Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Delincuencia internacional: A la caza del fugitivo

Los agentes del grupo de Delincuencia internacional se encargan de buscarles y arrestarles

El millonario mexicano Alonso Ancira, detenido en Palma en 2019.

El millonario mexicano Alonso Ancira, detenido en Palma en 2019.

Grupo de Crimen Organizado y Delincuencia Internacional. Un despacho en la tercera planta de la Jefatura de Policía de Palma alberga el centro de coordinación con las fuerzas policiales europeas e internacionales de búsqueda de fugitivos. Aquí se gestan cada año decenas de arrestos de delincuentes reclamados por la justicia de países de todo el mundo: desde delincuentes de cuello blanco, elegantes banqueros o millonarios que residen en sus yates de lujo, a narcotraficantes huidos durante décadas, violadores identificados años después gracias al avance de la técnica del adn o asesinos que llevaban una vida anónima, con empleos humildes. Sus archivos recogen más de 400 detenidos en los últimos quince años.

Miguel Ángel y David son dos de los componentes del grupo, dedicado a la cooperación internacional para la localización de fugitivos escondidos en las islas. «Tradicionalmente Balears, en especial Mallorca y Eivissa, han sido utilizados como escondite por personas fugadas de la justicia de otros países», comenta David. «Esto se veía favorecido por la existencia de importantes colonias extranjeras en las islas, la facilidad para pasar desapercibido, la falta de control en los alquileres y la supresión de los controles fronterizos europeos con el tratado de Schengen. Sin embargo, en los últimos años la cifra de fugitivos ha descendido. Probablemente porque saben que muchos de ellos acaban detenidos y Balears ha perdido esa fama de ser un buen escondrijo».

La oficina del Grupo de Delincuencia Internacional de la Policía. | X.P.

Las investigaciones del grupo suelen partir de solicitudes de búsqueda remitidas por SIRENE (Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional), un órgano de coordinación de las policías europeas o a través de la Interpol en casos de reclamados por países extracomunitarios. En cualquier caso el trámite es el mismo. Se informa de las sospechas de que un fugitivo podría estar instalado en Balears y se adjuntan unos datos básicos sobre esa persona, los delitos que se le imputan y la condena a la que se enfrenta. Comienza entonces el trabajo estrictamente policial, con comprobaciones de domicilios y vigilancias hasta la localización y arresto del sospechoso. Estos son algunos de los casos más relevantes que el grupo ha gestionado en los últimos años.

DELINCUENCIA INTERNACIONAL | M.O.I.

Alonso Ancira Elizondo: El rey del acero mexicano, buscado por fraude

El empresario, que tiene la doble nacionalidad mexicana y estadounidense, posee una de las mayores fortunas de México, calculada en unos 800 millones de dólares. La justicia de ese país le buscaba por su implicación en una gran operación de corrupción relacionado con la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). En mayo de 2019 viajó a Mallorca para pasar unos días de vacaciones con su familia en su lujoso yate atracado en el Club Náutico de Palma. Fue detenido en el aeropuerto de Palma cuando se disponía a regresar a Estados Unidos al detectarse que tenía una orden internacional de arresto en vigor. Tras comparecer ante la Audiencia Nacional, quedó libre con la prohibición de salir del país, por lo que estuvo residiendo en su yate. Finalmente, cuando la Audiencia aceptó su extradición a México, fue de nuevo detenido. «Fuimos a buscarle a su yate para que nos acompañara, y él nos invitó a subir a bordo», comenta el inspector Miguel Ángel. «Pero la nave tenía bandera de un paraíso fiscal, y le pedimos que bajara para llevar a cabo el arresto en territorio español. En estos casos tenemos que ser muy garantistas y evitar resquicios que comprometan la extradición. Tras consultar con su abogado, bajó a tierra para ser detenido, con toda su tripulación formada y llorando». Fue extraditado a México dos meses después.

Oficina del Grupo de Delincuencia Internacional de la Policía.

Giovanni di Stefano: El abogado del diablo, acusado de estafas

Giovani di Stefano se había convertido en una celebridad tras postularse para casos imposibles, pero muy mediáticos, como la defensa de Sadam Husein y algunos de los miembros de su gobierno, Slobodan Milosevic o Charles Manson, hasta el punto de que le conocían como «el abogado del diablo». Fue detenido el 14 de febrero de 2001 en su mansión de Son Vida por una acusación de 18 delitos de estafa y fraude en Reino Unido, con una petición de pena de 75 años de cárcel. Tras su arresto presentó informes médicos que certificaban que precisaba una intervención médica urgente. No llegó a ser extraditado.

Tomás Suárez Paulino, localizado en la obra donde trabajaba, en El Terreno.

Tomás Suárez Paulino: Un albañil reclamado por asesinato en Dominicana

Tomás Suárez Paulino, dominicano de 45 años, fue detenido a principios de mayo en la obra en la que estaba trabajando, en El Terreno. El Grupo de Delincuencia Internacional le localizó tras tener conocimiento de que estaba buscado por la justicia en su país por matar de una puñalada a un hombre durante una discusión en un bar, en la ciudad dominicana de San Francisco de Marcorís.

Carmelo Alberto Capone estuvo fugado 30 años.

Carmelo Alberto Capone: Acusado de narcotráfico, localizado 30 años después

El argentino Carmelo Alberto Capone estaba buscado por la justicia de Estados Unidos desde finales de los 80, donde afrontaba una petición de cadena perpetua por introducir un alijo de 1.400 kilos de cocaína en el puerto de Filadelfia. Fue detenido en mayo de 2011. Llevaba años viviendo en la barriada palmesana de Camp Redó en un piso de alquiler, sin que nadie sospechara de sus antiguos vínculos con el narcotráfico internacional.

Ian Anthony S., buscado por estafa.

Ian Anthony S.: Un anciano perdido, buscado por una gran estafa

Una patrulla policial se fijó en marzo de 2009 en un anciano extranjero que parecía estar desorientado en pleno Paseo Mallorca. Los agentes le pidieron la documentación y al realizar una consulta, saltó la sorpresa. Ian Anthony S., estadounidense de 75 años, estaba reclamado por una estafa de doce millones de dólares a través de una oficina ilegal de inversiones en su país y media Europa. Se enfrentaba a una condena de hasta 80 años de prisión.

Adamo Pisapia: Un capo de la Camorra escondido en Eivissa

Fue detenido en Eivissa, donde residía desde hacía meses, en septiembre de 2014. Pisapia, que tenía entonces 57 años, estaba considerado un jefe de la Camorra, la mafia napolitana, y había huido de Italia el año anterior tras ser condenado a seis años de cárcel por conspiración para cometer delitos y extorsión.

Adamo Pisapia, detenido en Eivissa

Rickie William Felton: Un acusado de violación que trabajaba en Son Sant Joan

Acusado de violar a una joven en su casa de Londres, donde entró a robar encapuchado y armado con un cuchillo en 1988. Los investigadores tomaron muestras del adn del agresor, en una iniciativa pionera en aquel tiempo. Veinte años después, con los adelantos científicos, lograron identificarle tras dar positivo en un control de alcoholemia, y se dictó una orden internacional. Fue detenido en 2009 en el aeropuerto de Palma, donde trabajaba como guía para un touroperador británico.

Cristoph Klimas: Buscado por fraude millonario, de cañas en Palma

Era director financiero de una multinacional japonesa. Acusado de realizar microtransferencias entre 2014 y 2018 para apropiarse de unos dos millones de euros, que ingresó en cuentas en paraísos fiscales. La Policía Nacional recibió informaciones de que podía estar escondido en Palma. Fue detenido en 2018, mientras se tomaba una caña en una terraza de s’Escorxador.

Jonathan Ashley Hamblin: Uno de los diez fugitivos más buscados en Reino Unido

Era uno de los diez fugitivos más buscados en Reino Unido, acusado de tráfico de drogas a gran escala. En 2013 la Policía tuvo conocimiento de que su novia se había comprado una casa en Artà. Sometieron el lugar a vigilancia hasta que apareció por allí, y le arrestaron.

Compartir el artículo

stats