Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cadena Sercotel crecerá en Mallorca con dos hoteles urbanos

La compañía catalana cerrará uno de los contratos en Palma antes de final de año

José Rodríguez, CEO de Sercotel, José Luis Salas (Camper) y Antonio Ibáñez (Deloitte).

Los planes de expansión de Sercotel Hotel Group pasan por Mallorca. La cadena catalana ultima sumar a su portafolio dos establecimientos urbanos, según confirmó ayer en Palma su consejero delegado, José Rodríguez Pousa.

Para Rodríguez Pousa no hay duda de que estamos en una temporada de mucho movimiento en el sector; ayer mismo trascendió la venta del hotel Punta Negra de Costa d'en Blanes. La compañía controlada por el Grupo Corporativo Landon pasará de estar presenten en la isla con dos establecimientos —el Joan Miró Museum y el Zurbarán, en la capital— a cuatro con los próximos contratos que negocia. Uno de ellos (ambos son hoteles urbanos) se cerrará antes de fin de año, confirma su CEO, quien ayer participó como ponente un encuentro sobre fondos europeos en el Castillo Hotel Son Vida.

«Llevamos quince años hablando de acabar con la atomización hotelera, la gran esperanza blanca», dice Rodríguez Pousa, quien lleva las riendas de la cadena que ha cumplido ya 26 años de andadura y cuenta con 130 hoteles y apartahoteles repartidos por España, Andorra, Portugal, Italia, Colombia, Ecuador, Panamá y México. En total gestionan 11.036 habitaciones. El consejero delegado de la compañía advierte que en el mercado «hay un disociación entre los precios que se piden» y la realidad, que tampoco pasa por las pretensiones de los fondos hoteleros que llegaron exigiendo rebajas de un 35 %, en la actualidad aparcadas, aunque «siguen abriendo brecha».

«Llevamos quince años hablando de acabar con la atomización hotelera, la gran esperanza blanca»

José Rodríguez Pousa - Consejero delegado de Sercotel Hotel

decoration

Sercotel aspira a situarse en el top ten de las cadenas hoteleras españolas con su modelo de asset light, es decir, sin activos en propiedad y operando con contratos de gestión, management y explotación en alquiler, que serán pues las opciones que se están cerrando con los dos hoteles que se integrarán en la cadena en Mallorca.

Rodríguez, quien departió con José Luis Salas, director general adjunto de Camper, sostuvo que están transaccionando de una compañía hotelera a una tecnológica-hotelera y que en su caso no van a poner en marcho o retrasar ningún proyecto «por una subvención». Salas apuntó a la «aceleración brutal» de las ventas online con la pandemia, ya la mitad de su compañía.

Compartir el artículo

stats