Joana Marcús: «Todos tenemos que aprender a enfrentarnos a nuestros miedos»

La exitosa escritora mallorquina publica 'Tres meses', que da voz al protagonista masculino de la saga iniciada con 'Antes de diciembre'. Firmará autógrafos en Palma el sábado 1 de abril

Joana Marcús rodeada de libros

Joana Marcús rodeada de libros / Nele Bendgens

Raquel Galán

Raquel Galán

Para la escritora mallorquina Joana Marcús los retos son muy motivadores. Y no se refiere a la gira que inicia hoy en Madrid y la llevará a 14 ciudades de España y Latinoamérica con su nuevo libro en papel, Tres meses, sino a la voz narrativa que utiliza. La autora de 22 años que ha revolucionado la novela juvenil se pone ahora en la piel del protagonista masculino de las dos primeras partes de la saga, Jack Ross.

La narradora en Antes de diciembre y Después de diciembre es Jenna Brown, pero en esta ocasión cuenta la misma historia de amor desde el punto de vista de él. «La idea surgió por las lectoras de Wattpad, ya que querían conocer su versión, y me pareció muy interesante, por lo que me animé», explica desde la capital –adonde se ha mudado– quien tiene más de 150 millones de lecturas en la plataforma que es «el Spotify de los libros».

La exitosa joven viajará a su Mallorca natal el sábado 1 de abril para firmar autógrafos y volver a encontrarse con sus seguidores en Palma, sobre todo chicas, que a buen seguro ya se habrán leído el nuevo libro. «Estoy muy feliz con el público que tengo. Siento que es muy flexible y generoso con los temas que trato, debido a que dentro de la literatura juvenil puedo variar a ciencia ficción o fantasía», afirma sobre los otros géneros en los que se mueve y que sus miles de fans también adoran.

Fans de Joana Marcús

Fans de Joana Marcús en Palma con un autógrafo. Detrás, más seguidoras esperando / M. Mielniezuk

En Tres meses, el amor romántico entre Jenna y Jack predomina en el relato, aunque Joana Marcús destaca como temas principales «la superación de situaciones tan negativas como el maltrato o el abuso de las drogas y, en general, dejar de huir de los problemas, como intenta el protagonista con el humor, porque todos tenemos que aprender a enfrentarnos a nuestros miedos».

Dos caras de una historia

Lo más motivador de profundizar en ello con la voz de Jack ha sido «describir a un personaje que no es abierto en sus emociones, sus sentimientos, y al final mostrarlo vulnerable. Con Jenna tenía una gran libertad para hacerlo y me causaba curiosidad probar con él, cambiar un poco el registro», en palabras de la autora.

De hecho, la dedicatoria del libro va dirigida a «cada Jack que no sabe cómo enfrentarse a sus miedos y que siempre se hace el fuerte por temor a ser molesto». Además, con otro narrador sobre los mismos hechos quiere reflejar que «todas las historias tienen dos caras, ya que la verdad es subjetiva y la cuentas desde tu punto de vista, modificándola dependiendo de cómo te sientes en un momento determinado y fijándote más en unas cosas que en otras».

Pone como ejemplo que «en el caso de Jenna se nota mucho, ya que es una narradora poco fiable al tener un punto de vista muy inocente del mundo que le rodea. No se da cuenta de los segundos significados de cosas que le dicen y, en cambio, Jack tiene una visión realista de la vida». Le pareció «muy divertido observar la misma situación, el mismo escenario, con dos cámaras diferentes», pero estructuralmente la novela no es un espejo de las dos anteriores. «Partí de la base de que quienes iban a leerla conocían la historia, por lo que no se repite todo, sino las escenas en las que hace más ilusión ver el punto de vista de Jack», tal como detalla.

Respecto a cambiar de registro para dar voz a un chico, a Joana Marcús en absoluto le fue difícil. «No creo que eso al final tenga tanto peso como la profundidad de ambas personalidades, cómo afrontan una misma situación de diferentes maneras o la forma en la que han sido criados», resume.

Ella abordó estos retos cuando aún era una adolescente que iba al instituto. «Ni siquiera había empezado Bachiller, la historia tiene unos años», reconoce sobre la primera vez que la publicó en la plataforma digital Wattpad. Con este sistema, subía la novela por capítulos y los lectores opinaban sobre los personajes y el relato, aunque nunca le influyeron en ninguno de los tres libros de la saga denominada Meses a tu lado. «Si lo que me dicen tiene relación con la trama, no les hago caso. Ahí mejor que elija la escritora», pero sí escuchó a quienes querían la historia contada por Jack.