El Toro cumple con nota en la División de Honor B. Al menos en la fase de clasificación. Con la incógnita de saber si realmente serían competitivos para afrontar una categoría en la cual muy pocos habían jugado, el equipo que alecciona Nico Aprea ha sorprendido a todos. Su sexta plaza en la primera fase, con un bagaje acumulado en puntos de 24, deja a los calvianers con muchas opciones de atar la que sería una histórica permanencia para un club que en sus 32 años de breve historia nunca compitió en el segundo escalafón del rugby nacional.

Ahora, al primer equipo del El Toro RC le toca rematar lo que hasta ahora está siendo una temporada notable. Enclavado en el grupo Levante junto con el CAU, Valencia, Akra, BUC, San Roque, Poble Nou y Gothics, la permanencia la marca en esta segunda fase el Poble Nou (9 puntos) y Ghotics (0). Es decir, el colchón de puntos de El Toro es a priori notable (15).

Andrés Mateu, uno de los responsables de la confección del plantel de la presente temporada, tras un verano muy movido, contempla «orgulloso» la trayectoria del equipo. «Y del club, ya que estamos a la altura para competir tanto en División de Honor B como en la regional balear», afirma. Todo ello, siendo un grupo deportivo amateur al cien por cien, pero a la vez tremendamente competitivo.

Los jugadores, a sabiendas de que todavía queda mucha tela por cortar, tienen muy claro que el buen ambiente en el gran grupo es clave. En este sentido, uno de los pocos jugadores del quince calvianer con experiencia en la categoría, Juanma Seoane, reconoce que le sorprende «el grado de adaptación de los nuevos jugadores como de los que ya estaban, compaginar de forma tan seria las dos competiciones –la de DHB y la regional balear– y logrando congeniar un grupo de tanta calidad humana».

Con un volumen cercano a los 70 jugadores para confeccionar los planteles del DHB y el regional, Mateu piensa que aún pueden dar más de sí. «El nivel podría subir si entrenásemos 50/60 efectivos de los 73 jugadores disponibles», señala tras reconocer que lo máximo que han llegado a reunir en una sesión preparatoria son del orden de 45, mientras que en el parón por fiestas, el número se redujo a la mitad.

Jalo Piña introduce el balón en una melé T. Tenerife

La clave

En este apartado, el manager del equipo lo tiene claro: los entrenadores. Nico Aprea, Diego Bravo y Matías Tudela –ex internacional por España incorporado con la liga en marcha procedente del Tatami– «no paran de reforzar conceptos e ideas tanto individuales como colectivas», por lo que se espera «que en la segunda vuelta se note más el trabajo con la convicción necesaria por parte de los jugadores».

Por su parte, el técnico argentino Nico Aprea, que aterrizó el pasado verano en el primer equipo calvianer, tiene claro de sus pupilos que no le sorprendió «su rendimiento, pero sí para bien algunas facetas del juego como las formaciones fijas –melés y touches – y que han mejorado mucho con el paso de los partidos».

De si ve factible la permanencia tras la notable primera vuelta de su equipo, el argentino no sale de su discurso de pretemporada: «Mantener la plaza es nuestro objetivo, y que el segundo equipo compita por lo máximo en el campeonato regional».

«De momento, vamos bien aunque no está asegurada la permanencia. Si seguimos por este camino, manteniendo el actual grupo que tenemos, se conseguirá pero sin dar nada por hecho», asegura un Nico Aprea que cuenta en elevada estima el factor humano como el que se encontró el pasado 1 de septiembre y que le permite depender de sí mismo –y con margen de error– para lograr un objetivo que el pasado verano se contemplaba con escepticismo: la permanencia.

Nombres propios

En un equipo marcado por la palabra «bloque», florecen ciertas individualidades que dan empaque al grupo. Por encima del resto sobresale la figura de Alejandro ‘Jalo’ Piña. Máximo anotador del equipo, su pie derecho es un guante con la fuerza de un tanque. De ahí han salido buena parte de los puntos generados por El Toro. Además, su rapidez, buenas manos y visión de juego le han permitido desde su actual posición de medio de melé ser el auténtico galvanizador del juego calvianer.

Junto a él, la presencia del apertura argentino Lucas Nahuelo ‘Turu’ Flores está siendo providencial para el propio Jalo y también para el resto del colectivo.

Touche ganada por El Toro en un partido T. Tenerife

Hicham El Idryssy, uno de los pocos del grupo calvianer con experiencia anterior en División de Honor B, también está siendo un pilar básico en el ataque de los ‘taurinos’, mientras que la sorpresa positiva está siendo las prestaciones de su contundente pilar, el ‘tanque’ Martín Sánchez. Pese a no ser muy alto, su tremenda furia y coraje le hacen ser una de las sensaciones del equipo en la presente temporada.

Otros como Agustín Capoccetti o Facundo Mateu también podrían estar en un listado de jugadores que al final trabajan en común para que el ‘quince’ de El Toro sea un bloque monolítico. Todo un dolor de muelas, con la segunda fase a la espera.

El tramo decisivo de la temporada que arranca el próximo 29 de enero, aunque El Toro tiene jornada de descanso y no jugará hasta el 12 de febrero en Valencia. Bajan los dos últimos clasificados de esta segunda fase, a expensas de los descensos en División de Honor A.

Calendario de la segunda fase

Grupo B / Levante

1ª jornada. 29 Enero 2023

El Toro (descansa)

2ª jornada. 12 Febero 2023

Valencia – El Toro

3ª jornada. 19 Febrero 2023

El Toro – BUC Barcelona

4ª jornada. 26 Febrero 2023

El Toro – Sitges

5ª jornada. 12 Marzo 2023

El Toro – San Roque

6ª jornada. 19 Marzo 2023

AKRA – El Toro

7ª jornada. 26 Marzo 2023

Gòtics – El Toro

8ª jornada. 01 Abril 2023

CAU Valencia – El Toro

9ª jornada. 16 Abril 2023

El Toro – Poble Nou