La presentación este miércoles de los Presupuestos Generales del Estado ha provocado los primeros movimientos de los partidos políticos de Balears. En el día de ayer, la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, comparecía para valorar positivamente las cuentas de 2022. El PP, en cambio, anunció que llevará a votación al próximo pleno del Senado la parte fiscal del Régimen Especial de Balears (REB) para compensar los sobrecostes de la insularidad en el archipiélago con el mismo texto que fue presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta del Govern, Francina Armengol, y aprobado como proyecto de ley en Consejo de Ministros en febrero de 2019, que lleva desde entonces pendiente de tramitación.

El portavoz del PP en el Parlament, Antoni Costa, afirmó que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado son la constatación del «engaño masivo perpetrado por la ministra Montero a Balears».

En la misma intervención, Costa lamentó que se «vendiera como histórico» el acuerdo del factor de insularidad y criticó el «trilerismo presupuestario» porque los recursos que se presumían extraordinarios, a su juicio, han supuesto recortes en otras partidas: «No lo esperábamos».

El portavoz popular argumentó, además, que el Govern ha «manipulado» los datos porque «Balears no estará en nada por encima de la media española». Asimismo, Costa defendió que Balears no queda encima de la media de inversión en ninguno de los dos casos y argumentó que «no esperábamos que Armengol y Sánchez manipularan las cifras de esta manera». También detalló que, si bien la media de inversión directa del Estado es de 282 euros por habitante, si se incluyen en el cálculo los 10.663 millones de euros de inversiones indirectas o transferencias, la media del Estado asciende a 500,2 euros por habitante, mientras que la media en Balears con los 183 millones queda en 303 euros. «El tratamiento de los datos es un insulto», añadió.

Balears es la tercera comunidad que menos inversión del estado recibirá en 2022. Llegarán a las islas solo 172,35 millones en inversión territorializada, un 14% menos que este año, a los que hay que añadir 183 millones del factor de insularidad. No obstante, Balears queda muy por detrás de la media, la tercera por la cola, solo por delante de La Rioja y Navarra (sin tener en cuenta a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla).

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores del Govern balear, Rosario Sánchez, explicó en rueda de prensa que el factor de insularidad «ha venido para quedarse» y que esta noticia supone «estar por primera vez por encima de la media en inversiones»: «Servirán para hacer todo aquello que las islas llevan tanto tiempo pidiendo y para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Balears».

Recalcó que el año que viene, por primera vez, esta comunidad tendrá un REB: «Era una reivindicación histórica de las islas, necesaria para compensar el déficit de inversiones del Estado en nuestro territorio». Además, señaló que se pasará de los 172 millones actuales de inversiones a los 355 millones si se añade la partida de insularidad, de 183 millones.

Més per Mallorca, socio de gobierno de Armengol, también se mostró en contra de los actuales presupuestos. El portavoz adjunto de la formación en el Parlament, Josep Ferrà, reiteró que su partido mantendrá el voto en contra a pesar de que «confía en mejorarlos durante su tramitación parlamentaria». En este contexto, recalcó que este posicionamiento es un punto de partida «porque nuestra voluntad es negociar, y por supuesto, propiciar los cambios necesarios para mejorarlos».

Rosario Sánchez afirma que el REB "ha venido para quedarse" porque es una "reivindicación histórica de Balears"

Ferrà insistió en el hecho de que estos PGE incluyen el reconocimiento del factor de insularidad «gracias a la interposición de un recurso de inconstitucionalidad» y que el factor insular en ningún caso puede compensar el «maltrato presupuestario y financiero por parte del Gobierno español».

El portavoz de El Pi en el Parlament, Josep Melià, denunció que estos presupuestos son «una estafa a Balears» y rechaza totalmente las previsiones de inversiones porque dejan a la isla en la cola: «Los gobiernos socialistas, tanto del Estado como de la Comunidad Autónoma, están enredando para no llamar a las cosas por su nombre».

Presupuestos del Estado 2022

Cuentas "justas"

La delegada del Gobierno en Balears, Aina Calvo, presentó ayer el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2022. Afirmó que estas cuentas sirven para «hacer justicia con las Illes Balears». La división de las inversiones para 2020 quedaría, por tanto, con 172 millones para la inversión directa, 268 al transporte aéreo y marítimo, 183 millones al factor de insularidad, 4,5 a políticas de viviendas de alquiler, 50 millones de la Estrategia de Resiliencia Turística y 2 millones a la regeneración de aguas.

Calvo explicó que se han añadido algunas partidas específicas, como los 60 millones para el acceso a la vivienda, 9.000 becas para estudiantes, unos 70 millones en orientación educativa y formativa, y el Bonus Lloguer Jove. También quiso recordar que cerca de 13.000 jóvenes podrán disfrutar del Bonus Jove Cultural.

Otros de los puntos importantes son las pensiones no contributivas. Estas aumentarían un 3%, lo que supondrá más de 46 millones de euros para casi 8.000 personas mayores de las islas, 30.500 plazas de ocupación pública y 686.000 euros en formación para la ocupación de las administraciones públicas.

En referencia a las infraestructuras del Estado en las islas, 95 millones serán para la mejora de la seguridad y la digitalización de los aeropuertos, 44 millones para los proyectos de los puertos de Eivissa y Palma, 11,5 para el Pla Crece, 3,5 para la nueva sede del SOCIB, uno para la reforma de la depuradora Palma II y 2 más para la renovación del centro penitenciario de Mallorca.

Los Presupuestos llegan al Congreso para empezar su trámite parlamentario Agencia ATLAS / EP