Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil incauta el ‘Tango’ en Mallorca por orden de Estados Unidos

Interviene documentación y dispositivos electrónicos en una operación conjunta con agentes del FBI para confirmar que el megayate atracado en Palma es propiedad de un oligarca ruso muy cercano a Vladímir Putin

Agentes de la Guardia Civil, del FBI y del HSI en el ‘Tango’ durante el registro. B. Ramon

La ofensiva internacional contra las propiedades de oligarcas rusos vinculados al Kremlin se trasladó ayer a Mallorca. La Guardia Civil incautó el Tango, el majestuoso yate del oligarca ruso Viktor Vekselberg atracado en el Club Náutico de Palma a instancia de Estados Unidos. En una operación conjunta con el FBI y la Homeland Security Investigations (HSI), los agentes intervinieron diversa documentación y dispositivos informáticos para corroborar que la embarcación pertenece al multimillonario ruso.

Los agentes hicieron su entrada en el yate para proceder a su registro pasadas las ocho de la mañana. La operación tuvo lugar en el marco de una comisión rogatoria de Estados Unidos bajo la dirección del juzgado de instrucción número 2 de Palma y del fiscal de la red de cooperación internacional en Balears, Nicolás Pérez-Serrano. Las autoridades norteamericanas remitieron hace unos días al ministerio de Justicia esta solicitud, que llegó el pasado jueves a Palma. En ella solicitaban el embargo preventivo de la embarcación en vista a un decomiso definitivo, según informaron fuentes conocedoras del caso.

Vekselberg, persona muy cercana al presidente ruso Vladímir Putin, no se encuentra incluido en la lista de oligarcas sancionados por la Unión Europea, pero está en el radar de Estados Unidos. Su Departamento del Tesoro le investiga por fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad documental. En este sentido, Washington sospecha que el magnate ruso puede haber ocultado la propiedad del yate para esquivar sanciones. El HSI es una rama del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos que investiga movimientos de finanzas internacionales.

El Tango, embarcación de 78 metros de eslora y valorado en más de 90 millones de euros, fue objeto de un meticuloso registro por parte de los tres cuerpos policiales que se prolongó hasta última hora de la tarde. Agentes de la Guardia Civil se apostaron en los accesos al yate y en su interior fuertemente armados mientras duró la inspección.

Durante horas, la comisión judicial recabó documentos y dispositivos electrónicos con los que probar que el auténtico propietario del barco es Vekselberg. Los investigadores también están tomando declaración a los miembros de la tripulación. El ministerio del Interior informó ayer de «una compleja trama financiera y societaria para ocultar la verdadera titularidad real» del yate. Con bandera de las Islas Cook y registrado a nombre de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes británicas, la espectacular embarcación está a su vez administrado por sociedades de Panamá.

Agentes del FBI y Aduanas de Estados Unidos registran junto a la Guardia Civil el yate ruso Tango

Agentes del FBI y Aduanas de Estados Unidos registran junto a la Guardia Civil el yate ruso Tango G. Civil

El yate ha quedado inmovilizado en el puerto de Palma a cargo ya de las autoridades estadounidenses, que se harán cargo de toda la información obtenida y de las futuras acciones contra la embarcación, señalaron las mismas fuentes. El Tango tiene ya prohibido marcharse de Mallorca, aunque no ha sido precintado y los tripulantes pueden acceder a él, señalaron las mismas fuentes.

Con la invasión de Ucrania por parte de Rusia como trasfondo, Palma dejó de ser un puerto seguro para el Tango hace algo más de tres semanas, cuando Estados Unidos incluyó el nombre de Vekselberg en su lista negra. A partir de ese momento el Gobierno, a través de Inspección Aduanera, retuvo la embarcación en la isla de manera temporal mientras realizaba una serie de comprobaciones. El yate se encontraba desde finales de enero en Astilleros de Mallorca sometiéndose a una puesta a punto para zarpar.

La intervención de Estados Unidos tiene como objetivo castigar económicamente a todos los oligarcas rusos cercanos a Putin como consecuencia de la invasión en Ucrania. Según el Departamento del Tesoro estadounidense las empresas de Vekselberg, magnate del aluminio y con un patrimonio neto superior a los seis mil millones de dólares, operan en múltiples sectores de Rusia, incluyendo una amplia participación en el sector energético y de las telecomunicaciones.

Estados Unidos subraya asimismo que el magnate mantiene estrechos vínculos con Putin y con el expresidente ruso Dmitry Medvedev, que le designó para que impulsara un Silicon Valley ruso. Se trata del centro de innovación Skolkovo, un área de negocios de alta tecnología en Moscú que desarrolla proyectos de altas tecnologías nucleares, espaciales, médicas, informáticas y de ahorro de energía.

El Departamento del Tesoro estadounidense también ha bloqueado un avión privado propiedad de Vekselberg registrado en Aruba y que en su día pasó por el aeropuerto de Son Sant Joan.

El Tango no es el único barco de un oligarca ruso que no va a poder zarpar de Mallorca. A mediados de marzo el Gobierno ordenó retener el Lady Anastasia, de 48 metros de eslora y atracado en Port Adriano. Se trata del barco que un marinero ucraniano intentó hundir para vengarse por la invasión de su país poco después de que empezara el conflicto.

Se presupone que este yate de lujo es propiedad de Alexander Mijeev, uno de los grandes empresarios de la venta de armamento ruso.

Las claves

Los agentes siguen el rastro de Viktor Vekselberg

Esperan que la documentación intervenida sirva para identificar a Vekselberg como el propietario del Tango, oculto bajo "una compleja trama societaria y financiera".

En la lista negra de EE UU pero no de la Unión Europea

El registro se produjo a instancia de Estados Unidos, que tiene en el radar a los oligarcas rusos cercanos a Putin para castigarles por estos vínculos.

El 'Tango' estaba retenido desde mediados de marzo

El megayate estaba retenido por el Gobierno junto con el Lady Anastasia, también de un oligarca ruso.

Compartir el artículo

stats