Opinión

El futuro de Galarreta en el Real Mallorca: Poco que hacer con el Athletic por en medio

Galarreta, en un partido de esta temporada en el estadio de Son Moix.

Galarreta, en un partido de esta temporada en el estadio de Son Moix. / Manu Mielniezuk

Ricard Cabot

Ricard Cabot

Por mucho que ofrezca el Mallorca, y lo ha hecho, resulta tarea prácticamente imposible retener a un jugador como Ruiz de Galarreta, vasco, cuando quien te viene a buscar es nada menos que el Athletic. El sueño de todo jugador nacido en Euskadi es formar parte de la plantilla del club de San Mamés o de la Real Sociedad y, a punto de cumplir 30 años, parece que al todavía jugador del Mallorca le va a llegar su oportunidad, ganada a pulso.

Poco o nada se le puede reprochar a un Mallorca que ha tenido con el jugador, gravemente lesionado el pasado febrero, un comportamiento exquisito, que ha obtenido como respuesta en el campo una entrega y compromiso encomiable. 

Calidad para jugar en el Athletic tiene de sobra, como demuestra cada jornada en el Mallorca. Solo queda seguir disfrutándolo

El dinero lo es prácticamente todo en este circo que hace ya tiempo se ha convertido el fútbol, pero en el caso que nos ocupa el sentimiento también tiene su importancia. El sueño de Galarreta era y es volver al Athletic, donde ya coincidió con Ernesto Valverde. Calidad para jugar en este equipo tiene de sobra, como demuestra cada jornada en el Mallorca. Solo queda seguir disfrutándolo.