El restaurante Can Salom inicia la temporada con nuevos platos y sus clásicos

El propietario, Joan Riera Salom.

El propietario, Joan Riera Salom. / B. Font

Bartomeu Font

Bartomeu Font

El restaurante Can Salom, ubicado en la plaza mayor de Petra, inicia la temporada estival con un surtido apetitoso de propuestas. Joan Riera Salom, el propietario del establecimiento, explica que abren un proceso de cocina a baja temperatura, en el que todo continúa siendo natural y saludable, según sus palabras.

Buena muestra de ello es la paletilla de cordero con parmentier de patata y mantequilla irlandesa, chicche de patata con salsa a la gorgonzola y helados artesanos como postre.

El negocio abierto hace medio siglo también continúa ofreciendo platos clásicos de su carta, como el solomillo de ternera con salsa de mostaza, el bacalao gratinado de la padrina Taleca –todo un clásico de sus fogones– y el exquisito tiramisú de ensaimada flambeado al momento con ron Amazona. El horario es de martes a domingo de doce del mediodía a tres de la tarde y de seis a once de la noche.