Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo 4.000 empresas de Baleares se presentan a las ayudas de los 855 millones

El Govern, preocupado por las pocas peticiones en una semana, lanza un llamamiento y culpa a Madrid de que las mercantiles sin deudas con sus proveedores queden fuera de la convocatoria

El Govern confiaba en que 33.000 empresas y autónomos afectados por la crisis pedirían ayudas.

Las ayudas de 855 millones de euros llegadas del Gobierno de Pedro Sánchez, y que el Govern Armengol anunció como logro estrella para la reactivación económica, no están calando en el empresariado de Balears. Las limitaciones y duras condiciones para acogerse a la convocatoria han provocado que en poco más de una semana solo 4.000 empresas hayan presentado solicitudes para recibir las subvenciones. Con todo, hay que tener en cuenta que el plazo de presentación culmina el lunes de 28 y el Govern confiaba en que unos 33.000 empresas y autónomos se verían beneficiados.

Desde las pequeñas y medianas empresas a nivel nacional daban ayer la voz de alarma. Criticaban que las mercantiles que para mantener la actividad durante la pandemia han utilizado recursos propios y no tienen ni créditos ni deudas con proveedores, no pueden pedir ayudas. Una situación que calificaron «del todo injusta».

En el Ejecutivo autonómico no esconden su preocupación por el hecho de que su medida estrella esté haciendo aguas. Por ello, ayer el conseller de Modelo Económico, Trabajo y Turismo, Iago Negueruela, realizó un llamamiento a los empresarios para que aceleren las solicitudes.

El pasado 14 de junio se abrió el plazo para presentar peticiones de ayuda. En pocas horas llegaron hasta la plataforma del Govern más de 1.500 inscripciones de empresas isleñas afectadas por la pandemia. Sin embargo, una semana después únicamente han sido 4.000 las presentadas. Las empresas y autónomos tienen hasta el próximo lunes día 28 para presentar solicitudes y faltan todavía unos 30.000 solicitantes de ayudas si nos atenemos a la previsión inicial del Govern.

Críticas empresariales

La patronal nacional de pequeñas y medianas empresas Copymes criticó ayer que empresarios y autónomos que hubieran hecho frente a sus pagos recurriendo a la descapitalización de sus negocios o realizado aportaciones extraordinarias de capital, quedan excluidos de facto de estas ayudas, «por lo que se genera un agravio comparativo que debería compensarse mediante mecanismos alternativos».

No tener deudas con proveedores está castigado y si la deuda es con Seguridad Social y Hacienda también

decoration

El conseller Negueruela admitió ayer esta circunstancia y lo achacó al real decreto ley que habilita las ayudas. Negueruela aseguró que esta limitación afecta más a las empresas que a los autónomos y confió en que el empresariado isleño se anime a presentar solicitudes de ayudas.

Desde Asima, entidad que engloba a las empresas de los polígonos, también criticaron que muchos de sus asociados quedaban fuera. Hay que recordar que tampoco se concederán subvenciones a las empresas que no estén al corriente de pago con Seguridad Social y Agencia Tributaria. Ello también deja fuera a muchas empresas que con la pandemia no han podido pagar estas deudas con la administración.

Las claves

  • Solicitudes: 4.000 de las 33.000 previstas por el Govern y el plazo acaba el 28 de junio

El Govern había previsto que unas 33.000 empresas y autónomos se acogerían a las ayudas. No obstante, en una semana solo se han presentado 4.000 y el plazo culmina el 28 de junio.

  • Limitación: Sin deudas con proveedores quedan fuera

Las empresas que han hecho frente a la crisis con sus ahorros y no tienen deudas con sus proveedores, quedan fuera.

  • Críticas: Las patronales piden mecanismos alternativos

La patronal nacional Copymes y ASIMA exigen al Govern y Madrid que habiliten mecanismos alternativos a las limitaciones.

Compartir el artículo

stats