Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

El Mallorca sigue en el parón

El conjunto bermellón, plano y desubicado, cae ante el Getafe con doblete de Mayoral en el regreso de LaLiga tras el Mundial

Pablo Maffeo disputa la pelota en un lance del partido. Kiko Huesca

Incertidumbre resuelta. El parón por el Mundial no ha sentado bien al Real Mallorca. El conjunto bermellón, que al parecer sigue de vacaciones, ha caído frente al Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez (2-0). Dos tantos de Mayoral en la segunda parte, uno con regalo expreso de Antonio Sánchez, propició la derrota de los rojillos en el regreso de los bermellones a la competición regular.

Para suplir las bajas por sanción de Valjent y Galarreta, Aguirre dio entrada a Russo, en el eje de la defensa, y a Battaglia, en el centro del campo. Además del regreso de Maffeo al lateral derecho, recuperado ya de la lesión que sufrió en el partido frente al Espanyol, sobre el verde y dirigiendo el encuentro se encontraba el colegiado Alberola Rojas, quien volvía a arbitrar en LaLiga tras casi ocho meses convaleciente por un grave episodio cardiovascular.

La noticia de este Getafe-Mallorca residía en comprobar el estado en el que ambos equipos retomaban la competición tras el parón por el Mundial, y lo que se constató, al menos durante los primeros minutos, es que ninguno estaba dispuesto a sufrir excesivos peligros.

Ambos contendientes apostaron por un juego plano, con riesgo mínimo en los pases. Los madrileños quisieron tomar la iniciativa, generando superioridades en el centro del campo e intentando sorprender a los rojillos con balones al espacio buscando a Portu, pero necesitaban mover con mayor velocidad la pelota si querían sorprender a un Mallorca seguro en defensa. Fue precisamente el futbolista murciano, al paso por la media hora de partido, el que aderezó con algo de picante el insípido encuentro mediante un centro cerrado a Mayoral que Rajkovic desbarató.

Franco Russo fue titular en el Coliseum Alfonso Pérez. Kiko Huesca

El hermético sistema defensivo de azulones y bermellones propició una auténtica oda al aburrimiento, difícil de gestionar para cualquier amante del fútbol, siendo la única jugada destacable de los primeros 45 minutos, una mano de Damián que el colegiado castellano-manchego señaló como penalti, pero que el VAR anuló por fuera de juego previo de Muriqi. En la primera parte el Mallorca destacó únicamente por su fortaleza defensiva, pero con el arranque del segundo periodo, esta también se fue a pique.

Avisó Aleñá en el 49, con un remate que se marchó alto. Pidió penalti el Getafe un minuto después, tras un forcejeo en el área entre Baba y el centrocampista catalán, y en el 52, Enes Ünal se inventó una asistencia perfecta para habilitar a Boja Mayoral y que este, mediante un disparo raso, batiera sin problemas a Rajkovic (1-0). Bajó los brazos el conjunto bermellón, que a punto estuvo de encajar el segundo en una contra que consiguió arruinar Raíllo metiendo la puntera.

Ni la entrada de Ángel, Nastasic, Antonio Sánchez y Amath, ni el cambio de sistema por el que apostó Aguirre, con defensa de cuatro, consiguió desatascar el entuerto en el que el Mallorca había decidido embarcarse. Plano en ideas ofensivas, sorprendido en la línea defensiva y empujado hacia el abismo por un Antonio Sánchez que tardó nueve minutos en asistir, en propia puerta, a Mayoral para que el de Parla pusiera el 2 a 0 en el luminoso (min. 78).

Solo Ángel Rodríguez pudo recortar distancias, en el único aviso que dieron los bermellones en los 90 minutos de encuentro. El Mallorca seguía de vacaciones por el parón del Mundial y, quedó en evidencia que, en el Coliseum, el equipo no hizo acto de presencia. Pésimo regreso de los bermellones, cuya única nota positiva del encuentro la puso Tino Kadewere, quien por fin debuta en LaLiga con la camiseta rojilla.

Compartir el artículo

stats