Las amas de casa mayores de 65 años ya pueden solicitar su pensión con el Imserso

Es necesario llegar a la edad de jubilación para obtener esta ayuda

Así se puede pedir la pensión de 500 euros de las amas de casa

Así se puede pedir la pensión de 500 euros de las amas de casa / Prensa Ibérica

Cuando alcanzamos cierta edad, la posibilidad de acceder a una pensión de jubilación se presenta siempre y cuando los individuos hayan cotizado un mínimo de 15 años. En este contexto, hay numerosas personas, como las amas de casa, que no cumplen con esta condición debido a que han trabajado sin estar dadas de alta. Esto implica que no cotizaban a la Seguridad Social, lo que les impediría obtener una pensión de jubilación contributiva.

Las pensiones no contributivas son asistencias gestionadas por el Imserso y otorgadas por la Seguridad Social. Estas prestaciones van dirigidas a personas que no han cotizado el tiempo necesario o que no cumplen con ciertos requisitos para acceder a la pensión contributiva. Por ende, el propósito de estas pensiones es asegurar un ingreso mínimo a personas en situaciones de vulnerabilidad.

Esta es la cuantía de dinero que se puede conseguir

En cuanto a la cuantía de las pensiones no contributivas del Imserso para el año 2023, estas se fijan en 6.784,54 euros anuales, distribuidos en 14 pagas. Al realizar la división, esto equivale a 484,61 euros mensuales, una cantidad que puede variar según la situación individual. Además, obtener esta pensión implica cumplir con ciertos requisitos y llevar a cabo trámites específicos.

Esta es la manera para cancelar tus viajes del Imserso si no puedes ir

Esta es la manera para cancelar tus viajes del Imserso si no puedes ir / Prensa Ibérica

Existe un grupo, como el de las amas de casa, que ha trabajado sin cotizar a la Seguridad Social. Actualmente, este término afecta tanto a hombres como a mujeres que, al alcanzar los 65 años, no tienen derecho a una pensión de jubilación contributiva. En respuesta a estos casos, se implementaron las pensiones no contributivas, brindando así a las amas de casa una prestación tras la jubilación.

Estos son los requisitos que se necesitan

  • Tener más de 65 años.
  • Tener residencia en España durante al menos diez años y que dos de ellos sean los últimos antes de solicitar la prestación.
  • Contar con rentas o ingresos inferiores a los 5.899,60 euros al año (si vives solo/a).
  • En caso de estar en una unidad familiar, la cuantía de las rentas deben estar por debajo de:
  • 11.533,72 euros anuales, en caso de vivir con otra persona.
  • 16.282,90 euros al año, si convives con dos.
  • 21.032,08 euros anuales si vive con tres o más personas.
  • En el caso de que dentro de la unidad familiar se incluyen alguno de sus padres o sus hijos, las cantidades varían:
  • 28.834,30 euros al año si son dos los convivientes.
  • 40.707,25 euros si son tres.
  • 52.580,20 si son cuatro o más los convivientes.