El adolescente de 16 años atropellado la tarde del miércoles cuando caminaba por la carretera de Algaida a Llucmajor no ha podido superar la gravedad de las lesiones y ha fallecido la madrugada de este jueves en Son Espases. Su hermano menor, de 15 años, que le acompañaba en esos momentos solo ha sufrido lesiones leves. La Guardia Civil, por su parte, ha detenido al conductor del vehículo por un presunto delito de homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y lesiones.

El trágico atropello ocurrió sobre las ocho menos diez de la tarde del miércoles a la altura del kilómetro 4,800 de la Ma-5010, la carretera que conecta Algaida con Llucmajor. Dos hermanos de 15 y 16 años caminaban por la calzada, pegados a un muro, cuando un Mitsubishi Pajero les arrolló. La vía era muy estrecha, sin arcén, y sin iluminación.

El adolescente de 16 años se llevó el grueso del impacto y quedó tendido en la calzada. Su hermano pequeño, en cambio, solo sufrió lesiones leves. El conductor que les arrolló no se detuvo y prosiguió su camino. Otros automovilistas sí lo hicieron, atendieron a las víctimas y avisaron a los servicios de emergencia.

En parada cardiaca

Las asistencias sanitarias del Ib-salut acudieron al lugar a bordo de una UVI móvil y practicaron al adolescente maniobras de reanimación cardiopulmonar, ya que se encontraba en parada cardiaca. Al cabo de unos minutos, tuvieron que volver a reanimarle antes de trasladarle a Son Espases en estado crítico. La víctima no pudo remontar la gravedad de las lesiones y ha fallecido esta madrugada en la UCI del centro sanitario.

Sobre las ocho y media de la tarde del miércoles, el conductor del todoterreno implicado en el atropello se entregó en el cuartel dela Guardia Civil de Llucmajor. Las pruebas de alcoholemia y drogas han dado un resultado negativo. No obstante ha sido detenido por homicidio imprudente, omisión del deber de socorro, abandono del lugar del accidente y lesiones.