Fútbol

Súper Rajkovic, el gran héroe del Mallorca-Sevilla

El portero serbio del Mallorca fue clave en la vital victoria ante el Sevilla en una actuación portentosa con intervenciones de todos los colores

El guardameta bermellón amargó la noche en Son Moix a Ocampos, En-Nesyri, Juanlu y Sergio Ramos

Rajkovic celebra una parada a Ocapos.

Rajkovic celebra una parada a Ocapos. / RCDM

Miguel Chacártegui

Miguel Chacártegui

El Mallorca necesitaba una noche mágica de Predrag Rajkovic. Y el propio portero también una buena dosis de autoestima. Su actuación ante el Sevilla (1-0) fue una de las más espectaculares que se le recuerdan vistiendo la camiseta bermellona. Por abajo, por arriba, en manos a manos... El guardameta serbio se hizo enorme ante los futbolistas de Diego Alonso, haciendo bueno el gol de Cyle Larin para sumar una victoria que hacía casi tres meses que no se conseguía en Liga. 

Rajkovic nunca ha estado en duda en el RCD Mallorca. Apenas un fallo en la temporada y media que lleva en el club –en la derrota ante el Espanyol en Cornellà el curso pasado– es el único tachón de una hoja de servicios impecable en la isla. Pero necesitaba una noche como la de este sábado. Un partido en el que dejar claro que es uno de los mejores porteros de la Liga y uno de los motivos por los que el Mallorca finalizó noveno el pasado curso. 

Acosado de principio a fin

«No sé cuántas paradas he hecho. Estoy feliz. Era una victoria muy necesaria, me alegro mucho por el equipo», confesó en declaraciones a los medios del club tras el partido. Acabó el choque estirado en el suelo, mirando al cielo, agotado. Y no era para menos. El Sevilla no le dio respiro en ningún momento y es normal que perdiera la cuenta de la cantidad de acciones en las que tuvo que intervenir. Algunas más sencillas y otras más difíciles, pero en todas acertado. 

Rajkovic despejea con el pie el tiro cruzado de Ocampos.

Rajkovic despejea con el pie el tiro cruzado de Ocampos. / LFP

La primera de ellas fue muy al comienzo al partido, en el minuto 4. Un buen contraataque del Sevilla y un mal repliegue del Mallorca dejó a Ocampos midiéndose con Jaume Costa. El argentino, con un recorte, dejó tumbado al lateral y, tras amagar, soltó un fuerte disparo cruzado que se encontró con el pie derecho de Rajkovic. 

Gran estirada de Rajkovic al remate de cabeza de Ocampos.

Gran estirada de Rajkovic al remate de cabeza de Ocampos. / RCDM

Para la segunda intervención de mérito hubo que esperar al minuto 36. Un centro medido al área fue rematado de nuevo por Ocampos. Un cabezazo picado que se aceleró tras botar en el césped y que el portero serbio despejó a saque de esquina tras una gran estirada. 

Disparo de Juanlu desde la frontal.

Disparo de Juanlu desde la frontal. / LFP

Aún tuvo más trabajo en la primera mitad. Fue en el tiempo de descuento. En una de las incontables llegadas de los de Alonso, el balón acabó en Juanlu en la frontal del área, que buscó colocar el balón a la escuadra, topándose con la mano de Rajkovic. 

Sin descanso

El descanso del partido no varió el guion del mismo, en el que el Mallorca iba por delante gracias al gol de Larin. El Sevilla seguía a lo suyo, acosando al Mallorca a centros y apenas dejándole salir de su propio campo. Un pase en profundidad a En-Nesyri, que le ganó la espalda a Raíllo, enmudeció a Son Moix. Nastasic molestó al atacante marroquí, pero se plantó delante de Rajkovic. Y en el mano a mano, el serbio le birló el balón en una gran acción en la que se podría haber jugado el penalti. 

Rajkovic le birla el balón en el mano a mano a En-Nesyri.

Rajkovic le birla el balón en el mano a mano a En-Nesyri. / RCDM

El Sevilla se desesperaba al verse incapaz de marcar gol. Y más todavía tras el tanto anulado a Pedrosa en un disparo que rozó en el codo de En-Nesyri, anulando la acción. Un disparo que iba directo al guardameta, pero que al cambiar la trayectoria se desvió por completo. 

El recital de Rajkovic todavía tuvo otro acto más. Fue en el minuto 59. Un saque de esquina fue rematado por Sergio Ramos, un portento por alto, y el cancerbero bermellón tiró de reflejos para poner fuerte las dos manos y despejar el balón como pudo. 

Rajkovic detiene el remate de cabeza de Sergio Ramos.

Rajkovic detiene el remate de cabeza de Sergio Ramos. / LFP

Un tibio disparo raso de Rakitic en el 78, retenido sin mayores problemas por Rajkovic, fue la última producción ofensiva del Sevilla, que se marchó sin saber cómo no había conseguido marcar en Son Moix, uno de sus estadios fetiche en Primera División

Rajkovic, que se vistió de héroe en el partido, fue felicitado en un primer momento por Pol Lorente, preparador físico del equipo, y después por Antonio Raíllo. Su gran actuación permitió al Mallorca sumar una victoria vital en su lucha por escapar de los puestos de descenso.