23 de febrero de 2020
23.02.2020
Explotación sexual

'Sugardating': La prostitución camuflada

Entre 200 y 300 menores de las islas podrían estar usando estas webs y 'apps', una vía de captación para la explotación sexual

23.02.2020 | 00:15

Explotación sexual. Los 'sugardaddies' son hombres de mediana edad y con poder adquisitivo que buscan chicas o chicos jóvenes, 'sugarbabies', para que les hagan compañía, les acompañen a eventos y viajes y/o tengan relaciones sexuales con ellos a cambio de cenas, regalos caros o dinero.

Busco una chica discreta y educada para encuentros ocasionales siempre que haya atracción mutua y a cambio de una compensación, obviamente.

Ésta es la carta de presentación de uno de los hombres de Balears que están registrados en una de las páginas de sugardating que operan en nuestro país. Según los datos facilitados por las propias compañías, se estima que en estas webs hay registrados unos 100.000 hombres adultos (los sugardaddys) en toda España y casi 400.000 chicas o mujeres jóvenes (las sugarbabies). En las dos webs más populares están registrados alrededor de un centenar de hombres de Balears.

Estoy casado, no busco una relación formal, sino una chica joven, divertida y simpática para compartir ratos, conversación, confianza, intimidad y complicidad, a cambio de apoyo y una ayuda económica fija.

Algunos hombres y algunas chicas se apuntan pensando que son webs 'normales' para encontrar pareja o un fortuito encuentro sexual consentido. Pero otros y otras se abren un perfil conociendo perfectamente la 'filosofía' sugardating: hombres de mediana edad y con solvencia económica que ofrecen regalos y dinero (pagos puntuales o asignaciones periódicas fijas) a chicas jóvenes a cambio de su compañía en cenas, viajes, eventos. Y también en la cama.

Es decir, hombres que dan dinero a mujeres por mantener relaciones sexuales. Todo bien ordenado y en algunos casos, de forma muy evidente. Perfiles con fotos, nombres, localización e ingresos mensuales que dejan claro qué se ofrece o en qué términos ( los problemas de dinero se abordarán antes de reunirse) o qué se busca ( quiero dinero para ir a conciertos; necesito tu ayuda para pagarme los estudios).

Muchas de estas páginas se preocupan de incluir aclaraciones como "Sugardaddy España no es una web de escorts, si eres profesional del sexo o buscas una chica profesional este no es tu lugar". O advertencias como la de Seeking Arrengement: "Las condiciones de uso prohíben un uso ilegal de esta web, incluyendo escorting, prostitución y tráfico de personas". Esas no son las palabras que les gusta usar a los administradores de estas webs. Ellos prefieren los eufemismos del azúcar y la dulzura.

Estoy dispuesto a dar una buena cantidad de azúcar a la sugarbaby adecuada.

Para el doctor en Sociología y Filosofía Lluís Ballester, integrante del Grup d'Estudi de la Prostitució a les Illes Balears (GEPIB), estos términos buscan camuflar esta prostitución y conseguir que las chicas jóvenes no sean conscientes del tipo de relación en la que se han metido. Así el sugardating se puede considerar "una de las modalidades con más capacidad de engañar". El experto señala que en este ámbito se pueden identificar "a los que compran servicios sexuales o una acompañante con la que se puede hacer cualquier cosa"; y también a "quienes hacen de 'lanzaderas' para conseguir filmaciones pornográficas, "una de las modalidades de explotación sexual en crecimiento", alerta.

En su opinión, es "como si se volviera a desarrollar una modalidad de esclavitud pagada. Añade: "En ocasiones esta esclava puede estar contenta de su suerte, como los esclavos muy alimentados del mundo griego y romano clásicos". Aunque no tienen información para dibujar un perfil de los usuarios, sí saben que las relaciones "se fomentan en una desigualdad notoria: los hombres que se aprovechan están situaciones de privilegio y sus víctimas, en situaciones precarias".

Busco mujeres que entiendan lo que es una relación beneficiosa y puedan tener movilidad para viajar.

Este grupo tiene constancia de "bastantes casos", en especial por intervenciones policiales, por las denuncias de las mujeres o sus familiares, y también por el trabajo que realizan varias organizaciones. "En ocasiones podemos conocer casos una vez ya superada la explotación sexual, cuando ha llegado alguna chica pidiendo ayuda".

Firmar un contrato o "arreglo"


Es difícil poner dimensiones a este fenómeno, más allá de las cifras que manejan las compañías, que incluyen personas que buscan conocer gente o compañeros sexuales sin intercambio de dinero ni regalos de por medio y sin necesidad de firmar un "arreglo"; una especie de contrato, que recomiendan establecer algunas de estas webs.

Algunos sugardaddies creen que con tener dinero y darlo es suficiente (...) Si te estás preguntando por qué esa sugarbaby dejó de quedar contigo a pesar de que le dabas una buena asignación quizás este post te ayude (...) El subsidio no lo es todo, tu sugarbaby espera que su exitosa pareja le dé regalos sorpresas.

Estas páginas no te dejan inscribirte si eres menor de edad, pero no existe control alguno y así como menores de 16 años se abren cuentas en Instagram sin problemas a pesar de no estar permitido, de igual forma pueden hacerse un perfil en páginas de sugardating.

¿Cuántas chicas, y también algunos chicos, menores pueden estar haciendo de sugarbabies? Ballester señala que podríamos estar hablando de entre 200 y 300 menores implicadas. Estas situaciones, explica, es más fácil que se generen en contextos de precariedad.

"Hay mujeres muy jóvenes, captadas a partir de las app que se ha ido creando y divulgando en los últimos años, también captadas por supuestos amigas y amigos que ganan recursos y privilegios, los conocidos como boy lovers. Como en el mundo de la prostitución, se pretende encubrir con los mitos Pretty woman, pero la desigualdad y la precariedad son factores determinantes", indica.

Silvestre del Río es un policía tutor que se dedica a dar charlas a profesores y padres para informar del uso que los chicos hacen (o podrían hacer) de las redes sociales y de internet en general. Explica que ni él ni sus compañeros han detectado una alarma o un uso extendido de estas aplicaciones por parte de menores, aunque sí conoce usos puntuales "entre universitarias" y tienen constancia de que el pasado verano tuvo lugar un repunte de esta actividad en Eivissa.

Ventajas de ser sugarbaby: No debes nada a nadie y no llegas a fin de mes sin dinero. Es lo mejor para estar tranquilas y tener una vida estudiantil óptima sin estrés.

Aun así, el policía, que está en contacto con chavales, familias y entidades especialidades, sí sabe que hay jóvenes que se prestan a mantener relaciones a cambio de regalos caros y, subraya, no todas vienen de entornos de exclusión. Muchos viven con sus padres en un ambiente normalizado, explica el policía. Pero lo hacen porque quieren un móvil o unas deportivas.

Consejo para sugarbaby: No balbucees ni tartamudees ni bajes la vista cuando hables de dinero o de lo que necesitas.

Serafín Carballo, director de la Oficina de Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, no ha recibido aún peticiones de asesoría o intervención por el uso de estas páginas, pero defiende empezar ya a combatirla desde varios frentes.

A nivel normativo, propone fomentar un acuerdo de las grandes tecnológicas para detectar páginas y apps de este tipo (como se hizo con las webs yihadistas) y tomar medidas efectivas para evitar que los menores las usen: "Sería alcanzar un compromiso como el que han acordado empresas del sector turístico para combatir la explotación sexual infantil".

Otro frente clave es el de la formación y educación (en la escuela, en la casa, en los medios), así como la sensibilización y formación de los propios menores sobre la importancia de "la autoprotección".

En este sentido, Carballo hace una reflexión más amplia, razonando que por un lado, "ha cambiado el sistema de valores y la concepción de la sexualidad" y eso se ha juntado con una cultura consumista y pragmática. Con todo, hay jóvenes que no dan importancia a mantener un intercambio sexual fugaz para conseguir un objeto (un móvil, una chaqueta, unas zapatillas de marca) que llevan meses anhelando y que creen que "necesitan" para encajar con sus iguales.

"No se quieren privar de nada y están dispuestos a cualquier cosa, entre una cosa y otra, el caldo de cultivo está servido", concluye.


Falta de información


"Sin caer en alarmismos", defiende, "la sociedad debe estar implicada y alerta", así como la Administración. Carballo señala otra nivel de acción necesario: dedicar fondos a investigar la explotación sexual infantil. Avanza que desde su Oficina han encargado un estudio sobre la incidencia de este problema en Balears y están a la espera de resultados.

El sugardating es una de las vías de posible captación de explotación sexual sobre la que aún falta mucho por investigar.

Ballester señala que las fuerzas de seguridad han detenido y desarticulado bastantes redes de pederastia, pornografía infantil y redes de explotación que usan esta vía para captar víctimas, pero aún no hay investigación sobre las relaciones entre las modalidades legales y las ilegales: "No podemos saber si faltan áreas por cubrir. Lamentablemente, las identificamos cuando se descubren casos que denuncian una u otra explotación".

Las jóvenes muchas veces no son conscientes del tipo de relación en la que se han metido. Y algunas, como mecanismo de defensa, activan justificaciones cognitivas para ignorar esa parte de "dependencia, sometimiento o explotación".

Las cifras


300
Según el Grup d'Estudi de la Prostitució a les Balears (GEPIB), entre 200 y 300 menores podrían estar practicando el 'sugardating' en las islas.

100.000
Según las cifras que dan estas compañías, unos 100.000 hombres están registrados como 'sugardaddies' en España. No todos estos hombres buscan relaciones a cambio de dinero: los hay que se apuntan como si fueran páginas de citas 'on line' normales.

400.000
Según los números de las compañías, se estima que alrededor de 400.000 chicas jóvenes apuntadas como 'sugarbabies' en toda España España. De nuevo, el GEPIB hace la misma advertencia sobre estas cifras: no significa que estas 400.000 mujeres sean víctimas de explotación sexual. Entre estas mujeres y chicas hay quién también busque pareja sentimental o sexual sin que medie ningún acuerdo ni intercambio de regalos o dinero de por medios. Algunas de estas páginas simulan intencionadamente parecer páginas de búsqueda de pareja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.