Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Biel Barceló Milta: "La ecotasa al turismo será de entre uno y dos euros y se aplicará ya en 2016"

Biel Barceló (Palma, 1967), cree que el Govern tendrá solidez para cuatro años, pero no ve ya a Podemos entrando, con los equipos formados: "Ese tren ya pasó". B. Ramon

-Confiese, se vio presidente?

-La verdad es que hubo un momento en que la opinión pública parecía que era esa. Nos faltaron dos o tres diputados. Nunca hubo una suma suficiente. Se hablaba de la suma de Podemos y Mes, pero Podemos no dijo que...

-La noche electoral sí. Tanto en Podemos como en Mes se hablaba de Barceló presidente?

-Sí, sí, y esa opción estuvo abierta siempre, pero nunca hubo esa entrega formal de Podemos.

-Pero a Podemos le gustaba más Barceló que Armengol...

-Sí, lo sé. Pero las matemáticas son las que son. Yo tenía claro que debía coger una gran responsabilidad y es lo que hemos hecho, con esta Vicepresidencia que exigirá un nivel máximo de implicación.

-Gobernar bien implica dialogar, ser sensible a muchas opiniones. A usted le vi metido en ese perfil más diplomático tras su reunión con los hoteleros...

-Siempre he sido muy dialogante, de hablar con todo el mundo. Con seny: si plantean algo razonable, venga de la Federación hotelera o de otro sector, lo vamos a tener en cuenta. Pero tenemos clara nuestra hoja de ruta...

-¿Y cuál es esa hoja de ruta?

-Tres ejes. Mejor turismo, ojo, no más turismo; más industria, y nuevas tecnologías.

-Buena parte de la sociedad, incluida la mayoría del sector turístico, piensa que el de Bauzá fue el Govern de los hoteleros. ¿Lo piensa usted?

-Los hoteleros tuvieron línea directa con la conselleria y lograron la ley turística que quisieron, que se corrigió con el decreto...

-También porque hubo una rebelión del resto del sector?

-Sí, pero aún así la ley fue del gusto hotelero. Esta Consellería de Turismo va a ser de todo el sector, no solo del hotelero. Todos se tienen que beneficiar, los hoteleros y el resto de los empresarios. Y la sociedad: seré el conseller que ayuda a los empresarios, pero también el conseller de la camarera de piso."Los hoteleros jugaron a caballo perdedor apoyando al PP, pero han cambiado de talante"

-Preparan un plan con más control contra la explotación laboral. Tras tantos años de lleno turístico, con salarios bajando al tiempo, ¿piensa que solo han ganado en esta crisis algunos empresarios?

-Algún empresario ha ganado y mucha pequeña y mediana empresa ha perdido. Mucho autónomo ha perdido. Y el trabajador ha perdido. El que conservó su trabajó ha perdido capacidad adquisitiva, y muchos perdieron el trabajo. Así que ha habido algunos ganadores y muchos perdedores.

-¿Desde su área qué puede hacer para cambiarlo?

-La investigación e innovación son clave. Las queremos potenciar con una estrategia global de Govern, en busca de esa prosperidad compartida. Y en el turismo en concreto las acciones de buscar la calidad tiene que revertir en el trabajador. Apuesta por otro turismo, de naturaleza, de gastronomía, patrimonio, cultura...

-Fantástico, pero lo de diversificar se ha repetido tanto que suena a eslogan vacío.

-Pues la diferencia es que vamos a hacerlo. Pasar del eslogan a invertir de verdad. No es cierto que se haya intentado. Un ejemplo: nuestro patrimonio histórico está tirado por el suelo, no está ni señalizado. Hay excavaciones que ni el residente sabe que existen."El turismo crece y crece pero la renta per cápita balear baja, ese es el principal problema"

-Pero eso es dinero. No hay.

-Es dinero, sí, y ahí entra el impuesto turístico.

-¿Cuánto piensan recaudar con la ecotasa?

-Con dos euros por estancia y turista se podría llegar a 108 millones. No quiere decir que vayan a ser dos euros, pero oscilará entre uno y dos euros y se diferenciará entre temporada alta y baja."Hay que desterrar el turismo de borrachera, tenemos claro que no se beneficia a nadie"

-¿Y tasa por categorías, como otros destinos?

-Podría ser, si al final se cobra la tasa turística en alojamiento...

-¿Pero eso no es paripé? Dicen lo de cobrar en aeropuertos, pero saben que toda Europa lo hace en alojamientos y que en aeropuertos no se puede?

-Estudiaremos las opciones. La que se aplica en Europa al menos es en alojamientos, es cierto.Si se aplica en estancia será para todos, incluido alquiler vacacional."El Palacio de Congresos es una infraestructura desgraciada, ¿por qué no un referéndum sobre su futuro?"

-Con el paro que hay, y la exclusión social, ¿toda la ecotasa será para turismo?

-Es que la financiación de servicios públicos esenciales no puede venir del impuesto turístico, tiene que venir de donde toca, del modelo de financiación.

-Ya, pero hasta que venga esa reforma de financiación que ni se está negociando, ¿lo van a dedicar a promoción mientras la gente está en la calle?

-Piense que con ese dinero de Turismo puedes liberar partidas del presupuesto que ahora se pagan con otros recursos. Y lo que destinemos a reformas de zonas maduras, a patrimonio, a potenciar producto local, a mejorar infraestructuras, genera empleo y riqueza."Que Barceló se fuera [del Palacio] y haya vuelto para quedárselo no le gusta a nadie"

-¿Aplicará la ecotasa en 2016?

-Tendría que estar. No sé si se va a hacer en enero o en diciembre, pero en 2016, por supuesto.

-¿Cómo reaccionará cuando Podemos le trate como al PSOE?

-[Ríe con timidez, carraspea.] Bueno, la relación de Podemos con Més, con nuestras discrepancias, es buena. Ellos dan apoyo externo sin estar en el Govern, y es más fácil coordinarse cuando estás dentro. Es el papel que han escogido, ser quienes garanticen que se cumple el programa. Aunque soy el primero que quiere cumplir.

-¿Qué le pareció la campaña electoral pro PP pagada por la Federación Hotelera?

-Fue algo que todo el mundo percibió. Hicieron una apuesta y no les salió bien. Jugaron a caballo perdedor, con un PP cuya gestión no se sostenía. Pero en mis primeras gestiones, no solo con la patronal, sino con hoteleros concretos he visto disposición a dialogar. Hay un cambio de talante en ellos."Bauzá se va a un retiro dorado a Madrid, o no sé a qué va. Debería haberse ido a su farmacia"

-Y luego nombra a Pilar Carbonell en la Dirección de Turismo, una empresaria de restauración, admirada por la oferta complementaria, pero detestada por hoteleros, a los que se opuso en alquiler vacacional o ley turística...

-Soy consciente. Tenía claro que quería alguien que conozca muy bien el sector turístico, pero de otra vertiente que no fuera la hotelera solo. Pilar cumple ese requisito.

-Los hoteleros maniobraron para liquidarla como líder de la restauración, y lo lograron, dicho sea. ¿Es un mensaje a los hoteleros su nombramiento?

-Más que un mensaje a los hoteleros es un mensaje a todo el sector, al que tendremos en cuenta entero. Es una persona dialogante que aplicará el programa pactado.

-Alquiler turístico. Ustedes lo quieren regular y regularizar. Habla de consenso, pero ¿cuál es la idea de partida?

-Regular el alquiler turístico para hacerlo posible. Ahora solo se permite en unifamiliares.

-¿Alquiler en zonas residenciales del centro de palma sí o no ?

-Ahí es donde buscamos consenso y diálogo, viendo qué consecuencias puede haber...

-Pero las conocen. Llevan años analizando el tema...

-Sí, por supuesto. Pero hablaremos con ayuntamientos. El problema va a ser en las grandes ciudades, no va a ser en Pollença, Porreres, Sineu, donde esa iniciativa ayudará a revitalizar turismo y negocios complementarios. Pero en Palma puede tener importantes implicaciones sociales.

-Se está haciendo ya?

-Claro, esa es la cuestión. Se hace de forma ilegal o alegal. Así que debemos regular y buscar qué requisitos se ponen.

-Alquiler en centro de palma, sí, pero con requisitos. ¿cupos?

-Se pueden poner cupos, zonas que sí y que no...

-Más del 85% de las inspecciones de la Conselleria Turismo de Bauzá fueron para restauración y alquiler. Los hoteles apenas sufrieron inspecciones. ¿Van a cambiar esas prioridades?

-Van a cambiar. Todo el mundo va a ser inspeccionado por igual. Un ejemplo, nos constan muchos abusos con el todo incluido, con barras vueltas hacia la calle, vasos de plástico... Eso se va a vigilar. Son abusos contra el sector turístico.

-Magaluf. Hay más seguridad, patrullas con policía inglesa, promoción, buenas palabras, pero basta pasear por allí para ver que todo sigue igual. ¿Qué plantea para atacar el problema?

-Todos tenemos claro que hay que desterrar el turismo de borrachera. No se beneficia nadie. El que viene a emborracharse de todo incluido en Magaluf no va a dejar un duro en un restaurante, un comercio.Gran parte es competencia municipal. Control de ruido, de licencias, de limpieza. Podemos hacer cosas desde la conselleria a medio y largo plazo para mejorar la calidad, eso sí.

-Tema de moda: exceso de turistas. En Barcelona aprueban moratorias. En Canarias fijarán máximos de visitas. Usted habla de mejora de oferta con crecimiento cero. ¿Qué hacemos para mejorar en temporada alta?

-Es complicado. Primero: no hemos hablado de poner límites a la llegada de turistas, solo hemos dicho que estamos dispuestos a abrir el debate, nada más. Dos: en urbanismo, crecimiento cero hemos dicho. Y la ley turística se va a modificar para evitar proyectos en suelo rústico. Permitimos renovación, que inviertan los hoteles ya existentes que quieran modernizarse, nada más. Y luego seamos realistas: hay un crecimiento de oferta que hoy no controlamos, que es el alquiler vacacional. De hecho hay hoteles con plazas libres a día de hoy,pero todos tenemos la sensación de que en la calle y en las islas hay una cantidad de gente impresionante, con récords en el aeropuerto. La cuestión que llevamos tiempo denunciando es que el número de turistas crece y crece, pero la renta per capita baja. Ese es el problema

-¿Le sobran chiringuitos y hamacas en las playas? Mucha gente se queja de la sobreexplotación de las playas?

-Sí, sí. Es algo parecido a lo que pasa con las terrazas, ahora que se habla del Born. Tiene que haber chiringuitos, hamacas, es algo que la gente demanda, pero también tiene que haber espacio. Hay que buscar un equilibrio.

-¿Qué futuro le ve al Palacio de Congresos?

-Ha sido una infraestructura desgraciada desde el primer día. Nos ha costado mucho a los ciudadanos, con un concurso que ahora está en el aire. Més per Palma hace tres años me convenció de que era mejor tirarla. Yo era partidario de acabarla, pero me convencieron con argumentos. Hace tres años.

-Esa opción, demolerla, supongo que está descartada?

-Claro. Hace tres años aún no nos habíamos gastado 50 millones de euros públicos más. Ahora hay que darle el mejor final posible. Utilizarlo y promocionarlo. Pero desde el punto de vista estético, creo que todos los de Palma creemos que no es una buena infraestructura.

-¿Estaría cómodo con un palacio en manos de Barceló, la cadena que con su huida dejó el proyecto hundido y obligó a invertir decenas de millones públicos?

-Nadie está cómodo con esa solución. El hecho de que Barceló se fuera y haya vuelto para quedarse con el hotel no le gusta a nadie. ¿Legal? Lo dirán los servicios jurídicos, pero no es una buena solución. Barceló no ha explicado siquiera por qué se fue y ahora ha vuelto. Algo nos hemos perdido.

-Pero si es legal, Barceló se lo queda tras dejarlo tirado?

-La idea es hacer otro concurso.

-Ya, ¿y si es legal este concurso? ¿Tirarlo atrás y pagar?

-Ahí nos arriesgamos a indemnizaciones que quizá no podemos pagar y habría que saber si los ciudadanos aceptan pagar más...

-Pues nada, un referéndum al respecto y listo. Están de moda?

-Palma se lo ha planteado. Yo no descartaría un referéndum sobre el Palacio. Espero que acabe mejor que el griego?

-¿No le gustó el griego?

-El referéndum sí, lo que no le ha gustado a nadie es el final. La troika se ha impuesto con una actitud...

-Hablando de referendos. ¿Ve opciones de que en estos cuatro años se voten políticas autonómicas en referéndum?

-Nos planteamos hacer una ley de consultas. Está prevista en el Estatut. ¿Por qué no? Que el ciudadano decida si está dispuesto a asumir opciones con el palacio.

-Y el edificio Gesa, como responsable de Turismo e Innovación,¿ que le gustará ver allí?

-Un espacio de dinamización cultural y de innovación. Pero hay que ver lo que nos vamos a gastar. Lo mismo que decimos del Palacio vale para Gesa. Hay que buscarle algún tipo de solución y buscar recursos. Mi conselleria a través de fondos europeos y de innovación puede entrar, junto con el Ayuntamiento de Palma.

-Quieren impulsar la innovación, como dicen todos. ¿Qué piensa hacer diferente?

-Apoyar, para empezar. Porque en los últimos cuatro años no se hizo nada. Queremos incrementar el presupuesto. Estamos solo por encima de Ceuta y Melilla. Estamos en el 0,3% lo ideal es llevarlo al 1%, no vamos a llegar...

-Un 1% son 40 kilos. Muchos.

-Muchos, sí, por eso digo que vamos a ir poco a poco. Solo con que consigamos doblar, ya estará bien.

-¿Y el Parc Bit?

-Hay que impulsarlo más. Ha funcionado bien como incubadora de empresas. Ahora planteamos que la innovación puede también entrar en Palma a través de Gesa para tener tres polos. Universidades, Parc Bit y Palma. Hay que coger ese tren que en Europa va a tope o quedaremos atrás en todo.

-¿Hacemos otro referéndum sobre Tirme y las basuras.? Si los mallorquines quieren pagar más de recibo y dejar de importar mierda o no.

-[Risas.] El Consell ahora debe revisar el contrato de Tirme. Ya no importamos de fuera, está claro.

-Ahora la vamos a traer de Menorca. ¿Basura extranjera por basura autóctona?

-No,no, ¿eh? Ojo. Es distinto. Para un mallorquín, no, pero es diferente porque es el mismo país. Dentro de Balears, que intentemos solucionarlos, creo que es sensato. Que tengamos que traer basura de fuera de las islas para equilibrar la balanza de Tirme, no. Y menos cuando generaba un problema importante de olores en zonas turísticas como la de Alcúdia.

-¿La basura de Menorca no huele en Alcúdia?

-Vamos a ver, los problemas que tenemos aquí tenemos que solucionarlos aquí. Molestias siempre habrá, pero no podemos incrementar el problema. La basura es toda basura y huele toda mal.

- A Fina Santiago (consellera de Benestar, de Més) no le hace gracia el reparto matrimonial de la Sanidad. ¿Y a usted?

-Se lo dije a Armengol el primer día: "va a ser objeto de críticas". La explicación es que por separado son buenos profesionales y Francina nombra a la consellera de Salud por un lado y a Fuster (el marido de la consellera) por otro.

-Rarito es al menos, ¿no?

-Estéticamente es problemático.

-Los escarceos son constantes y va a haber más reproches entre los tres socios conforme avance la legislatura. ¿Tendrán Jarabo (Podemos) y Armengol (PSOE) cintura para cuatro años?

-Tienen que tenerla. No está siendo fácil desde el principio, muchos temas difíciles de gestionar desde el primer instante, que lo de los cien días de gracia ya ha pasado a la historia. Dependerá de lo que pase en las generales.

-¿Podría Podemos entrar en el Govern tras las generales?

-Lo que no podemos es echar a gente o crear nuevas consejeras para que entre Podemos tras las generales. Eso no es así. Ese tren ya pasó para Podemos. Todo es posible hablarlo, pero desde un punto de vista práctico, desmontar equipos que se han comprometido con el proyecto para cuatro años, por un ajuste político, no lo veo.

-¿Le gusta que Antich y Bauzá sean los senadores autonómicos? ¿Representan a la ciudadanía que los echó en las urnas?

-No es un buen mensaje. Es malo. En nuestro caso teníamos claro que apoyaríamos al candidato del PSOE, era parte del Pacto, pero no podemos apoyar la entrada de Bauzá. ¿El tipo de votación es así? Habrá que cambiar el reglamento.

-¿No está cómodo con Bauzá como senador autonómico?

-Estábamos dispuestos a apoyar a un candidato del PP que pudiera defender los intereses baleares. Pero no a Bauzá, que se va a un retiro dorado, o a no sé qué. Es que no sé a qué se va al Senado. En su lugar yo creo que lo que debería haber hecho es retirarse a la farmacia. Optamos por la abstención porque teníamos que cumplir con el PSOE.

Todo personal

-¿Qué tiene tatuado?

-Son letras chinas que quieren decir ´fortuna´. Es una flor de cerezo. Tengo otros en la espalda: el nombre de mi hija en chino, algo así como ´felicidad´, y un dragón chino. Todo oriental.

-¿Xerra mallorquí o parla catalá?

-[Ríe] Nuestra lengua es el catalán. En Mallorca al catalán que hablamos lo llamamos mallorquí, y ya está. Nos entendemos todos.

-Hablaba de su hija [tiene tres]. ¿Cómo concilia?

-Hay que buscar momentos de vida personal. No puedes apagar el móvil, pero sí desconectar.

-¿Seguirá yendo con amigos a conciertos de AC/DC?

-Claro, aunque a AC/DC no va a volver a haber opción?.

-¿Con camiseta de grupo, como en Barcelona en mayo?

-Si hay que hacerlo se hace [ríe]. Con camiseta y todo.

-¿Terraza o retiro casero?

-A mi la terraza callejera me pone mucho, a pesar de la polémica. Dan mucha vida.

-¿Playa o ´tramuntaña´?

-En invierno voy a la Serra cuando puedo. En verano, playa.

-Republicano y ateo. ¿Tampoco le hará reverencias al rey?

-No, nunca le he hecho reverencia. He ido a alguna visita institucional, pero no.

-¿Pujol o Matas?

-Uuuuf. Pujol. Diría que ninguno, que es lo fácil, pero a pesar de todo, Pujol..

-¿Le gusta su sueldo?

-No sé lo que voy a cobrar, me han dicho que menos que de portavoz en el Parlament. Doble trabajo y responsabilidad pero menos sueldo. No estamos por dinero.

-Un deseo para estos años.

-Buf, si conseguimos el 80% de los objetivos me daría por satisfecho. Quiero prosperidad compartida. Que todos ganemos.

Compartir el artículo

stats