Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estadística

El número de muertos en accidentes de tráfico en Baleares se ha duplicado en quince días

Cinco personas han perdido la vida en las carreteras en junio, la misma cifra registrada en los cinco meses precedentes

El coche que atropelló mortalmente a un hombre en febrero en la autopista de Andratx.

El coche que atropelló mortalmente a un hombre en febrero en la autopista de Andratx. pere joan oliver

La nueva normalidad, en lo que respecta a los accidentes de tráfico en Balears, se parece peligrosamente a la antigua. En los primeros quince días de este mes han fallecido cinco personas por siniestros de circulación, todos en Mallorca, la misma cifra registrada durante los cinco meses precedentes. Aun así, los meses de confinamiento, en los que apenas hubo siniestros graves por las restricciones al movimiento, han conllevado que la cifra total de fallecidos en lo que va de año sea la mitad de los que se registraron en el mismo periodo del año pasado.

El último accidente mortal en Mallorca ocurrió el pasado lunes, cuando un vecino de Cala Rajada de 65 años se salió de la carretera entre Artà y Capdepera. El coche chocó contra un muro y quedó volcado al lado de la vía. El conductor y único ocupante falleció en el acto. Fue el último de una racha fatídica, en la que cuatro personas perdieron la vida en apenas cinco días, lo que eleva la cifra de fallecidos durante la primera quincena de junio a cinco.

Es la misma cifra de víctimas mortales de accidentes de tráfico registrada durante los cinco meses anteriores. Los primeros meses de 2020 tuvieron una siniestralidad inusualmente baja. A lo largo de todo el mes de enero solo hubo un fallecido en accidente de tráfico en Balears, un hombre que volcó con su furgoneta en la autopista de Inca. En febrero murieron dos personas en dos siniestros: un ciclista arrollado en sa Pobla y un peatón atropellado al cruzar la autopista de Andratx. En marzo murió un hombre en un accidente de coche en Muro. Fue el día 13, la víspera de la declaración del Estado de Alerta, que impuso el confinamiento y rígidas restricciones a la circulación. Los efectos fueron inmediatos. En abril solo falleció una persona, un hombre de 69 años que cayó con su ciclomotor en Eivissa. Fue el sábado 18 de abril, y se trató del único accidente mortal registrado en España ese fin de semana.

En todo el mes de mayo no hubo ni un solo accidente de tráfico, un fenómeno absolutamente inusual. Hay que remontarse a febrero de 2012 para encontrar un mes en el que no se haya producido ni un siniestro con víctimas mortales en las islas.

Racha fatídica

Sin embargo, en junio, con la entrada en la Fase 3 y la relajación de las restricciones, se ha producido un drástico repunte en la siniestralidad. La intensidad de la circulación no ha alcanzado los niveles habituales de esta época en años anteriores, ya que no se ha producido una llegada masiva de turistas, pero la siniestralidad alcanza los niveles habituales previos al estado de alarma.

En los primeros quince días de junio han fallecido cinco personas, un registro muy superior al habitual durante los últimos meses. La racha ha sido especialmente trágica entre el 11 y el 15 de junio, con cuatro víctimas mortales en cinco días. El día 11 murió un joven que se salió con su coche en la autovía de Llucmajor. Al día siguiente fallecía un peatón en Palma, alcanzado por un semáforo que cayó al ser golpeado por un vehículo. El día 13 murió en Son Espases un joven que había sido atropellado tres días antes en la Avenida Argentina de Palma. La cuarta víctima fue el conductor accidentado en Capdepera.

El balance del año, con diez fallecidos, es en cualquier caso mucho mejor que el que se registró en el mismo periodo del año anterior, en el que perdieron la vida veinte personas en accidentes de circulación en las islas, lo que supone una reducción del 50%.

Estos datos no coinciden con las estadísticas de la Dirección General de Tráfico, entre otras cosas porque no cuentan los casos de personas que fallecen 24 horas después de sufrir el accidente. Las cifras oficiales no incluyen, por ejemplo, el joven que murió en un hospital el pasado día 13, tres días después de ser atropellado por un vehículo en Palma.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats