Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcos

El 'Lady Moura' estrena dueño en Mallorca

El megayate pertenece ahora al multimillonario mexicano Ricardo Salinas Pliego

El megayate 'Lady Moura' llega a Mallorca G. BOSCH

El Lady Moura ha llegado hoy a Mallorca y ha pasado la mañana entre Ca'n Pastilla y Les Maravelles. Esta es la primera vez que recala en Mallorca tras la adquisición hace unos meses del multimillonario mexicano Ricardo Salinas Pliego, uno de los hombres más ricos del país, aunque ya estuvo en la isla el pasado marzo. Cuenta con 105 metros de eslora y fue comprado por unos 130 millones de euros. El magnate saudí Nasser Al-Rashid, su anterior propietario, lo puso a la venta el año pasado. El Lady Moura estuvo hace una semana en aguas italianas, cerca de Cerdeña.

Fue construido en el año 1990 en los astilleros Blohm & Voss de Alemania y el año pasado se sometió a tareas de mantenimiento y reparación en el puerto de Denia, al no conseguir el permiso para montar el andamiaje necesario para las reparaciones en el Club de Mar de Palma. En el año de su botadura, el Lady Moura era el yate más caro e innovador del mundo. Se registró como el noveno yate más grande jamás construido en una época en la que los clientes con estatus real eran casi las únicas personas capaces mantener un yate tan opulento, estableciendo un nuevo estándar en la navegación de lujo.

La embarcación tiene una historia curiosa detrás. Ha sido considerado como el símbolo más opulento de la historia de amor entre Nasser Al-Rashid y Mouna Ayoub, nacida en 1957 en Kuwait en una familia libanesa de religión católica. Cuando tenía 18 años y trabajaba como camarera en un restaurante libanés de París conoció Al-Rashid (1939), consejero del fallecido rey Fahd y uno de los hombres de negocios más importantes de su país. Se casaron en 1979 y se divorciaron en 1996. El Lady Moura fue para ella su palacio flotante en Mallorca y al final de su vida de casada, su jaula de oro. Hoy Mouna Ayoub es la mayor coleccionista mundial de alta costura y tiene una fortuna de 300 millones de dólares.

Compartir el artículo

stats