23 de febrero de 2020
23.02.2020
Tráfico

Un joven de 30 años muere atropellado cuando cruzaba la autopista de Andratx

La víctima caminaba por la calzada sin reflectantes cuando fue arrollada por un coche a las seis y media de la madrugada

23.02.2020 | 10:10

Un joven de 30 años murió este domingo al ser arrollado por un coche cuando caminaba de madrugada por la autopista de Andratx, junto al desvío hacia la Vía de Cintura. La víctima salió despedida varios metros a consecuencia del impacto y falleció en el acto. No llevaba ninguna luz ni prendas reflectantes. Los ocupantes del turismo, un británico de 50 años y su hijo de 15, resultaron ilesos. El conductor dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas. La Guardia Civil tuvo que desviar el tráfico en la zona y abrió una investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo el atropello mortal.

El accidente, según informaron fuentes policiales y sanitarias, ocurrió a las seis y media de la madrugada en el kilómetro 5,5 de la autopista Ma-1. El conductor del coche, un Renault Megane, explicó a este diario que se dirigía al aeropuerto porque su hijo debía coger un vuelo cuando notó un fuerte impacto en el vehículo. La luna delantera quedó completamente destrozada, pero no fue consciente de haber atropellado a una persona hasta que detuvo la marcha y se apeó. Otros conductores que presenciaron los hechos pararon y alertaron a los servicios de emergencias.

La víctima, identificada como Miguel M.S., funcionario de prisiones, salió despedida varios metros y quedó inerte sobre la calzada. Al lugar acudieron una ambulancia del Ib-Salut y varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico. Los efectivos sanitarios no pudieron más que certificar el fallecimiento del joven por las gravísimas lesiones sufridas al ser arrollado por el vehículo. El óbito fue comunicado al juzgado de guardia y el cadáver, trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicar la autopsia.

La Guardia Civil puso en marcha una investigación. Los agentes, que tuvieron que desviar el tráfico en la zona, sometieron al conductor del coche a una prueba de alcohol y drogas, que dio negativo en ambos casos. Los investigadores comprobaron que la víctima no llevaba prendas reflectantes ni luz alguna cuando fue atropellada. Los agentes intentan aclarar ahora por qué el joven deambulaba por la calzada en plena madrugada.

Este siniestro eleva a tres la cifra de víctimas mortales en las carreteras de Balears en lo que llevamos de 2020, todas en Mallorca.

Por otra parte, una mujer de 44 años resultó herida este domingo al ser atropellada por un coche en el Paseo Marítimo, a la altura del Consolat, en Palma. El accidente ocurrió hacia las cinco y cuarto de la tarde, cuando la víctima cruzaba por un paso para peatones y fue arrollada. Una ambulancia la trasladó a Son Espases, donde ingresó en estado menos grave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook