnósticos de bronquiolitis en los centros de salud, no ingresos hospitalarios por esta causa, como publicó este diario en su edición de ayer por una interpretación errónea de los datos facilitados por Salud.

Conselleria que no supo precisar cuantos de esos pacientes diagnosticados tuvieron que ser finalmente hospitalizados. Entre los datos ofrecidos, se detallaba que había un total de 82 bebés de menos de un año de edad.

Los pediatras consultados, pese a que sostienen que han visto casos de esta enfermedad respiratoria a lo largo del mes de octubre que se habrían evitado con una dispensación más temprana del fármaco, también admiten que esta comunidad ha sido «afortunada» al registrar unas temperaturas muy benignas durante ese mes, que el daño colateral por el retraso en la llegada de los fármacos podría haber sido mayor.

«El mes más crítico para la bronquiolitis es el de noviembre», sostuvo uno de los pediatras recordando que Balears comenzará a inmunizar a su población el próximo lunes, 27 de este mismo mes. Este profesional no quiso realizar ningún comentario más sobre que se comenzara la inmunización a estas alturas.

Y los profesionales de Primaria también deploraban la mañana de ayer, jueves, que aún carecían de instrucciones precisas para comenzar la inmunización de los niños nacidos desde el pasado 1 de abril. Estas críticas se producían tan solo horas antes de que Salud convocara a los medios de comunicación a las doce y media del medodía de hoy en el centro de salud de Camp Redó para hacerse la «foto oficial» del inicio de la inmunización infantil contra la bronquiolitis.

«No sabemos nada todavía, si vamos a tener los fármacos o no y, si tenemos que empezar el lunes, ya tendríamos que haber comenzado a citar a las familias», lamentaba horas antes un especialista de este nivel asistencial la falta de planificación.

En este proceso se tendrá que inmunizar a todos los nacidos desde el pasado 1 de abril hasta finales de este mes, toda vez que pese a que la intención era que todos los bebés nacidos en los hospitales salieran de alta con el fármaco ya dispensado, la ausencia de los mismos obligó a adquirir una partida de forma urgente para, al menos, poder hacerlo con los neonatos con más factores de riesgo ante esta enfermedad respiratoria.