Para hacer del mundo un lugar más justo e inclusivo hacen falta personas que lleven a cabo acciones comprometidas con el entorno y la comunidad. Es éste el caso de Càritas Menorca que con su proyecto Arbres d’Algendar está mejorando la vida de personas en riesgo de exclusión al tiempo que lleva a cabo una labor ecológica, sostenible y enmarcada en la economía circular. 

Arbres d’Algendar de Càritas Menorca es una de las 23 iniciativas solidarias distinguidas por Premios BBVA Futuro Sostenible, un galardón que dona cada año 1 millón de euros a ONGs de todo el territorio nacional. 

La sede de BBVA en Maó fue el escenario que acogió el pasado lunes 2 de octubre la entrega de este distintivo a la iniciativa ganadora en el archipiélago. Un proyecto que, que según destacó Susana Llombart, directora de Zona de BBVA en Baleares, «ejemplifica el tipo de innovación social y ambiental que necesitamos más que nunca en nuestro mundo en constante cambio. Demuestra que la sostenibilidad y la inclusión social pueden ir de la mano para crear un futuro más brillante» 

Guillem Ferrer Monjo, secretario general de Càritas Menorca, Susana Llombart, directora de Zona de BBVA en Baleares, y Juan Carlos Hernández, responsable de Negocio de BBVA Asset Management Europa. Tolo Mercadal

Durante el acto de entrega Llombart destacó que «hoy celebramos la visión y la dedicación de Cáritas, y también nos inspiramos mutuamente para unirnos en la determinación de crear un mundo más inclusivo y más justo. Este premio del Fondo BBVA Futuro Sostenible y la inversión socialmente responsable son un recordatorio de que cada paso que damos hacia la inclusión y la sostenibilidad tiene un impacto. Cada pequeña acción puede desencadenar un cambio significativo en nuestras comunidades y en nuestras vidas».

El proyecto Arbres d’Algendar

En efecto, con Arbres d’Algendar Càritas Menorca está cumpliendo objetivos en diferentes ámbitos. Se trata de un proyecto de agricultura ecológica mediante el cual se han recuperado hasta el momento un total de 84 variedades de árboles frutales autóctonos. Según detallan desde la ONG «este proyecto nace con la intención de recuperar un valioso patrimonio cultural y agronómico específico de Menorca, las variedades locales frutales, como herramienta para la inserción socio-laboral. Lo hacemos a través de la creación de una colección de variedades locales o banco genético, con más de un centenar de registros, sobre todo de perales, manzanos e higueras; y la producción de planta joven para su comercialización». 

Además de ser un proyecto de recuperación de árboles frutales autóctonos, Arbres d’Algendar es una importante iniciativa de conservación natural de un espacio tan emblemático como es el barranc d’Algendar en Ferreries. Entre las acciones paralelas llevadas a cabo en la finca Càritas Menorca destaca que «hace unos años rehabilitamos y recuperamos una fuente natural y todo el sistema de regadío de la época andalusí que hoy en día sirve de equipamiento de regadío tradicional para nuestros cultivos, cuidando el entorno y aprovechando al máximo un bien tan preciado como es el agua». 

Susana Llombart departiendo con los premiados. Tolo Mercadal

Al igual que todos los proyectos de Càritas, Arbres d’Algendar tiene como principal objetivo la inserción socio laboral de personas en situación vulnerable y de desempleo, a través de la formación y práctica de mantenimiento de fincas, cultivo de árboles y huerta, siempre bajo criterios de agricultura ecológica. El proyecto también se ha convertido en una herramienta de sensibilización y educación ambiental, con especial incidencia en el público más joven, haciendo llegar el mensaje de la necesidad de cuidar nuestro entorno, el medio ambiente y revalorizar el producto local.

Con el Premio BBVA Futuro Sostenible otorgado a Càritas Menorca se reconoce y apoya la continuidad de una actividad que va más allá de la inclusión social y laboral cumpliendo con los criterios de sostenibilidad, soberanía alimentaria y la circularidad. En este sentido desde Càritas Menorca detallan que «con el objetivo de seguir acompañando a personas, en la formación y la promoción de empleo, nuestros proyectos quieren dar un paso más hacia la sostenibilidad y la economía circular. En esta ocasión la próxima apertura del Restaurant Escola Ca n’Aguedet, nos permite conectar la producción y el aprovechamiento alimentario, de esta forma el proyecto de Arbres d’Algendar será uno de los suministradores del centro de formación que elaborará recetas tradicionales menorquinas, con producto Km0 y ecológico». 

Gracias a la aportación de BBVA Asset Management y el premio Futuro Sostenible, Cáritas Diocesana de Menorca fusionará estas dos iniciativas. Según explican desde la ONG, por un lado han financiado herramientas que aumentarán la producción en Arbres d’Algendar, que junto con las donaciones de alimentos que se puedan recibir, se abastecerá el restaurante, que ofrece nuevas oportunidades laborales en el sector de la restauración a través de la empresa de inserción. «La adecuación de las instalaciones del proyecto nos permite afrontar la petición de la Comunidad Autónoma de reforestación del barranco de Trebalúger con la producción de árboles autóctonos de la isla, además de construir una carpa de sombreado y se adquirirá una cámara frigorífica para la conservación de los alimentos, promoviendo el aprovechamiento alimentario. Los 35.000 euros de la donación permiten contribuir al cuidado del medio ambiente y la conservación natural gracias a los árboles plantados, a la producción propia de alimentos y la generación de empleo».

En este sentido cabe destacar que durante los últimos cinco años se han realizado diversos cursos de formación en fruticultura y huerta ecológica, en los que han participado un total de 38 personas. Se trata de formación en dos modalidades: itinerarios individuales de formación y cursos en grupos reducidos de 4-5 personas con una duración de 240 horas.

El proyecto también cuenta actualmente con dos plazas para la contratación de personas como trabajadores de inserción a través la empresa de Càritas Menorca Mestral Inserció i Medi Ambient, que además gestiona residuos como ropa, aparatos eléctricos y electrónicos, enseres, bicicletas, muebles… para su reutilización y reciclaje.

De cara al futuro Arbres d’Algendar seguirá creciendo y consolidándose. Entre los objetivos que se ha marcado la entidad para 2024 destacan la mejora de los espacios dedicados a la formación y capacitación laboral al tiempo que se adecuan las instalaciones para acoger visitas guiadas y actividades de voluntariado corporativo en el espacio natural de las fincas d’Es Canaló, la recuperación de las casas de s’ Hort de Dalt, maltrechas en una torrentada hace unos años, y Sant Antoni de S’Aranjassa para grupos, entidades y empresas con el propósito de concienciar sobre la importancia medioambiental y patrimonial de un espacio natural como es el Barranc d’Algendar. «La idea es impulsar la creación y la gestión de un Centro de Interpretación que acoja los objetivos anteriores. Para ello trabajamos y estamos pidiendo la implicación de las administraciones y la colaboración social de las empresas que quieran unirse a esta iniciativa medioambiental, cultural y social», resumen.

Juan Carlos Hernández, responsable de Negocio de BBVA Asset Management Europa, durante su intervención. Tolo Mercadal

Los premios Futuro Sostenible

La convocatoria de los premios Futuro Sostenible nació hace cinco años y se diseñó para llevar a cabo el reparto de las donaciones del fondo BBVA Futuro ISR. El objetivo de estos galardones es mostrar el compromiso del banco con la sociedad. «Lo novedoso de esta iniciativa es que está diseñada para que cualquier ONG o fundación, ya sea grande o pequeña, tenga la posibilidad de ser beneficiaria de una de las donaciones que se reparten anualmente», explica Juan Carlos Hernández, responsable de Negocio de BBVA Asset Management Europa. El fondo BBVA Futuro Sostenible ISR tiene un volumen gestionado de más de 2.000 millones de euros, lo que supone que se ha multiplicado su patrimonio por 133 desde 2018, cuando las donaciones se vincularon con esta convocatoria. Estos datos ponen de relevancia el interés creciente de los clientes de BBVA por este fondo, que es el mayor fondo solidario y de mayor antigüedad en España. 

BBVA Asset Management está comprometida desde hace años con la inversión sostenible y ha sido pionera en la aplicación de criterios ambientales, sociales y de buen gobierno en las inversiones, con la firma de los Principios de Responsabilidad de Naciones Unidas (UNPRI) en 2008. «En BBVA hemos ampliado nuestra oferta de productos sostenibles de manera que tengamos alternativas para todos los perfiles de clientes, cubriendo diferentes tipos de objetivos ligados a la sostenibilidad, tanto medioambientales como sociales. Pero, además, el peso de este tipo de productos será cada vez mayor en nuestra oferta, lo que creemos que es beneficioso tanto para nuestros clientes como para el conjunto de la sociedad», destaca Juan Carlos Hernández. 

Desde que se lanzó la iniciativa se han repartido más de 4 millones de euros, en concreto 4,2 millones destinados a apoyar casi 100 proyectos solidarios repartidos por toda la geografía española. En enero de 2024 se lanzará la próxima convocatoria de estos premios cuyas bases se publicarán en la web de BBVA Asset Management. «La filosofía de esta iniciativa es que sea un compromiso sostenible en el tiempo y nuestro objetivo es que el fondo BBVA Futuro ISR siga atrayendo inversiones que nos permitan apoyar el mayor número de proyectos solidarios», explica Hernández.