Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las patronales de Mallorca creen «seguro» que no se abrirá el interior de los bares

«En un lado de la balanza está una restauración agotada pero en el otro el sector turístico», se indica

Las patronales creen que la actividad seguirá limitada al exterior de los locales.

Las patronales creen que la actividad seguirá limitada al exterior de los locales. B. Ramon

Las organizaciones empresariales de la isla dan como «seguro» que el Govern no tiene la intención de permitir la reapertura del interior de bares y restaurantes a partir del día 10, y aunque se admite que los empresarios de la restauración han llegado «agotados» a este punto, se añade que otros sectores económicos están interesados precisamente en que se mantengan las actuales restricciones para llegar a junio con una baja incidencia de los contagios. Como contrapartida, se apunta que desde el Ejecutivo balear se podría autorizar una mayor ampliación de las superficies y de los horarios de las terrazas.

El pesimismo por lo que a la reapertura del interior de los locales de restauración a partir del día 10 se refiere es expuesto desde diferentes organizaciones empresariales, y se señala el caso de Menorca, donde se ha dado una subida en los índices de contagios y en donde esa actividad dentro de los establecimientos ha existido. Por ello, se considera que la única ventaja que se podrá obtener a finales de esta semana, tras la reunión de la Mesa del Diálogo Social, es una posible ampliación de la superficie de las terrazas y de las horas de apertura.

En cualquier caso, las organizaciones empresariales consultadas señalan que por primera vez, a dos días de ese encuentro entre Govern, patronales y sindicatos, no ha habido contactos con el Gabinete de Francina Armengol, y no se descarta que, frente a los planes ya cerrados con los que llegaba el Ejecutivo a la Mesa del Diálogo por haber buscado el acuerdo durante las jornadas previas, «en esta ocasión se pida nuestra opinión durante la reunión de la Mesa antes de tomar una decisión definitiva».

Según algunos de los empresarios, el mantenimiento del cierre de los interiores de la restauración previsiblemente se va a mantener durante la mayor parte de este mes, al menos hasta que el Reino Unido comunique su decisión definitiva respecto a si va a permitir los viajes sin restricciones a Balears.

Algunas patronales señalan el alto coste que supondría un aumento de los contagios a las puertas del verano

decoration

A la hora de justificar el mantenimiento de unas limitaciones que se reconocen como muy duras, se recuerda que «en un lado de la balanza están unos empresarios de restauración que se encuentran agotados, pero en el otro los intereses de todo el sector turístico, con los hoteleros como punta de lanza», y no se oculta que los segundos tienen mucho más peso que los primeros.

Hay que recordar que desde las asociaciones que agrupan a bares y restaurantes se lleva tiempo apuntando a los hoteleros como el principal respaldo del Govern a la hora de mantener fuertes restricciones hasta que comience el verano.

El coste de los errores

En este sentido, se subraya que el coste, en términos exclusivamente económicos, que conllevaría el abrir ahora el interior de esos locales, y un posible aumento de los contagios, a menos de un mes de una reactivación turística que se ha fijado para junio, sería extraordinariamente superior al que supone exigir a bares y restaurantes que mantengan el actual sacrificio durante dos semanas más.

Desde los sindicatos se hace un análisis similar al reiterar que la desescalada de los sectores económicos debe de ser muy prudente, ya que si una nueva ola de la covid-19 trunca el inicio de la temporada turística, la pérdida de puestos de trabajo se medirá por miles.

Por ello, se coincide en que es mejor no correr riesgos a la espera de que se aumente el porcentaje de personas vacunadas en las islas.

Compartir el artículo

stats