Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Congreso aprueba los 1.000 millones para Baleares con la abstención de PP y Cs y el voto en contra de Vox

El decreto de ayudas sale adelante después de dudas durante el fin de semana y maniobras y llamadas in extremis desde las islas

La vicepresidenta Nadia Calviño hoy en el Congreso

La vicepresidenta Nadia Calviño hoy en el Congreso

El Congreso ha dado hoy luz verde a los 1.000 millones de euros para las empresas de Baleares. El decreto de ayudas ha salido adelante después de serias dudas durante el fin de semana ante la intención de varios de los apoyos del Gobierno de Pedro Sánchez así como de PP, Ciudadanos y Vox de votar en contra. Sin embargo, finalmente y tras algunas maniobras y llamadas desde las islas, la medida ha sido aprobada con tranquilidad y sin sobresaltos con las abstenciones de PP y Ciudadanos y con el voto en contra de Vox.

Durante el fin de semana, el Gobierno contactó con el Govern para alertar del riesgo de que los mil millones a las islas se vieran bloqueados si no se validaba el decreto en el Congreso. Diferentes apoyos de Pedro Sánchez, como ERC, el PNV o Bildu no veían claro su voto y PP, Ciudadanos y Vox planeaban votar en contra. Si no se lograba sumar a los socios o desactivar los votos en contra de la oposición, las ayudas podrían haber naufragado pese a haberse anunciado ya y estar el Govern preparándose para su reparto en las islas. Por ello, el Gobierno pidió colaboración al Govern para tratar de influir en la votación final a través de las formaciones de las islas, dada la importancia de las ayudas para el archipiélago.

El Govern advirtió de la situación a todos los partidos de las islas, que se pusieron manos a la obra para tratar de garantizar la salida adelante del decreto. El líder del PP balear, Biel Company, negoció con el líder nacional Pablo Casado y con la portavoz económica Elvira Rodríguez para evitar el voto en contra que planeaban los populares. También hizo lo propio con los suyos la coordinadora de Ciudadanos en Balears, Patricia Guasp; el senador de Més, Vicenç Vidal, habló con sus aliados en Madrid como ERC o Compromís, para sumarlos a la mayoría, e incluso los regionalistas El Pi aprovecharon sus contactos con el PNV para que los jetzales no votaran en contra de la llegada de los mil millones a Balears.

Company evita el 'no', pero no consigue el 'sí' de Casado

Con el voto garantizado de los diputados canarios, la comunidad más beneficiada por esas ayudas junto a Balears, el apoyo de ERC y la abstención de Ciudadanos y del PNV, el Gobierno ya garantizó a principios de esta semana que el decreto saliera adelante con independencia de lo que hicieran PP y Vox. Pese a que hubiera salido igualmente, Company arañó a Casado la abstención de los populares, con muchas reticencias ante el decreto, tanto por el malestar interno de algunas autonomías por la mayor llegada de recursos a las islas como por las críticas a la insuficiencia de las ayudas, pero no pudo conseguir el voto a favor, algo que ya le han reprochado hoy los socialistas que han acusado al PP de "traición" a Balears.

Vox, el partido de Carles Puigdemont, JxCat, la formación de Íñigo Errejón, Más País, y Foro Asturias, han sido finalmente los únicos partidos que han votado en contra de la llegada de ayudas directas a las empresas afectadas por la crisis del coronavirus, cerca de 1.000 millones para las casi 40.000 empresas de Balears.

"Gracias a la abstención del PP, el decreto de ayudas directas a empresas y autónomos se aprobará hoy en el Congreso, a pesar del voto en contra de algunos socios de Sánchez, y de esta manera Balears recibirá más de 900 millones de euros. Ahora hace falta que se repartan cuanto antes", ha celebrado Company, mientras el diputado socialista Pere Joan Pons le ha reprochado poner detrás de las pancartas de SOS Turismo y apoyar las protestas de la restauración y a la hora de la verdad "no mojarse" al haberse abstenido el PP. El senador Vidal, que ha agradecido a ERC y Compromís su apoyo a los mil millones de ayudas, ha tildado también de "triste" la abstención del PP, al que ha acusado de "sólo jugar para favorecer Ayuso".

Compartir el artículo

stats